jueves 11 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Disputas territoriales

Liderazgos en crisis en el este avivan la interna oficialista

Los intendentes oficialistas Elpidio Guaraz, Ariel Ojeda, Franco Carletta y Luis Polti enfrentan distintas circunstancias políticas que complican las reelecciones

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
11 de julio de 2022 - 00:10

INFORME DE ALEJANDRA SARAVIA - El Gobierno no lo confirma, pero tampoco se descarta que las elecciones provinciales sean en marzo y todavía está en debate si habrá PASO, por lo que los tiempos políticos se acortan. Es por eso que algunos hechos notables arrancaron en los municipios del este provincial, donde están en jaque los liderazgos oficialistas. En ese marco, surgen distintas estrategias para pelear el poder territorial en lugares en los que el recambio político no es ágil por la fuerte dependencia de la comunidad de las Municipalidades.

El paradigma a seguir es la experiencia del año pasado en el municipio de Los Altos, donde el exsenador Raúl Barot armó el partido “Unidos por Santa Rosa”, conformado por dirigentes del peronismo, militantes radicales que estaban olvidados por el partido y otros que coincidían en que era el momento de dar por finalizada la gestión del exintendente Rafael Olveira, quien había cumplido 12 años frente al municipio y aspiraba a uno más. Barot ganó la intendencia y el paradigma quiere extenderse en el este.

A pocos kilómetros, en el municipio de Santa Rosa se intenta jugar una experiencia similar. El intendente Elpidio Guaraz lleva 15 años frente al municipio y en 2023 cumplirá 16 años como intendente. Asumió en 2007, en el marco de la alianza del FCS-FV que llevó a Eduardo Brizuela del Moral y a Lucía Corpacci a la gobernación de la provincia. Antes ya había sido concejal como integrante de la famosa “pata peronista” del FCS. Fue electo intendente en 2011, en 2015 y en 2019, con el aval del peronismo en Casa de Gobierno.

Graves acusaciones pesan sobre el jefe comunal por abuso sexual, acoso sexual y acoso laboral. Quedó imputado por abuso de autoridad, pero tiene otros procesos abiertos.

Además de las denuncias por el ataque a mujeres, pesan en su contra varias denuncias por corrupción acumuladas en la Justicia y que llegarían a 25: usurpación de terrenos privados, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, retención indebida de haberes de un exempleado, cobro de peajes en la ruta nacional Nº 64, retención de aportes jubilatorios, entre otras.

Su continuidad está en problemas y es por eso que en el último tiempo optó por el silencio. Dos concejales que pertenecen al esquema del Frente de Todos, Federico Mercado y Fabián Lezana, inscribieron el partido “Podemos Santa Rosa” con la intención de enfrentar a Guaraz si desde Casa de Gobierno deciden bendecirlo por un quinto período.

En Santa Rosa también se elige senador departamental y esto agrega otro condimento a la disputa interna. En reemplazo de Barot asumió Gabriela Ybáñez, que era su suplente en la Cámara alta. La mujer es oriunda del municipio de Santa Rosa (Bañado de Ovanta). Por una histórica tradición departamental, el o la candidata titular debería ser del municipio de Santa Rosa, pero el panorama no está claro porque Barot no finalizó su mandato y pelearía por esa representación. Además, tampoco está definido si el jefe comunal volverá a jugar con su propia herramienta electoral y en ese caso sería en un esquema de unidad con los concejales antiGuaraz o si lo hará en el marco del Frente de Todos.

2-3.png
Ariel Ojeda, El Alto. 

Ariel Ojeda, El Alto.

El Alto

En el departamento El Alto también hay signos visibles de la disputa oficialista. Se trata de un terreno político de largos mandatos y en el que las renovaciones tardan en llegar. En las próximas elecciones estarán en juego las intendencias de El Alto y la de Tapso. Un grupo de militantes del Frente de Todos del departamento El Alto, cercanos al diputado Guillermo Marenco (FdT) inició el trámite para el reconocimiento del partido político municipal “Corriente Renovadora del Este”, como agrupación política que tendrá jurisdicción en ese departamento.

