lunes 12 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicio por el crimen de Nora Dalmasso

Declaró otra amiga que defendió a Rohrer

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de marzo de 2022 - 01:00

Paula Fitte de Ruiz (63) abrió ayer una serie de testimoniales muy esperadas en el juicio por el crimen de Nora Dalmasso (51), un proceso que se reactivó ayer y en que el viudo Marcelo Macarrón (62) es el único acusado.

Fitte era del círculo íntimo de Dalmasso, a tal punto que le tocó ser parte de la última cena de Nora y, en consecuencia, de ser una de las últimas personas que vio con vida a la mujer que luego aparecería asesinada en su casa de Villa Golf, Río Cuarto.

El dato de la cancelación de la reserva que la misma Fitte había hecho en el resto bar "Alvear" es un detalle que aún no se esclareció y que la amiga de Nora volvió a traer al debate. A pesar de ese llamado anulando la mesa, a Dalmasso y sus amigas las recibieron y las atendieron.

Nora era "simpática, divina, intensa", detalló Fitte. Al ser consultada por Miguel Rohrer (65), alias "El Francés", uno de los acusados por los hijos de Dalmasso aunque no es investigado, Fitte dijo que es amiga de él. "Quiero que se haga justicia y no se desvíe el foco de atención", expresó ante el Tribunal.

"Miguel no vive ni vivía acá. Cada vez que llegaba a la ciudad de visita Nora y Marcelo (Macarrón) se desvivían por atenderlo". Otro tono y otras palabras utilizó Fitte para referirse a Macarrón: "Que se defienda", selló, tajante.

Macarrón está acusado como instigador del crimen de su esposa, ocurrido el 26 de noviembre de 2006 en la ciudad cordobesa de Río Cuarto.

Esa última cena tuvo esa particularidad de la reserva suspendida.

Las asistentes habían realizado una reserva para cinco amigas en el Resto Bar Alvear, ubicado en calle Alvear 923, de la ciudad de Río Cuarto, pero, cuando Dalmasso llegó al lugar cerca de las 22 (fue la primera en asistir), le informaron que una persona había llamado y había dado de baja la reserva.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Violencia. Sucedió el sábado por la mañana en Nueva Córdoba. 

Te Puede Interesar