Botijuela, el pueblo de Antofagasta que tiene solo un habitante

Está en cercanías del Salar de Antofalla. Fue destacado por el blog “CheToba”, que describió la vida de Simón Morales, el único habitante.

INFO-GRAL | 

Walter "CheToba" De Boever es un fotógrafo viajero que es reconocido por su blog (chetoba.com.ar) donde escribe crónicas de viajes y recientemente realizó un recorrido por Catamarca en el que visitó El Shincal (Belén), la Ruta del Telar (por distintos pueblos de Belén) y por último llegó hasta la Puna, en Antofagasta de la Sierra, donde se topó con Botijuela, un paraje donde vive un solo habitante en cercanías del Salar de Antofalla.

De Boever explica en su blog que tras indagar en Google sobre los pueblos pequeños de la Argentina, todos los resultados le señalaban a Quiñinual (una estación ferroviaria que se ubicaba en el Partido de Coronel Suárez, Buenos Aires) como el único pueblo de un habitante. Pero “CheToba” demostró que entre volcanes y el salar más largo del mundo (Salar de Antofalla) estaba Botijuela, un paraje ubicado en esa zona, que también tiene la particularidad de tener un solo habitante.

Éste se llama Simón Morales y, según lo describe De Boever, vive en una casa de materiales que él mismo construyó junto a un geiser (un tipo especial de fuente termal) a más de 4.200 msnm. Simón tiene su casa, varios corrales y vive de la ganadería; cría sus ovejas y llamas que luego intercambia en el pueblo de Antofagasta por otros productos. Este viaje lo realiza a caballo cada 3 meses. Así el viajero señaló que le pareció “asombroso” por la distancia ya que De Boever hizo el mismo trayecto pero a través de una camioneta 4x4. "Me pareció que desde la llegada del turismo ya no hace mucho esta travesía” señaló.

“Simón es un tipo astuto y no tiene pelos en la lengua para despotricar contra la ayuda que 'no llega de las autoridades según reclama', como si Botijuela fuera la capital de la provincia. A pesar de su soledad parece hasta estresado con la visita de los turistas, aunque puedo entender sus reclamos y me parece justo defenderlos” lo describe.

En el blog describe que no hay otra forma de llegar a Botijuela que no sea en 4×4 y con algo de experiencia en la conducción, debido a que el camino es muy empinado y de huella.

Un lugar imponente

Simón se queja porque no respetan su propiedad privada. “Ésta es mi casa, si van a venir acá para ver el geyser y el 'jacuzzi termal más alto del mundo' me tienen que saludar, pedir permiso para estacionarse y tienen que colaborar, yo no cobro entrada pero cuido del lugar, me tienen que comprar alguna piedra o dejar algo a cambio” le cuenta a CheToba.

Este único habitante es todo un personaje y vive en un lugar impresionante con grandes vistas del Salar de Antofalla. “Pienso que si tuviera un helipuerto los famosos del mundo querrían agregar a Botijuela dentro de la lista de lugares más curiosos o remotos para visitar" reflexiona.

“Después de hablar un rato sobre su vida él me pide 'la colaboración' y yo le pido una foto, cosa que al principio se niega porque 'no quiere que lo publique en revistas'. Simón habla rápido, con la boca cerrada y cuesta entender algunas palabras. Como dije antes, es un tipo astuto y sin pelos en la lengua pero se muestra transparente y con justa razón en sus reclamos; a veces nosotros los turistas nos creemos dueños o con derechos especiales sobre los lugares que visitamos" concluye la crónica del blog.

Al momento de la nota las necesidades de Simón iban desde electricidad hasta zapatillas.
En diálogo con El Ancasti, De Boever explicó que días después de que publicó el artículo, la secretaria de Turismo, Natalia Ponferrada, le instaló un panel solar, con lo que le solucionó la falta de energía eléctrica.

NECESIDADES

Simón le contó al blog una serie de necesidades que tenía para que aquellos turistas que lleguen le puedan colaborar:

Calzado Nº 41

Remeras, buzos, camperas, ropa de abrigo talle XL

Alimentos no perecederos

Pilas para linterna, de las grandes

También pide "respeto", que los visitantes suban despacio, en silencio, para que no espanten a los animales y "que saluden"

Días después de publicado el artículo, la Secretaría de Turismo le dio un panel solar.


El fotógrafo viajero describe varios sitios

Encantado con la belleza de Catamarca



En el blog “Chetoba.com.ar”, además de la descripción de Botijuela, se pueden encontrar detalles del recorrido que realizó Walter De Boever por distintos sitios turísticos del interior provincial. Además de encontrar un excelente registro fotográfico también hay historias particulares acerca de cómo llegar a determinados lugares, dónde hospedarse, con quién se puede hablar para conocerlos mejor y hasta números de teléfono o vías de contacto para que cualquier persona pueda hacer un viaje similar.

A este diario le describió que se siente orgulloso de ser de alguna manera un “embajador turístico de Catamarca” ya que se encuentra fascinado con la provincia. Aparte del sitio web mencionado, se puede seguir al blog y las vivencias de Walter a través de sus redes sociales, donde tiene miles de seguidores. La cuenta de Instagram, y de Twitter: @Chetoba. En Facebook se lo encuentra su fan page como “Che Toba - Travel Blogger”, en Youtube “Che Toba - Blogger de Viajes – Videos”. 

Contacto con Simón

Los guías que trabajan desde la Secretaría de Turismo de Antofagasta de la Sierra y visitan Botijuela tienen contacto permanente con Simón. Nuestro guía nos cuenta que si alguien planea visitar el lugar sin guía que avise del plan de viaje, por seguridad y porque es posible que tengan algo para mandarle a Simón, a veces precisa de medicinas también y no tiene cómo ir a buscarlas. (La Secretaría se encuentra en Calle Belgrano S/N y el teléfono es 03835-471001/1002).


 

 

Más Noticias