Los dirigentes decidieron inscribir una herramienta electoral en caso de que se promueva una nueva reelección para el intendente Ariel Ojeda, que lleva ya tres períodos frente a la intendencia de El Alto e iría por el cuarto. Llegó al municipio en 2011, con el impulso de Lucía Corpacci y en ese momento Ojeda terminó con el exintendente Moisés Bulacios, un dirigente peronista que en aquel momento estaba encolumnado en Nuevo Espacio Ciudadano, partido del dirigente radical Renato Gigantino.

En la actualidad, Marenco, encolumnado en la Renovación Peronista que responde al gobernador Raúl Jalil, no tiene diálogo con los hermanos Ojeda y existe una disputa de larga data, pero nunca se había animado a romper dentro del oficialismo.

Además, Augusto Ojeda, hermano del intendente, fue reelecto el año pasado y tiene mandato hasta 2025 como senador. Cumple también con su tercer mandato como representante del departamento.

Los Ojeda avanzaron hacia la otra intendencia departamental, la de Tapso, ya que el actual intendente, Mario Sosa, pertenece a ese esquema político de los Ojeda y buscaría su reelección. En este caso, Sosa terminó con una larga gestión de Jorge Coronel frente al municipio que fue intendente desde 2003 y hasta 2019, 15 años. Iba por su quinto mandato cuando perdió la elección.

Los hermanos están encolumnados detrás de la figura de la senadora nacional Lucía Corpacci, aunque Ariel Ojeda estuvo en el grupo de intendentes del Frente de Todos que se pronunciaron por la reelección de Raúl Jalil.

2-1.jpg
Elpidio Guaraz, Santa Rosa. 

Elpidio Guaraz, Santa Rosa.

En Icaño

“Los Carletta” en Icaño forman parte de otro esquema de poder oficialista que está en jaque en el este. El actual senador Pío Carletta (FdT) llegó al municipio en 2011 para terminar con una larga tradición radical que tuvo a Pablo Doro y Olga Santilán de Doro como intendentes en esa comuna. Cuando cambia el signo político en Icaño, los Doro habían cumplido más de 12 años frente al municipio.

Pío Carleta fue electo como intendente en 2011, 2015 y 2019. El año pasado, cuando transitaba su tercer período se presentó como candidato a senador por el departamento La Paz, ganó y asumió en la Cámara alta. El esquema de poder quedó garantizado en Icaño porque su hijo Franco Carletta fue candidato a concejal, se convirtió en presidente del Concejo Deliberante y reemplazó a su padre en la intendencia.

Franco Carletta tiene varias denuncias en su contra por violencia de género y está imputado por golpear a su hija. Además, fue cuestionado en reiteradas oportunidades por Ivana Ferreyra, la docente que fue electa como concejal en el marco de las PASO del Frente de Todos, pero que le impidieron asumir en el cuerpo legislativo.

Ferreyra espera un dictamen de la Corte de Justicia que resuelva el planteo por la banca y mientras tanto ejerce oposición, desde fuera del Concejo Deliberante. Precisamente, fue la primera que impugnó la propuesta del Poder Ejecutivo para designar a Ana Belén Montoya, actual pareja del intendente, en el Juzgado de Paz de Icaño.

El poder territorial oficialista en el este se completa con el intendente de Recreo, Luis Polti que cumple con su primer período, luego de derrotar al radical Roberto Herrera. Su gestión también estuvo signada por varios escándalos, tal como el enfrentamiento con los empleados municipales cesanteados que le ganaron en la instancia judicial.

Desde Casa de Gobierno miran con atención el panorama en el este, donde se agita la interna y ya no descartan que quienes actualmente detentan el poder deban medirse en las urnas.

2-5.jpg
Guillermo Ferreyra, Fray Mamerto Esquiú. 

Guillermo Ferreyra, Fray Mamerto Esquiú.

El caso de FME

El intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, también se enfrenta a una fuerte dispersión oficialista en ese municipio. En este caso, por la Carta Orgánica, Ferreyra no podría ser reelecto, pero anunció que buscaría un tercer período si la Justicia lo habilita.

Por ahora, el intendente está en sintonía con el senador departamental Oscar Vera, pero el resto de los sectores del peronismo comenzaron a agruparse para enfrentarlo. Según se informó, en el sector hay referentes del Frente de Todos, del Frente Renovador y partidos y agrupaciones departamentales.

Además, la concejal Verónica Segura, que respondía al esquema de Ferreyra en el Concejo Deliberante, inscribió también un partido municipal.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Concejal. aldo cancino. 

Te Puede Interesar