jueves 13 de junio de 2024
El dirigente adelantó que hoy habrá una nueva protesta

Con Arévalo al frente, escala la intensidad del paro municipal

El gremio marchó por segunda vez consecutiva y tuvo momentos de tensión con la Policía, que aplicó un operativo “antipiquete”. Arévalo cargó contra Saadi.

En el momento más álgido del conflicto entre el SOEM y el municipio de la Capital, el exsecretario general del SOEM Walter Arévalo se puso al frente de la protesta sindical. El referente encabezó la columna principal de afiliados que marcharon por las calles céntricas y en la oportunidad lanzó fuertes cuestionamientos al intendente Gustavo Saadi. Ratificó que la medida de fuerza continúa y que hoy volverán a marchar.

Ayer se concretó la segunda marcha consecutiva del SOEM en reclamo de mejoras salariales en un paro por tiempo indeterminado que ya lleva 15 días. Desde el primer momento, los ánimos entre los municipales estuvieron caldeados principalmente por la decisión de la Policía provincial de aplicar un protocolo “antipiquete” durante la protesta.

Como ya se informó, el gremio optó por dividir la marcha y establecer “puntos de concentración” en distintos puntos de la ciudad lo que generó un caos vehicular mayor al registrado en anteriores protestas.

La columna principal, comandada por Arévalo y el secretario general del SOEM, Luis Álamo, salió desde la sede del gremio y en la intersección de peatonal Rivadavia y Mate de Luna, tuvo un primer encontronazo con la policía. Sucede que el gremio tenía previsto realizar un corte de calle pero los uniformados se lo impidieron, luego marcharon por Mate de Luna hasta Salta pero una vez más fueron interrumpidos por el operativo policial. Allí hubo un breve entredicho entre Álamo y el encargado del operativo policial, quien les notificó que debían marchar por la vereda y utilizando solamente media calzada. “Si me quieren llevar a la comisaría para poder hablar con el intendente, no tengo problemas”, les dijo Álamo a los uniformados, quienes le plantearon que ellos solo cumplían con la orden de garantizar el libre tránsito.

En la tensa discusión, la columna de Álamo y Arévalo ratificó que iba a marchar ocupando toda la calle pero optó por retornar por Mate de Luna hasta conectar con calle Sarmiento y seguir hasta la plaza principal, donde se iba a encontrar con los otros grupos que venían de distintos puntos como el Paseo General Navarro.

“Sangre de los trabajadores”

Fue en la esquina de Mate de Luna y Sarmiento donde Arévalo tomó la palabra y se descargó contra Saadi y la Policía por el operativo. “Vamos a seguir marchando. Los policías quieren sangre y acá hay sangre de trabajadores”, dijo el dirigente arengando a todos los municipales. “De la misma forma que ellos se manifestaron por un incremento salarial tienen que comprender que acá también hay trabajadores que no llegan a fin de mes. Que vengan a empujar si quieren”, añadió Arévalo con tono desafiante.

Minutos después volvió a tomar el micrófono de un altoparlante y arremetió contra la Municipalidad y contra los medios de comunicación. “Nosotros vamos a seguir marchando a pesar de que quiere instalar que estamos cerrados en una propuesta del sindicato (50% de aumento), cuando ellos no hicieron ninguna y lo único que hicieron fue ofrecer un 3,6%, que es una vergüenza”, dijo. “Espero que ellos (por la Municipalidad) también se aumenten un 3,6% porque para el intendente ese porcentual serían casi 220 mil pesos. No tienen intenciones de solucionar el problema con los trabajadores municipales”, añadió.

Posteriormente y refiriéndose al intendente, afirmó que Saadi “quiere hacer campaña con los salarios de los trabajadores”. En ese sentido, denunció que “de 3.500 trabajadores precarizados lo llevaron a 7 mil”.

“Ellos quieren esclavos que no tengan derechos. Nosotros luchamos para que no existan empleados en negro”, sostuvo.

Retomando sobre el operativo antipiquete, Arévalo cargó contra algunos sectores de la Policía. “Hoy a la Policía la entongan para que cumpla el protocolo. Así como hay agentes que se les va la baba por cagar a palos a los trabajadores, sabemos que hay agentes que entienden nuestra lucha. Nosotros no vamos a entrar en este juego”, aseveró.

“Vamos a seguir peleando hasta lograr lo que corresponde a cada familia, porque no solo peleamos por nosotros, sino por la familia y nuestros padres porque este señor (por el intendente) quiere licuar la jubilación de los municipales dando aumentos en negro y no se lo vamos a permitir. Que Saadi salga a dar la cara y haga una propuesta como el Gobierno de la Provincia”, dijo.

Más adelante, apuntó contra los medios de comunicación. “Es momento de ayudar y poner la cara, que los medios digan lo que quieran y se vayan a la mierda, porque no me interesa qué digan. Vamos a marchar todos los días porque eso está establecido en la Constitución. Si hay un ciudadano disconforme, tiene derecho a protestar”, aseveró.

Volviendo a las críticas a Saadi, el gremialista lo acusó de ser él quien organizó el operativo. “Este protocolo hoy es activado por el intendente, que es un Milei sin pelo y una Patricia Bullrich que no consume alcohol. Es por eso que vamos a seguir marchando y diciéndole a la sociedad, que es quien le paga el salario a los funcionarios para que encuentren soluciones, que le exija al intendente que encuentre una solución al problema que tiene con los municipales”, sostuvo.

“Para esto son las movilizaciones, para que los vecinos exijan, porque son ellos los que lo votaron y le pagan el sueldo para que encuentren una solución”, finalizó.

La columna de Arévalo y Álamo se dividió en dos. Un sector marchó por calle Sarmiento, mientras que el otro siguió por Mate de Luna para marchar por calle Maipú. Todas concluyeron en la plaza 25 de Mayo.

Intermediación de la Policía

Cuando las columnas de municipales coincidieron en la plaza principal volvieron a producirse momentos de tensión entre los manifestantes y la policía, que incrementó la cantidad de oficiales que custodiaban la protesta. En este contexto, Álamo mantuvo un escueto diálogo con el jefe de la Policía, Ulises Córdoba, que buscaba tranquilizar los ánimos y evitar que pase a mayores. Córdoba le comunicó a Álamo que intentará intermediar, ya sea a través de la ministra de Seguridad, Fabiola Segura, o por él para ver si se puede concretar una audiencia entre el gremio y el intendente Saadi.

En diálogo con la prensa, el jefe de Policía ratificó sus dichos de querer intermediar. “Decidí tener una charla con él (Álamo) para saber las intenciones y para ver cómo sigue esto. Nosotros siempre acompañamos desde la seguridad las marchas, y esta vez queremos ver la posibilidad de intermediar con el intendente para ver si se puede conseguir una entrevista para llegar a una solución. Si bien no pasa por mí, intento ser un simple intermediario”, señaló el uniformado.

Más adelante ratificó que la idea era aplicar el protocolo “antipiquete” durante esta protesta para garantizar el libre tránsito por las calles. “Siempre estamos acompañando toda manifestación y siempre tenemos en cuenta que hay que respetar el derecho de las otras personas que no tienen nada que ver con el conflicto. Si ellos (por los referentes del SOEM) hacen un corte permanente, se va a aplicar un protocolo habilitando al menos media calzada garantizando el derecho a la protesta pero también respetando el derecho de los transeúntes”, consideró.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar