sábado 13 de julio de 2024
Hechos ocurridos en Valle Viejo

EC SAPEM manifestó su preocupación por las conexiones irregulares

Desde la empresa aseguraron que por día se registran cerca de 25 conexiones clandestinas.

Días pasados se conoció la noticia de que la localidad de Antapoca, Valle Viejo, se encontraba afectada por cortes de luz debido a conexiones clandestinas en el servicio de energía eléctrica.

En este contexto, Aldo Palavecino, jefe de Relaciones Institucionales de EC SAPEM, se comunicó con Radio Ancasti para explicar acerca de la situación y sobre cómo aborda la empresa la problemática de los fraudes en el sistema eléctrico.

“El robo de energía es una cuestión permanente, no es novedad que haya conexiones clandestinas, es histórico el problema que nos afecta a nosotros como empresa. Es energía que compramos en Buenos Aires, que acá nos roban a nosotros y tiene un daño colateral que lo sufre el resto de los usuarios”, aseguró el representante de la empresa de energía.

Frente a la denuncia de los vecinos afectados en la localidad chacarera, Palavecino comentó que la denuncia se constituyó en base a los problemas que sufrían los pobladores de la zona, pero sobre todo la Escuela Nº30, la cual tenía una bomba de agua que se dañó “por las variaciones de tensión que producen las conexiones clandestinas”.

A causa de estas denuncias se hicieron presentes operarios de la empresa, acompañados por personal de la Policía, con la finalidad de neutralizar las conexiones ilegales.

Pero su presencia fue advertida por los más de 20 vecinos infractores, quienes ante la situación, rodearon a los trabajadores y amenazaron incluso con prenderle fuego a las camionetas en las que se trasladaban los operarios, si procedían a realizar los cortes de energía.

Ante la violencia que se suscitó, tuvieron que llamar refuerzos de la Policía de la provincia para intentar mediar y garantizar una solución al conflicto.

Solución

“Se acordó con esta gente iniciar un proceso de normalización y los emplazamos para que formalicen su relación comercial con la empresa”, indicó.

Asimismo, aclaró que se les solicitará que “adecuen sus instalaciones a la normativa técnica, que es lo que se le exige a todo usuario de buena fe de la empresa, que pongan un pilar, que pongan la caja”.

Tras intervenir la Policía, se propuso una prórroga de 24 horas para regularizar las conexiones, a lo cual Palavecino advirtió que una vez vencido el plazo no hayan formalizado, "se les cortará el servicio”.

Problema histórico

Las conexiones clandestinas, alteraciones del medidor y otros fraudes eléctricos son un “problema histórico”, cuenta Palavecino y sostuvo que “por día entre 20 y 25 irregularidades en el sistema son las que se descubren”.

Además, aseguró que el organismo cuenta con un área específica que atiende esta problemática, “nosotros denominamos el sector de fraude y es la encargada de recorrer todos los días distintos puntos de la ciudad buscando este tipo de conexiones clandestinas o directamente van a determinados puntos que son denunciados anónimamente por otras personas, otros usuarios”.

Con respecto a las causales que llevan a la masificación de esta situación, expuso que “tienden a agravarse cuando se sufre crisis económica como la que vivimos. Hoy ustedes sabrán que esta política del Gobierno Nacional, del presidente Milei, de eliminar los subsidios en las etapas de la generación del transporte y la distribución de la energía, hace que el precio de la energía se encarezca”.

Y afirmó que “esto repercute en la economía de la familia y muchas veces no la pueden pagar y recurren a la conexión clandestina con los riesgos enormes que implican en la vida de las personas que viven dentro de la casa y del que realiza la conexión”. Haciendo referencia al gran número de casos de personas que han fallecido intentando hacer conexiones clandestinas.

Detección

En cuanto a cómo llegan a los fraudes en el servicio eléctrico, informó que desde el organismo realizan la toma de lectura a través de trabajadores que recorren los domicilios de la Capital y el interior, “esa toma de lectura la hacen al cabo de dos meses en toda la provincia”.

Seguidamente, detalló que “nuestra gente realiza visitas a zonas donde es posible encontrar conexiones clandestinas”, a las que llegan muchas veces por denuncias de parte de otros usuarios, “se reciben periódicamente denuncias anónimas, por lo cual invitamos a la gente a que denuncie para nosotros poder ir y eliminar esas conexiones clandestinas”.

Así pues, sobre quienes incurren en estas prácticas, dijo que “es cierto que existe la creencia de que los sectores carenciados son más propensos a realizar esto”, pero que también entre los infractores se encontraron personas de posición “acomodada”. Por lo que sostiene que “este es un problema general” y que se debe a que el robo de energía en Catamarca no es visto como un delito, sino “como una picardía”.

Para concluir, reflexionó sobre que “hoy persiste el mito de que tocando un medidor se puede alterar o bajar la medición del consumo que tiene una vivienda, pero actualmente los equipos son muy sofisticados y hacen prácticamente imposible mermar o hacer funcionar mal a la medición que toma”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar