viernes 14 de junio de 2024
Por las denuncias del gobierno contra organizaciones sociales

La Iglesia reclamó celeridad en la entrega de alimentos acopiados

El presidente del Episcopado Argentino pidió sensibilidad frente a la emergencia alimentaria.

La Iglesia expresó preocupación por la demora en el reparto de alimentos que realiza el Estado. Lo hizo a través de Monseñor Oscar Ojea, presidente del Episcopado Argentino, quien señaló “la existencia de dos depósitos de alimentos que tienen cinco millones de kilos de alimentos guardados”. En ese marco, le reclamó a los funcionarios nacionales que impriman celeridad en esa gestión, dado que de ella depende el alimento de seres humanos.

El obispo de San Isidro aseguró: “No entro en las razones por las que están guardados, pero pienso que en un tiempo de emergencia alimentaria esto debe llamarnos a la reflexión” y agregó que “rápidamente tienen que ser entregados, esta sensibilidad frente al pan que yo tengo y puede faltar en otras mesas va contra todo lo que significa, por ejemplo, cuando tiramos comida”.

El reclamo se da en medio de las presentaciones judiciales que realizó el Gobierno contra las organizaciones que administran la mercadería que reparte el Estado. El Ministerio conducido por Sandra Pettovello presentó ante la Justicia las certificaciones de los 1.607 comedores y merenderos que la cartera “no pudo certificar” porque ya no funcionaban más, ya sea porque nunca existieron o por haber brindado direcciones falsas. Representan el 47,5% de los 3.385 establecimientos que se relevaron entre el 7 de febrero y el 17 de mayo.

En ese marco, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina difundió un mensaje en el que remarca la preocupación de la institución que representa por esa situación y brindó una reflexión coloquial para graficarlo: “Mi abuela materna me decía que cuando tirara un poquito de pan, lo besara y pensara que ese pan que yo pude comer y que no voy a comer, hay otro que realmente lo necesita”.

“Esto es lo que realmente nos preocupa, que se vaya perdiendo esta sensibilidad frente a un derecho que es primario, como es el derecho al alimento”, enfatizó.

De acuerdo a las presentaciones que realizó el Ejecutivo nacional en la Justicia, los denominados “comedores fantasma” pertenecen a organizaciones sociales y piqueteras como el Polo Obrero, el Frente de Organizaciones en Lucha, Libres del Sur, la Corriente Clasista y Combativa, el Movimiento de Trabajadores Excluidos, el Frente Popular Darío Santillán, el Movimiento Evita y Barrios de Pie.

La verificación de la cartera de Pettovello indica que sí se acreditaron 1.766 comedores. En total, esos comedores y merenderos asisten a 240.370 personas.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar