sábado 1 de octubre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Peculado y fraude

Absuelven a un comisario

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de septiembre de 2022 - 00:10

El caso del comisario Mario Villagrán Ayosa era otro de los que integraban la lista de policías investigados por casos de corrupción. El juicio se llevó a cabo ayer y terminó con el policía absuelto en forma unánime.

Para el 2019, Villagrán Ayosa era jefe de la Sección Edificaciones e Instalaciones Fijas del Departamento Logística de la Policía. En octubre de ese año, un compañero lo denunció por supuestas irregularidades. Una de ellas habría ocurrido en una propiedad del comisario en La Tercena, en donde valiéndose de su cargo, habría llevado a dos policías para que realicen un trabajo de plomería y que les había pagado a cada uno con vales de combustible por el valor de 300 pesos cada uno.

Por este hecho declaró un sargento de apellido Villagra, quien admitió que hizo el trabajo junto a otro compañero de apellido Romero pero que acordaron que el pago sea de una manera curiosa: Villagrán Ayosa iba a faenar un animal y le pidió “que nos haga precio en la carne”, le dijo al tribunal. Negó haber recibido un vale de combustible.

Antes se escuchó en la sala de audiencias el testimonio del comisario Coronel, quien fue el que hizo la denuncia penal contra su par. El hombre relató que tras una auditoría detectaron que faltaban once vales de combustible por un valor de 2600 pesos.

Sin embargo, Coronel denunció solamente por el faltante de dos vales, los que supuestamente les habían sido entregados a los policías que hicieron el trabajo de plomería en la casa del comisario.

“Me dolía creer que un mano derecha haya hecho esta situación. Por eso tomé esa decisión”, expresó.

Posteriormente declararon tres testigos más: un policía de apellido Gutiérrez, un administrativo de apellido Nieva y un herrero de apellido Montes, quien prestaba servicios “en comisión” en Logística de la Policía de la Provincia.

La otra acusación era porque supuestamente le pidió a dos empleados de Logística que le fabricaran un trípode. Esto fue desmentido por los testigos.

En los alegatos, el fiscal Miguel Mauvecín entendió que no había elementos para sostener la acusación. Esto fue recibido por los jueces Jorge Palacios, Marcelo Soria y Patricia Olmi, que resolvieron la absolución.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar