martes 31 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
tras 24 años, logró meterse entre los cuatro mejores del mundo

Argentina venció a Bélgica y está en semis

Con gol de Gonzalo Higuaín, el seleccionado consiguió un gran triunfo ante un conjunto duro pero que se vio superado en todo momento. Ahora, debe enfrentar a Holanda el próximo miércoles, desde las 17.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
Argentina, en su mejor producción futbolística, venció ayer a Bélgica por 1-0 en el estadio Nacional de Brasilia y regresó a una semifinal de una Copa del Mundo después de 24 años.

El delantero Gonzalo Higuaín, a los 8 minutos del primer tiempo, marcó el tanto que definió el cruce de cuartos de final de Brasil 2014 y en la próxima instancia se medirá, el miércoles a las 17 en San Pablo, con Holanda que eliminó a Costa Rica (Págs. 2 y 3). 

En la lejanía de Italia 1990 quedó la última ocasión en la que Argentina jugó los siete partidos de una Copa del Mundo. 

El seleccionado albiceleste jugó tres veces la instancia que alcanzó ayer y en todas, posteriormente, llegó a la final: Uruguay 1930, México 1986 e Italia `90.

En Argentina 1978, cuando ganó su primer título, el equipo accedió a la definición luego de jugar un segundo grupo clasificatorio.

El equipo de Sabella jugó los mejores 45 minutos en el Mundial, a partir de la solidez en el fondo, donde el ingreso de Martín Demichelis por Federico Fernández fue clave, ya que se complementó a la perfección con Ezequiel Garay, el otro central.

Hubo un buen manejo de la pelota en el mediocampo, con Lucas Biglia y Javier Mascherano; y profundidad en ataque, con un Higuaín inspirado, tras marcar su primer gol en la Copa (lleva 5 en total, porque había marcado 4 en Sudáfrica 2010).

Siempre, con el extraordinario Lionel Messi en la conducción y el apoyo por las bandas de los tándem Pablo Zabaleta-Angel Di María por derecha y José Basanta-Ezequiel Lavezzi por izquierda.

Con esos argumentos, Argentina dominó a un adversario que nunca entendió el partido, más allá de los dibujos tácticos de ambos.

Los tres cambios que realizó Sabella en relación al triunfo sobre Suiza en octavos (1-0, en San Pablo): Basanta por Marcos Rojo (obligado), Demichelis por Fernández y Biglia por Gago (ambos tácticos), le dieron resultado.
El equipo ganó en todo: defendió mejor, manejó mejor la pelota y atacó mejor.

Tal vez el gol de Higuaín (rompió una racha de 309 minutos sin marcar en este Mundial) hizo que el seleccionado ganara en confianza y desarrollara el fútbol -sin ser brillante- que mostró.

Y el tanto nació, a los 7 minutos, a partir de un pase fallido de Di María para Zabaleta, que se desvió, y encontró al "Pipa", quien de primera clavó la pelota junto al palo derecho de un estático Thibaut Courtois.

Higuaín no convertía desde el 14 de agosto de 2013 en la victoria sobre Italia por 2-1, en un amistoso jugado en Roma.

Y el "Olé, olé, olé Pipa, Pipa" bajó desde los cuatro costados del estadio Nacional en retribución al rendimiento del 9 argentino.

Antes y después Argentina manejó el juego y tuvo un par de chances en los pies de Lavezzi (2m.) y Messi (40m.) y algún arranque electrizante de Di María, que a los 32 minutos se retiró lesionado y le dejó su lugar a Enzo Pérez.

En la segunda mitad, el atacante de Nápoli italiano, pudo ampliar la ventaja en dos ocasiones (6m. y 9m.), pero el cruce de Alderweireld y el travesaño, sucesivamente, se lo impidieron.
Argentina pudo haberlo definido en el descuento Messi, autor de 4 de los 7 goles del equipo, pero Courtois le ahogó el grito.


Balanza 



Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Mundial de Clubes Marruecos 2022. Organizado por la FIFA.

Te Puede Interesar