martes 21 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Documento unánime de la Convención

Radicales, duros contra el Gobierno: "Les conmueve avasallar instituciones"

Afirmaron que el oficialismo no generó clima de confianza. Se pronunciaron a favor de la reforma de la Constitución, pero sin imposiciones.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de abril de 2022 - 18:20

La Convención de la UCR aprobó un documento con duras críticas hacia el Gobierno provincial. Con la presencia de 77 convencionales titulares y 23 suplentes, y por unanimidad, la UCR aprobó un documento en el que afirman que el oficialismo se caracterizó por la imposición y la falta de diálogo. Denunciaron la eliminación de las licitaciones como mecanismo de contratación y el incremento de los cargos políticos, pese a la intención de reducir el Estado.

En otro párrafo se respaldó la decisión que tomó el bloque de diputados de la UCR en el marco de la ratificación de los acuerdos con las empresas mineras que el Gobierno envió a la Legislatura. También se pronunciaron por el respeto de las Cartas Orgánicas que limitan las re- reelecciones. Por último, se pronunciaron a favor de la reforma de la Constitución, pero sin imposiciones y con un núcleo de coincidencias básicas.

El documento expresa lo siguiente:

"El pueblo de la Provincia está sumido, al igual que el resto de nuestra querida Patria, en una profunda crisis no solo económica y social. La inflación descontrolada, la inseguridad, la falta de trabajo y pobreza récord son los denominadores comunes.

La ciudadanía nos dio a los radicales de Catamarca el rol de oposición y en consecuencia actuamos. Estamos para observar y coadyuvar a encontrar las políticas públicas activas que permitan salir de la crisis y construir una sociedad mejor, con inclusión, equidad e igualdad, con menos pobreza, con un desarrollo sustentable.

Por ello, manifestamos nuestra vocación al dialogo para concertar verdaderas políticas de estado sostenibles en el tiempo.

En este contexto es necesario que quienes tienen la responsabilidad de gobernar tengan la misma vocación y propensión al encuentro con respeto a las diferencias, sin puestas de escena, imposiciones de temario ni imposición de aprobaciones legislativas al margen de los reglamentos vigentes.

Lamentablemente en sus dos años de gestión el actual gobierno de la provincia no construyó conductas que generen confianza y credibilidad, sino todo lo contrario.

Todas sus acciones van en la dirección de la acumulación de poder. Le conmueve avasallar instituciones que le permitan disponer de herramientas para más acumulación económica en beneficio de unos pocos en detrimento de toda la sociedad catamarqueña.

Desde el inicio de la gestión el gobierno de la provincia comenzó un camino que degrada la institucionalidad y viola los principios básicos del sistema republicano.

Esto se demuestra con la derogación de la ley del Consejo de la Magistratura, y el aumento del número de miembros de la Corte de Justicia y el procedimiento para la selección de magistrados mediante un mecanismo inconstitucional, a cargo de una Comisión con mayoría afines al Gobierno.

Todo esto, ha derivado en un deterioro de la transparencia e independencia de la justicia que es el resorte institucional que debe garantizar un Estado de derecho con seguridad jurídica, que de certezas y confianza para atraer inversiones y desarrollar la economía como también auxiliar a la sociedad frente a los avasallamientos del gobierno de turno.

Al inicio de la pandemia el Gobernador anunció la reforma del Estado diciendo que el mayor problema era el exceso de empleo público y que por la emergencia económica y sanitaria se prohibía el ingreso de personal. Sin embargo, se observa que el resultado fue que la planta burocrática del Estado aumentó con la creación de nuevos ministerios, cargos políticos y puntos índices.

Asimismo, denunciamos que en materia educativa, se ha iniciado las clases después de dos años de pandemia, y tal como lo refleja el informe del Bloque de Diputados de Juntos por el Cambio hay varias escuelas que no están en condiciones de funcionar a lo que se agrega el deterioro de la carrera docente.

En materia de salud, mientras se anuncian nuevos hospitales, los que funcionan lo hace en condiciones precarias, no solo en lo edilicio sino por la ausencia de profesionales que cubran e insumos que garanticen al acceso a una salud libre y gratuita.

En materia de administración financiera, denunciamos la virtual eliminación de las licitaciones públicas como mecanismo de contratación, que viene derivando de un incremento en la discrecionalidad en las contrataciones del Estado, escasa transparencia que puede resultar un aliciente para la corrupción en la administración de los dineros públicos.

En cuanto a la política minera, merece especial respaldo el comportamiento del bloque de diputados de la UCR respecto de exigir en el ámbito parlamentario las condiciones elementales de transparencia en el tratamiento de acuerdos celebrados entre empresas y el estado provincial. La política minera debe afrontarse con perspectiva de desarrollo local, defendiendo la sustentabilidad ambiental y social y lejos de los negocios de los amigos del poder.

La convención de la UCR se pronuncia con claridad en lo referido a los Municipios sosteniendo que debe cumplirse con los previsto en las Cartas Orgánicas Municipales en relación a los límites a las reelecciones.

Ratificamos nuestro reclamo de preservar las representaciones de las minorías en la totalidad de los municipios de la provincia. La democracia no debe convertirse en la dictadura de la mayoría sino también el contralor de la minoría.

La UCR ratifica su vocación reformista en lo que hace a la Constitución Provincial, siguiendo las políticas consagrada en todas sus plataformas desde el año 1916, en la apertura de las universidades y su cogobierno.

Pero la reforma de la Constitución debe ser acordada con todos los partidos políticos para definir su alcance y un núcleo de coincidencias básicas, que nos permitan señalar claramente el alcance y propósitos, que deben estar consustanciados con las demandas actuales y futuras de los catamarqueños y no como herramienta política para eludir las responsabilidades inmediatas de la gestión de gobierno".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar