jueves 29 de febrero de 2024
Mundial sub 17

Alemania se consagró campeón en los penales ante Francia

El seleccionado de Alemania se consagró campeón del Mundial de fútbol Sub 17 en Indonesia al superar por penales 4-3 a Francia, tras la igualdad 2-2 en los 90 minutos reglamentarios en la final disputada este sábado en el estadio Manahan, en la ciudad de Surakarta. Para la Argentina, que terminó cuarto en el certamen, quedó un consuelo: Agustín Ruberto fue el Botín de Oro, gracias a sus ocho goles en siete encuentros.

Para los alemanes, el título representa el primero en esta categoría, donde habían sido finalistas solamente en 1985, en la primera edición del torneo, en China. Pasaron 38 años de aquella derrota con Nigeria a esta consagración con suspenso, ya que iban ganando 2-0, se quedaron con 10 por una expulsión y los franceses lograron llegar al empate. Pero en los penales, Alemania consiguió festejar y evitar el segundo título de Francia, campeón en 2001, su anterior arribo al juego decisivo.

Los germanos se pusieron en ventaja en el primer tiempo, a través de un penal ejecutado por Paris Brunner, que esta vez sí pudo celebrar. El delantero había marcado en el inicio del juego, pero su gol fue anulado por estar en posición adelantada.

En cambio, a los 26, Aymen Sadi lo bajó en el área a Bilal Yalcinkaya y, tras la revisión en el monitor junto al campo de juego ante el llamado del VAR, el juez marcó el penal que resolvió, dos minutos después, Brunner definiendo a la derecha del arquero Paul Argney.

En el comienzo de la segunda etapa, los alemanes aumentaron la ventaja en una acción rápida desde la derecha. Max Moerstedt desbordó y lanzó un centro con la intención de encontrar a Brunner, que no llegó a conectar en el primer palo, pero la pelota siguió su curso paralelo a la línea de fondo y, por detrás, Noah Darvich apareció para definir ante un arquero que volvía sobre sus pasos y no logró evitar el gol pese a poner una pierna para impedirlo.

Tres minutos después, a los 7, los franceses llegaron al descuento. En una jugada por la izquierda, Nhoa Sangui, que había ingresado desde el banco, combinó con Saimon Bouabré y el número 8 sacó un disparo cruzado, por lo bajo, que se metió en el segundo palo. Fue el 1-2, el que encendía las alarmas en los germanos y les daba ilusiones a los galos. Sobre todo, luego de la expulsión de Winners Osawe que dejó a Alemania con 10 de cara a los últimos 20 minutos.

A 6 del pitazo final, la búsqueda de la remontada francesa tuvo premio con el empate. Tidiam Gomis ganó en velocidad por la derecha y al llegar al fondo sacó un pase perfecto hacia el medio del área, donde Mathis Amougou apareció en soledad para empujarla al gol ante un desprotegido Konstantin Heide. Así, la definición fue camino a los penales.

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
en un partidazo, hindu vencio a red star

Te Puede Interesar