sábado 25 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En algunos casos se reintegrarán de la Coparticipación

El Gobierno repartió más de 70 millones de pesos a municipios

La mayoría fue destinada a cubrir "desequilibrios financieros" de los intendentes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de mayo de 2022 - 00:05

El Gobierno de la Provincia repartió en apenas un día casi $71 millones de pesos entre nueve municipios, y el 80% de esos recursos fueron para cubrir desequilibrios financieros de los intendentes, compromisos salariales o el pago de becados. La información se conoció esta semana en el Boletín Oficial, apenas días después del encuentro que mantuvieron los intendentes con el gobernador Raúl Jalil, ante quien se declararon en crisis para el pago de los aguinaldos en junio próximo.

El auxilio financiero benefició esta vez a Belén, Icaño, Londres, Los Altos, Paclín, Pomán, Recreo, San José y Saujil, mediante diez decretos firmados el 2 de mayo por el Ministerio de Gobierno por una cifra total de $70.868.489,33. Algunos son de carácter no reintegrable, otros son adelantos de coparticipación y en otros casos son mixtos.

A la Municipalidad de Belén, la única conducida por un intendente radical de este lote, se la auxilió con $10 millones con carácter reintegrable en diez cuotas iguales de un millón de pesos, cuya devolución se garantizará con descuentos en los depósitos de la segunda cuota de la coparticipación de cada mes a partir de junio próximo. Con estos recursos se cubrirán "desequilibrios debido al pago de haberes a empleados de planta permanente, contratados y becados, más el pago a proveedores".

A Icaño le correspondieron $4.000.000, la mitad con carácter no reintegrable y la otra mitad a devolver en cuatro cuotas iguales de $500.000 con descuentos en la coparticipación. También se destinaron a afrontar desequilibrios financieros "a los fines de solventar el pago del salario en tiempo y forma del personal".

Londres también recibió $10 millones. La mitad de carácter reintegrable a devolverse en cinco cuotas iguales de un millón de pesos a descontar de la coparticipación, con el objetivo de cubrir "erogaciones que aseguren el normal funcionamiento" de la comuna. La otra mitad, de carácter no reintegrable, fue para "desequilibrios financieros graves que atraviesa el municipio", según reza el decreto.

La Municipalidad de Los Altos también fue beneficiada con $10.000.000, mitad reintegrable y mitad no reintegrable. En este municipio en particular se trata del cuarto aporte para cubrir desequilibrios financieros, en una comuna que se declaró en "emergencia económico-financiera" tras el cambio de mando entre Raúl Barot y el exintendente Rafael Olveira. Sumado a los otros tres aportes, con éste se totalizan $55.500.000 para el salvataje de las arcas de Los Altos.

Paclín se benefició con $9.000.000 mediante dos decretos. El primero, por $4 millones, fue para garantizar el pago de sueldos tras el anuncio de aumento que se dio en ese municipio, y de este total la mitad se devolverá con la coparticipación. El segundo aporte, de $5 millones, se destinó a "desequilibrios financieros", sin muchos más detalles, y es de carácter no reintegrable.

Pomán recibió de carácter no reintegrable la suma de $14.868.489,33, en este caso para el pago de un certificado de obra de la construcción del nuevo Hospital de Pomán, tal como se había acordado con el Ejecutivo provincial.

En el caso de la Municipalidad de Recreo se destinaron $6 millones en concepto de aporte extraordinario reintegrable en seis cuotas iguales, que se deberán destinar al pago de 732 (setecientos treinta y dos) beneficiarios de planes de empleo municipales "que prestan servicio en toda la jurisdicción".

Por último, la Municipalidad de Saujil recibió $4.000.000 a devolver en cuatro cuotas iguales y la Municipalidad de San José recibió otros $3.000.000, en este caso no reintegrables, ambos en concepto de aporte extraordinario para cubrir "desequilibrios financieros".

La semana pasada, 27 intendentes se reunieron en la Comisión de Participación y se declararon insolventes para el pago de aguinaldos: acordaron un pedido conjunto de asistencia al Gobierno provincial, al que también le pidieron acompañamiento para alcanzar el mínimo vital y móvil, más compra de maquinaria, entre otras necesidades. Jalil comprometió la ayuda.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Crece la impaciencia en el campo por la escasez de gasoil.

Te Puede Interesar