jueves 16 de mayo de 2024
Condenado a 9 años de prisión

El agresor de Andrea ya está en el penal

El agresor podrá recibir asistencia psicológica y psiquiátrica

El sujeto que apuñaló más de 40 veces a Andrea Navarro para robarle su celular fue alojado ayer en un pabellón especial del penal de Miraflores, tras ser condenado a 9 años de prisión por “robo doblemente calificado por el uso de arma y por ser perpetrado con escalamiento, en concurso real, con homicidio criminis causa en grado de tentativa, en calidad de autor”.

La causa se resolvió en el Tribunal Penal Juvenil porque cuando el sujeto cometió el salvaje ataque tenía 17 años. Ahora, con 19 años, fue condenado tras un juicio abreviado ya que admitió haber realizado los hechos endilgados.

Derechos

La audiencia que derivó en la sentencia duró más de nueve horas. Declararon Andrea, su hija, tres psicólogas, dos psiquiatras y una trabajadora social. Los testimonios brindados por las profesionales allanaron el camino a la querella y al Ministerio Público Fiscal a que coincidieran al pedir 10 años y cinco meses de prisión efectiva, contrariamente a lo solicitado por la defensa, que pidió ocho años de prisión domiciliaria o en su defecto en el Centro Juvenil Santa Rosa.

Durante los alegatos las partes hicieron hincapié en la tensión generada por las características del caso, porque tanto la damnificada como el imputado -menor de edad al momento del hecho y condenado en función de esta circunstancia-, cuentan con derechos específicos contemplados en tratados internacionales con rango institucional, y legislación nacional y provincial.

Si bien el Ministerio Público Fiscal y la querella coincidieron al pedir 10 años y 5 meses de reclusión en la cárcel de Miraflores, hicieron hincapié en la obligación de proteger el derecho superior de los niños, niñas y adolescentes. Por otro lado pusieron en relieve los derechos inalienaables de la víctima, una mujer que como consecuencia del ataque estuvo al borde de la muerte y quedó con graves secuelas psicológicas, físicas y emocionales que deberán recibir tratamiento farmacológico y terapéutico de por vida.

Además y al igual que su hija, sufrió grave perjuicio económico.

En este contexto, el presidente del Tribunal, Fabricio Gershani Quesada, condenó al agresor, identificado como AAM, a 9 años de prisión efectiva, de cumplimiento inmediato.

El sujeto llegó a juicio con detención domiciliaria.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar