miércoles 19 de junio de 2024
Advierten que el acatamiento a la medida fue dispar

A pesar del paro, la Capital garantizó los servicios básicos

Hasta la fecha, los servicios de recolección de residuos, Salud y Educación se prestaron con normalidad.

Culminó la primera semana del paro por tiempo indeterminado del SOEM con un acatamiento dispar en el municipio. Sucede que, salvo algunas excepciones, la mayoría de los servicios se prestaron con normalidad, como ser la recolección de residuos. También continuó con normalidad la actividad en Sanidad municipal, escuelas municipales, Corralón Municipal, Mercado de Abasto y Juzgado de Faltas. La próxima semana habrá novedades con respecto a si la Intendencia decide avanzar o no con declarar ilegal la medida de fuerza y con descontar los días de paro. Desde la Capital, creen que la medida de fuerza irá perdiendo contundencia con el correr de los días.

El paro del SOEM comenzó el martes luego de que fracasara la primera reunión paritaria entre las partes. El gremio exigió un aumento del 50% y, ante la falta de respuesta del municipio, decidió avanzar con la medida de fuerza.

Durante la semana se produjo un cruce de declaraciones entre el titular del sindicato, Luis Álamo; el secretario de Gobierno, Fernando Monguillot y el propio intendente de la Capital, Gustavo Saadi.

Monguillot había sostenido que el Ejecutivo estaba analizando declarar “ilegal” el paro y descontar los días no trabajados. El funcionario justificó la medida de parte del Municipio al sostener que el gremio declaró el paro “en forma intempestiva” cuando se estaba en medio de una negociación salarial. Además, había denunciado que referentes sindicales habían amenazado a empleados de Sanidad Municipal y del Sistema Educativo Municipal para que se plieguen al paro. También había mencionado que por ordenanza municipal, el sindicato tenía que presentar un plan de contingencia para garantizar los servicios mínimos y que hasta la fecha, no lo había hecho.

El intendente Saadi respaldó los dichos de Monguillot al advertir que no existe en ninguna parte del país “un paro por tiempo indeterminado” y que el pedido del SOEM era imposible de cumplir más cuando la inflación tendía a la baja. “Hay que ser responsables porque no puedo dar un aumento que en un mes y medio no lo pueda pagar”, había dicho. En este marco, consideró el paro como “extorsivo”.

Desde el gremio salieron en respuesta con una movilización por las calles céntricas y con declaraciones del secretario, Luis Álamo. “Acá no hay una puja como dice el secretario de Gobierno y que cortamos el diálogo. Lo queremos hacer en el ámbito legal que es la Dirección de Inspección Laboral, porque charlas de café y encuentros que no llegan a nada, ya no vamos a tener”, había sostenido el sindicalista en diálogo con Multimedios Ancasti.

Al cierre de esta edición, el SOEM seguía firme con la idea de continuar con la medida de fuerza. Mientras que desde la Municipalidad analizaban los pasos a seguir teniendo en cuenta el impacto de la protesta.

Desde el sindicato, afirmaron en reiteradas oportunidades que el paro había tenido un 98% de acatamiento. Sin embargo y según advirtieron desde Capital, la mayoría de los servicios que ofrece la Intendencia se prestaban con normalidad. Entre ellos, estaba el servicio de recolección de residuos, Sanidad Municipal, el Sistema Educativo y el área de Ambiente que no se habían visto resentidos. No obstante, sí reconocían que en Rentas Municipal y en la Dirección de Tránsito la medida de fuerza se había sentido, pero que en el resto de las áreas había sido dispar.

Durante el fin de semana, habrá reuniones en la Municipalidad para analizar la situación y determinar si se avanzará con declarar ilegal el paro y los descuentos.

Cooperativas contra el SOEM

Diferentes cooperativas que prestan servicios al municipio de la Capital expresaron su malestar por la "postura violenta" contra ellos que habrían tomado referentes del SOEM, por no sumarse a las medidas de fuerza que llevan adelante.

Los miembros de las cooperativas denunciaron que son “maltratados e insultados” por miembros del sindicato, quienes les recriminan falta de acompañamiento al paro por tiempo indeterminado. "Pasan en los autos y nos insultan porque nos ven prestando servicios", señalaron.

"Nos parece injusto que se enojen. Nosotros trabajamos cuatro horas por día de lunes a sábados y cobramos $60.000. A veces nos toca trabajar los domingos y no nos quejamos. Nosotros también necesitamos un aumento pero no podemos hacer paro porque perdemos nuestro contrato", expresaron.

Indicaron también que "ellos (por los empleados agremiados al SOEM) están ganando más de $350 mil y hacen paro y hay que rogarles que trabajen”.

“Si no quieren trabajar que les den esos lugares a las cooperativas porque nosotros sí queremos trabajar y necesitamos cobrar más", advirtieron.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar