martes 16 de abril de 2024
Cara y Cruz

"Doble Nelson" hacia el colapso

La caída de la recaudación y la implacable poda en las transferencias nacionales no automáticas...

La caída de la recaudación y la implacable poda en las transferencias nacionales no automáticas ejecutada por el presidente Javier Milei, configuran una “doble Nelson” fiscal sobre las finanzas de las provincias que expone la fragilidad del sistema federal argentino.

La gestión libertaria no necesitó edificar consenso político alguno para colocar a las administraciones provinciales en la cornisa del colapso. Le bastó con el ejercicio unilateral de su voluntad para que el ministro de Economía Luis “Toto” Caputo celebre haber cerrado enero con el sacralizado “déficit 0”, que piensa sostener hasta fin de año.

Caputo aplica una fórmula sencilla: licuación brutal de los ingresos por inflación e interrupción abrupta de los giros al interior por fuera de la coparticipación federal. Estas transferencias no son discrecionales, porque su distribución se sustenta en convenios y leyes. Discrecionales son los Aportes del Tesoro Nacional, no las partidas del Fondo de Compensación del Interior con el que subsidia el transporte o el Fondo de Incentivo Docente, por ejemplo.

El Congreso y los gobernadores no han conseguido reunir la potencia indispensable para neutralizar esta acometida fiscal sin precedentes.

Catamarca recibió en enero un 11% menos en términos reales en concepto de coparticipación y ni un peso de los 1.454 millones de pesos de giros no automáticos que Nación se comprometió a enviar pero pisó por el Fondo de Incentivo Docente, el Programa de Desarrollo de Infraestructura de Saneamiento y Regulación de Ablación e Implantes.

En total, son 7.000 millones de pesos menos, que se proyectan hacia adelante como amenaza.

Dependiendo de la evolución inflacionaria, la Provincia tendría que cubrir un agujero que podría llegar a los 10 mil millones de pesos mensuales. ¿De dónde los va sacar?

De la así menguada torta de los recursos provinciales, se destina un 70% al pago de sueldos y salarios y el 30% restante a gastos de funcionamiento y obras públicas.

Aún sin hacer obras públicas -que incluyen desde los elementales bacheos hasta el mantenimiento de las redes de servicios públicos-, con ese 30% deben cubrirse gastos ineludibles como el combustible para móviles policiales y ambulancias, partidas para comedores escolares, asistencia social y subsidios, entre otras cosas.

La complejidad de la situación demanda abordajes más profundos que las chicanas entre oficialistas y opositores.

El esquema Milei apunta a afianzar un esquema fuertemente centralista, porque consideran a las provincias parásitos de la Nación.

Conviene recordar que entre sus ideas estaba la de terminar con el régimen de coparticipación federal, de la que desistió por las dificultades que implicaba llevarla a la práctica. Por lo visto, no le hace falta en lo inmediato: en el reparto de los recursos fiscales, las asignaciones automáticas a las provincias alcanzarán este año el nivel más bajo desde 2007, con solo un 28% contra el 34 que tenían.

La anulación del fondo para subsidiar el transporte ilustra a la perfección la senda del retroceso federal. Se lo instituyó en 2018 mediante un pacto fiscal que suscribieron todos los gobernadores, en un contexto político muy particular.

Macri había derogado unilateralmente el Fondo Sojero, por el que se coparticipaba el 30% de las retenciones y varios gobernadores habían recurrido a la Suprema Corte para voltear la medida. El fallo del tribunal se anticipaba favorable a las provincias y se superponía a otros dos, inminentes, en el mismo sentido: la devolución del 15% de la coparticipación que Nación retenía para financiar ANSES y el descongelamiento del Fondo del Conurbano Bonaerense. Por eso se cerró el pacto fiscal, en el que provincias y Nación compartían costos financieros y políticos.

Seis años después, el centralismo vuelve por la suya contra las provincias y explora un acuerdo ultraporteño entre La Libertad Avanza y el PRO “halcón” de Mauricio Macri.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se tomo juramento a nuevos funcionarios

Te Puede Interesar