viernes 17 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Trampa piramidal

Eduardo Guerrero dejó a Bacchiani para operar con Rojo

Una exempleada de Callvu lo incriminó como "pocero" y aseguró que su inmobiliaria era "una sucursal" de la financiera. Pidió que sea citado a declarar como imputado. Hubo nuevos allanamientos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de junio de 2022 - 00:13

Mónica Segura (45), exempleada de Cristian Rojo en la financiera Callvu Servicios Financieros y Bursátiles, declaró en indagatoria ante la Justicia Federal y aportó detalles sobre la operatoria relacionada con la captación de inversiones en la que, según informó, “Guerrero Inmobiliaria” era como "una sucursal" de la empresa y Eduardo Guerrero, su propietario, operaba como "pocero".

Guerrero era uno de los más caracterizados miembros del grupo de Edgar Adhemar Bacchiani, pero se desvinculó a mediados del año pasado. Según Segura, pasó a trabajar con Rojo.

En su declaración, la mujer se declaró inocente. Indicó que en enero y febrero de 2022 mermaron las inversiones y que Rojo le dio a conocer su decisión de reestructurar, "porque si no entraban las inversiones, él no podía pagar los intereses. Entonces tenía que reestructurar a 12% en pesos y 8% en dólares. Me explicó que el mercado estaba bajo y que no ganaba igual que antes".

Informó además que "Eduardo Guerrero, de la inmobiliaria, recibía gente, la inversión, todo por ahí. Guerrero llevaba las carpetas de Callvu, contratos, pagarés, todo", afirmó.

Dijo que los contratos salían a nombre de las personas, "no a nombre de Guerrero".

"No sé qué arreglo tenía Guerrero con Rojo, pero desde que yo empecé a trabajar (abril de 2021) ya estaba.No conozco que Rojo haya tenido relación comercial con otra empresa de acá", consignó.

Sostuvo que Guerrero hacía el mismo trámite que otra sucursal de Rojo en San Juan, porque "él llevaba la plata de las inversiones y retiraba plata para pagar a los inversores en su oficina".

Con su declaración puso en evidencia la importancia de esa sede en pleno centro de la ciudad, al indicar que en varias oportunidades le pidió a Rojo que los clientes de Guerrero concurran a las oficinas de Callvu, por calle Esquiú 621, primer piso, oficina B, y que "Guerrero le decía que no, que prefería que los clientes sigan yendo a su oficina porque ya estaban acostumbrados al trato que les daba. La inmobiliaria Guerrero era como una sucursal".

En este contexto, el abogado defensor de Segura solicitó que se cite a declarar a Guerrero como imputado en la causa, además de dos mujeres que habrían oficiado de "poceras", una de ellas con domicilio casa de por medio con la casa de Bacchiani.

Haciendo hincapié en que su labor en Callvu fue solo administrativa, Segura entregó a la Justicia Federal una computadora con un listado completo de clientes que se administraba en la oficina de la calle Esquiú, además de detalles de rentas mensuales abonadas y modelos de contratos.

Aportó igualmente un pendrive con más información y adelantó que en los próximos días hará entrega de un audio y documentación que involucra a Guerrero con Cristian Rojo.

Allanamientos erróneos

Segura le explicó al juez Miguel Contreras por qué los allanamientos efectuados por Gendarmería en el marco de la investigación que lleva adelante dieron resultados negativos.

“El allanamiento que hizo Gendarmería está mal ,porque ésa no era la oficina. Todos los contratos tienen que estar ahí (calle Esquiú 621)”, dijo.

También el allanamiento a su domicilio fue erróneo. Segura le indicó al juez que desde el año pasado no vive en el domicilio que allanó Gendarmería.

Por su parte, el defensor solicitó que de forma urgente se allanen las oficinas de calle Esquiú N° 621, donde estarían todos los documentos relacionados con la actividad de la empresa.

Al cierre de esta edición, se conoció que tras la revelación de la secretaria, Contreras ordenó nuevos allanamientos, que esta vez arrojaron resultados positivos.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA

Te Puede Interesar