miércoles 18 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

Alquileres: solución para nadie

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de marzo de 2022 - 01:15

A un año y medio de la promulgación de la Ley de Alquileres que impulsó el diputado nacional Daniel Lipovetzky (Juntos por el Cambio) y que contó con amplio apoyo del oficialismo y la oposición en el Congreso, los resultados no podrían ser más desalentadores: la oferta de inmuebles en alquiler es bajísima y lo poco que hay tiene precios por encima de los valores generales de la economía. Los propietarios prefieren vender y no alquilar, o bien mantener sus inmuebles bajo llave a la espera de mejores tiempos. Y los inquilinos navegan en la incertidumbre por los precios que deberán pagar en la próxima renovación, si tienen suerte de que los dueños decidan seguir con los contratos.

En otras palabras, lo que la ley pretendía beneficiar lo terminó perjudicando. El propio autor del proyecto lo reconoció y el Gobierno nacional empezó a buscar soluciones, hasta ahora sin éxito. Hace dos semanas, el secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, se reunió con inquilinos, inmobiliarias, desarrolladores urbanos, propietarios y organizaciones civiles para discutir mejores condiciones, tanto para los dueños como para los que alquilan, y avanzar con medidas que al menos atenúen un dilema que lleva años.

“Estamos ante un problema, ya que hay falta de oferta de viviendas y hay incertidumbre para las y los inquilinos sobre el precio de los alquileres”, explicó Feletti. Para el funcionario, el escenario actual se caracteriza por el hecho de que “el propietario reclama legítimamente una renta por su capital invertido, el inquilino no la puede pagar y no hay estabilidad ni previsibilidad en la continuidad del contrato”.

En Catamarca, la situación es igual. El empresario y presidente de la Cámara Inmobiliaria local, Raúl Kotler, señaló a este medio que en este momento “la demanda de viviendas para alquiler ha superado a la oferta”. “Uno de los problemas que estamos teniendo fue la famosa Ley de Alquileres que perjudicó tanto a inquilinos como a propietarios. Esa es una de las razones por la cual la oferta inmobiliaria ha bajado. Hay muchos propietarios que están preocupados y han sacado sus propiedades en alquiler y las han puesto en venta. Ese es uno de los problemas. El otro es la economía en general de nuestro país, donde hay muy poca inversión”, indicó.

Por esa razón, Kotler adelantó que pedirán al Gobierno provincial diseñar en conjunto algún tipo de incentivo a los inversores para que compren propiedades y construyan y las pongan en alquiler. No obstante, subsiste el inconveniente “macro” instaurado por la norma nacional, y es que la renta –medida en dólares- que hoy por hoy otorga un alquiler es una de las más bajas de la historia, de alrededor del 3% mensual. Es decir, aún por debajo de lo que rinde un plazo fijo en pesos tradicional, que de por sí es negativo respecto a la inflación.

Sin meterse de lleno en el tema que forma parte de las discusiones obligadas en las mesas de los catamarqueños, o al menos de los capitalinos, sobre la inversión que fue furor hasta el año pasado, el empresario aludió a la nueva grieta. “Estamos en el medio de una pelea política entre el Gobierno y la renta financiera. Estábamos viviendo una etapa buena en Catamarca, en la que había reactivación en la construcción, gente invirtiendo en dúplex, departamentos y los iban a invertir en alquiler, pero hoy no pueden terminarlos. El Gobierno debería ver en qué puede ayudar”, expresó Kotler.

La controvertida ley, que fue sancionada en su momento con entusiastas discursos acerca de que al fin la política se ocupaba del “drama” de los inquilinos, establece que los contratos de locación se pactan ahora a 3 años –antes eran 2- y que el valor del alquiler se actualizará en forma anual de acuerdo con un índice oficial. En un país que tiene la tercera inflación más alta del mundo, los precios fijos quedan desactualizados de un mes para otro. Y es por eso que los propietarios que decidieron alquilar fijaron valores altos, en algunos casos exorbitantes para la gran mayoría de los inquilinos. Los nuevos alquileres para residencia representan entre un 35 y un 40% de los ingresos de la clase media baja.

Quedará una vez más la lección de siempre: cada vez que el Estado se metió a regular el mercado y los pactos entre privados, desencadenó más problemas que soluciones. n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Edgar Bacchiani. Hoy será llevado al penal

Te Puede Interesar