sábado 25 de mayo de 2024
Protesta

"En Catamarca no hay comedores fantasmas"

Ayer se realizó una movilización en Catamarca. “La Pettovello, ministra de Capital ‘Inhumano’ es una mentirosa que falsifica todo para poder justificar el ajuste”.

El Gobierno nacional restringió la ayuda a los comedores y merenderos, amén a que a fines del 2023 se realizó el relevamiento con el compromiso de no quitar la ayuda social en el marco del ajuste. Ayer se realizó una movilización de distintas agrupaciones sociales y vecinales, que también tuvo eco en Catamarca. Alejandra Figueroa, del MST, aseguró que en la provincia no existen falsos merenderos.

En una entrevista con el programa Mañana Central de Radio Ancasti (lunes a viernes de 7 a 10 horas) la dirigente indicó que la marcha de ayer fue tanto para el gobierno de Javier Milei como para el de Raúl Jalil, “porque se ha hecho un recorte total de la entrega de alimentos a los comedores y merenderos”.

“Esto es un ataque directo a la clase más humilde”, denunció. “Son familias donde los chicos salen de la escuela y no tienen dónde ir a recibir un plato de comida o una tasa de mate cocido”, por la falta de recursos.

Para Figueroa, La Libertad Avanza justifica el recorte con falta de datos reales e insensibilidad. “Este gobierno dice que supuestamente hay comedores y merenderos fantasmas. Seamos sinceros, si eso estuviese ocurriendo, ellos mismos se encargarían de demostrarlo. Pero no lo hacen porque es total mentira”, expresó.

“‘La Pettovello’, ministra de Capital ‘Inhumano’ es una mentirosa que falsifica todo para poder justificar el ajuste. En diciembre les pidieron la documentación correspondiente para que los merenderos y comedores puedan funcionar. Si están haciendo los relevamientos, ¿por qué directamente les recortaron a todos por igual? Es una mentira lo que están haciendo”, señaló.

En esa línea, la dirigente marcó que el funcionamiento de un comedor “es imposible sin el Estado”. “Son sostenidos por organizaciones sociales o vecinos de barrios muy humildes que lamentablemente no tenemos la manera de costear un merendero o un comedor”.

Dijo que en el merendero en el que interviene se duplicó el número de asistentes, entre niños y adultos mayores, “de 70 a más de 150 personas a las que lamentablemente les tenés que decir que no los podés recibir porque no tenés para darles”, concluyó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar