sábado 13 de abril de 2024
Es el dueño de La Derecha Diario

Cerebro digital de Milei es investigado por golpismo en Brasil

Fernando Cerimedo, que trabajó estrechamente con Bolsonaro, es uno de los involucrados en el intento de golpe contra Lula.

Fernando Cerimedo, uno de los más reconocidos integrantes del ejército de trolls de Javier MIlei, figura en una investigación de la Justicia de Brasil por el intento de golpe de Estado que llevó adelante el ex presidente Jair Bolsonaro contra Lula da Silva aún antes de que asumiera su actual mandato. Cerimedo, dueño de La Derecha Diario y de otros medios que son usinas inagotables de fake news y operaciones, aparece mencionado como miembro de "una organización criminal" que generaba desinformación y noticias falsas para desacreditar al sistema electoral y fomentar un levantamiento de las Fuerzas Armadas y la Policía que evitara el triunfo electoral de Lula y, luego, su asunción.

Los investigadores dedican un capítulo clave a las maniobras del operador argentino para manipular la opinión pública a través de noticias falsas y todo orquestado y coordinado con sectores militares dispuestos a atentar contra el orden democrático en Brasil.

La Suprema Corte de Brasil investiga la actuación de una organización criminal que participó en el "intento de golpe de Estado y abolición del Estado Democrático de Derecho" por el que ya hay cuatro detenidos y decenas de investigados. Se trata de una causa gravísima, por la que el ex presidente Bolsonaro ya tuvo que entregar el pasaporte y no puede salir del país. En la Justicia hablan de codenas de hasta 30 años, si se confirman las acusaciones.

Cerimedo aparece mencionado como integrante del "Núcleo de Desinformación y Ataques al Sistema Electoral" junto a Barbosa Cid, el ministro de Justicia bolsonarista Anderson Torres, el empresario de tecnología Eder Lindsay Magalhaes, el teniente coronel Sérgio Ricardo Cavaliere de Medeiros y el asesor de Bolsonaro Tércio Amaud Tomaz, entre otros.

La Oficina del Odio era un gabinete paralelo que funcionaba al lado del despacho presidencial en Brasilia y estaba comandado por Carlos Bolsonaro. El hijo de Bolsonaro en los papeles es concejal de Río de Janeiro pero en los hechos manejaba esa maquinaria que distribuía noticias falsas en las redes sociales y WhatsApp, que instaló la idea del fraude ante el triunfo de Lula. Cerimedo es investigado como una pieza clave de esas milicias digitales.

En el reparto de tareas familiares, los hijo de Bolsonaro tienen roles bien claros: Carlos en el jefe de la manipulación de la información, Flavio se ocupa de la estructura económica y la relación con las milicias de Río de Janeiro y Eduardo maneja la agenda internacional con la ultraderecha global.

De hecho, Eduardo Bolsonaro visitó la Argentina duranta la pasada campaña electoral para apoyar a Milei. El vínculo es tan cercano, que en la ceremonia de asunción, Milei le dio al ex presidente de brasil un lugar destacado entre los presidentes en ejercicio, en el palco que armó en las escalinatas del Congreso.

Además de su prontuario político, el operador cercano a Milei tiene otros antecedentes. Hace unos años fue condenado en la Justicia penal por estafa y defraudación por haberle vendido a dos personas un mismo departamento en Mar del Plata.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Conferencia de prensa. El secretario de Cultos de la Nación, Francisco Sánchez, junto a diputados del LLA.

Te Puede Interesar