domingo 27 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Lo bueno, lo malo y lo feo

Averiguación de actividades ¿A dónde quieren llegar?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Señor Director:

Realmente me sorprende la posición de algunos magistrados en relación con la facultad que tiene la Policía Provincial para demorar un ciudadano en “Averiguación de Actividades”. Por favor, siempre se tratan los temas referidos a las facultades y funciones de la Policía con la premisa de coartar aún más su accionar preventivo.

Disfrazados de Derechos Humanos, siempre se busca beneficiar a los que andan al margen de la ley. Si la normativa de A.A. se aplica como debe ser, controlando debidamente y no ocasionando abusos, los cuales de comprobarse sean severamente sancionados, creo que a nadie debe molestarle.

Si hay fiscales, jueces y funcionarios con distinto criterio, no veo la razón para llevar la discusión al extremo de querer derogar la ley que faculta a la Policía para su trabajo de prevención. Me da la impresión de que los que no comparten lo dispuesto por la ley, no conocen la calle, no viven la realidad, no saben lo que es la verdadera función policial en su actividad de prevención, porque de esta manera siguen facilitando aún más a los delincuentes para llevar a cabo sus delitos actuando libremente, investigando, averiguando, vigilando movimientos y otras tantas medidas buscando la oportunidad para cometer el delito.

En este caso la Policía será mera espectadora de observar sin poder actuar cuando gente conocida del hampa se encuentre o despierte sospechas.

Esta situación no es de ahora; desde hace un tiempo desde el Gobierno nacional se baja línea a las Policías provinciales con normativas tendientes a coartar las facultades que le son propias como fue la Ley de Seguridad Democrática, que desnaturalizó las Instituciones de Seguridad (Policías, Fuerzas Armadas) poniendo en el tapete la famosa palabra que todos usarían oportunidad que se les presenta que es “nuevo paradigma”. De esa manera se desnaturalizaron las Instituciones en su verdadera esencia. Al final lo que les debe preocupar es que la Sociedad ante la ineptitud del Estado comience como ya se está viendo, haga justicia por mano propia.

Si no se sienten capaces, por cobardía o permisividad y no permiten que se trabaje como lo marca la ley, pregonando los “Derechos Humanos”, poco a poco nos están llevando al libertinaje total, cuyas consecuencias es de imaginar y no estaremos en un Estado de Derecho.

En este mundo, en esta sociedad, en estos tiempos, todo cambia día a día y no debemos caer prisioneros de políticas populistas, conformistas, que nos destruyen como sociedad con ideales democráticos, donde mis derechos terminan donde comienzan los del otro.

Espero no morir y poder ver que nuestros legisladores hagan algo por el pueblo, que cambien las leyes, que dejen de exprimir al pueblo con las prebendas y superbeneficios que reciben, adecuando las penas que establece el Código Penal para los delitos muy en boga, especialmente la venta y tráfico de drogas. Pues es increíble que a esta altura se condene a personajes conocidos con lo mínimo que establece el artículo y como nuestra legislación es generosa cumple la mitad de la condena y sigue delinquiendo matando de a poco a nuestra juventud.

La Policía de la Provincia es el brazo armado del Gobierno, no la terminemos de destruir para que nuestra sociedad se sienta segura y podamos vivir en paz.

Mario Raúl Casas

Lic. en Seguridad

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
denuncian a profesor de etica por varios hechos de abuso sexual a alumnas

Te Puede Interesar