Poncho

Luciano Pereyra cerró la cuarta noche ante una multitud

sábado, 20 de julio de 2019 · 10:38

Luego de un exitoso cierre de Ponchito el día jueves, la jornada de ayer fue nuevamente para el escenario Jorge "Negro" Herrera, centro del Festival del Poncho, que inició su último fin de semana en esta edición 2019.

Ante la cantidad de artistas programados para esta cuarta luna festivalera los shows comenzaron antes del atardecer. De esta manera, la organización, a cargo de la Secretaría de Estado de Cultura, que dirige la Lic. María Jimena Moreno se aseguró una progresión armónica entre los números artísticos, dándole a cada uno el espacio que merece para entregarse al gran público de familias y amigos que se acercaron al Predio Ferial Catamarca.

La jornada comenzaría, como ya es costumbre, de la mano de la danza. Las voces de los locutores Sabrina Garay, de Pomán, y Darío Lucena, de La Puerta (Ambato), anunciarían la salida del ballet Somos Danza, que inauguró el escenario de una jornada memorable.

Franchesca Segura fue una de las voces femeninas que iban a engalanar, como en cada fecha, el predio con su voz y, esta vez, le toco ser el primer número musical luego de la danza. Inmediatamente siguieron los shows de Diego Ávila, Calu, Ariel Martínez, Leticia Aranda, El Embrujo y el cantor local Alberto Harón. Todos ellos se entregaron a un marco de público que poco a poco iba acomodándose para vivir una noche de música y encuentro.

A la voz del joven Lucas Fuenzalida le siguió el primer grupo regional de la noche, la Delegación Antofagasta de la Sierra, tierra llena de atractivo y misterio que enorgullece a los catamarqueños.

Desde Ambato llegaría Marcos Bulacios y desde Valle viejo otra de las mujeres de la noche; Noe Navarro. Mauro Cejas trajo su música desde Capayán y dio lugar al colorido show de la Delegación Belén (San José). Un telar recreado entre los cuerpos, telas y movimientos de los bailarines despertaron el aplauso de un público simplemente cautivado con la magia belicha.

La programación hizo un parate para homenajear a un querido miembro de la comunidad cultural de Catamarca. El músico Jorge "La Bruja" Reales, recientemente fallecido, fue recordado y homenajeado como su trayectoria y entrega por el arte merecen. Entonces sería el turno para que la Delegación Capayán muestre las costumbres y alegrías de su tierra para dar luego paso al joven talento Agustín Isasmendi.

La cantora actriz y guitarrista Warmi Sosa propuso, como suele hacerlo, un show basado en un concepto claro. Esta vez eligió regalarle al público la Cantata "Cantoral Calchaquí sobre lo divino y lo humano", una obra sobre los mitos de las culturas andinas de nuestra región, cuyo autor en letras es Aníbal Albornoz Ávila. La obra cuenta con músicas originales de compositores como Raúl Carnota, Ramón Navarro hijo, Julio Olivera Chazarreta, Eduardo Negro Sosa, Mario Díaz, Juan Falú, Marcelo Gaibiso y la misma Warmi Sosa.

Con la llegada de Mauricio Cabrera al escenario, y ante un impresionante marco de público que no cesaría de crecer hasta llegar a colmar las instalaciones del Predio Ferial, comenzaría a recorrerse el último tramo de la noche.

Los números de Ballet Arte Nativo, Como Hermanos, Kevin Ahumada, La Yesca, Jomaray y Diego Sierralta comenzaron a calentar un ambiente que fue de menor a mayor de cara al cierre.

La joven Magui Leiva llegó al escenario con su voz sentida y dio paso al show de Los Mellizos, para que luego Emilio Morales pusiera un sello de música y baile bien catamarqueños. El público les devolvió la entrega con su aplauso y los bailarines con sus zapateos y zarandeos.

Era el momento para que Luciano Pereyra se encuentre con el impresionante caudal de seguidores que desde temprano ocupaban su lugar para verlo. El lujanense hizo vibrar al predio de la mano de su última producción, la celebración de 20 años junto a la música que tradujeron en un disco en vivo.

Así se fue la cuarta de las noches festivaleras que, anunció un fin de semana lleno de música en este Poncho 2019.  

Otras Noticias