viernes 17 de mayo de 2024
A través de un comunicado

La Iglesia Católica criticó la política social del Gobierno de Javier Milei

En un documento difundido al concluir la asamblea plenaria anual de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), los obispos sostuvieron que "desde hace décadas" se viven "tiempos difíciles" en Argentina.

Los obispos de la Iglesia Católica advirtieron este viernes por la "creciente vulnerabilidad" social en la Argentina y denunciaron situaciones que "atentan" contra la dignidad humana, como el avance del narcotráfico, la pobreza y la "discontinuidad" de ciertas políticas públicas.

En un documento difundido al concluir la asamblea plenaria anual de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), los obispos sostuvieron que "desde hace décadas" se viven "tiempos difíciles" en Argentina y que actualmente "hay muchas situaciones que atentan contra la dignidad infinita de la persona humana".

Entre estas situaciones, en el texto incluyeron el avance de la "pandemia silenciosa" del narcotráfico, que "utiliza a los pobres como material de descarte, que promueve el sicariato, que seduce con dinero manchado de sangre a miembros del ámbito político, de la Justicia y del mundo empresarial".

En un escenario de severa crisis económica y crecimiento de la pobreza, los obispos también denunciaron que a muchos adultos mayores "se les presenta el drama de elegir entre comer o comprar los medicamentos porque la jubilación no alcanza".

Por su parte, apuntaron que hay comedores comunitarios que cierran por falta de asistencia "y muchos vecinos se quedan sin la posibilidad de esa comida en el día".

"Se ataca la vida inocente que no ha nacido, y, a la vez, la igualmente sagrada vida de millones de niños y niñas ya nacidos que se debaten entre la miseria y la marginación", afirma el documento que publicaron.

En medio del severo ajuste fiscal que aplica el Gobierno de Javier Milei, con drásticos recortes de gastos del Estado, los obispos cuestionaron "la discontinuidad de políticas públicas de integración de barrios populares, logradas con el consenso de gobiernos de distintos signos políticos y representantes legislativos".

También denunciaron que hay "familias despojadas de su tierra natal en beneficio de intereses económicos" y personas que "pierden su trabajo, que sienten que su vida está de sobra, y que no pueden poner el hombro en la construcción de la patria".

"Son tiempos complejos, por momentos contradictorios, en los que conviven una esperanza y paciencia honda de nuestro pueblo, que habla de su grandeza de corazón, con una incertidumbre y una creciente vulnerabilidad de las personas", aseveró el Episcopado.

En este contexto, los obispos cuestionaron "la actitud de quienes tienen las manos en los bolsillos y no se dejan conmover por la pobreza, y los que tienen las manos manchadas por la complicidad".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar