DETERMINARÁN CRITERIOS EPIDEMIOLÓGICOS A TENER EN CUENTA

Gobierno analiza con intendentes pautas fijas sobre cambios de fase

La intención es llevar claridad a todos los sectores y apelar a la "convivencia social y responsable".
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 01:09

El gobernador Raúl Jalil mantuvo una reunión virtual con todo el gabinete de gobierno y los intendentes para evaluar la situación sanitaria de la provincia y avanzar con la implementación de parámetros fijos para la nueva etapa de "convivencia social y ciudadana responsable". La intención es adoptar pautas que sean claras ante toda la sociedad respecto de los cambios de fase y los retrocesos al aislamiento obligatorio.

Jalil explicó a los intendentes que el objetivo es "acordar parámetros de decisión que queden fijos para decidir en el avance o retroceso de etapas" de acuerdo con criterios objetivos sobre la evolución de brotes de COVID-19 y la potencial sobrecarga del sistema sanitario.

El Gobierno explicó que esto implica que desde el Ministerio de Salud se propondrán parámetros que serán puestos a consideración de los referentes de salud pública y privada en una reunión convocada por el gobernador Jalil para el próximo lunes. Si bien el mandatario estará en la sede del Poder Ejecutivo, la cita se realizará en videoconferencia con todos los participantes por prevención sanitaria.

Según pudo conocer El Ancasti, una de las propuestas que se analizará es que si el Hospital Monovalente Carlos Malbrán alcanza el 50% de su capacidad se retroceda de etapa, y ya no distinguir entre "fases" sino etapas: Distanciamiento Social, con medidas de bioseguridad y prácticamente sin restricciones; o Aislamiento Social, total y estricto, salvo con actividades esenciales. Otros indicadores podrían ser el número de casos agudos sostenidos diarios, el porcentaje de camas ocupadas de Terapia Intensiva e Intermedia ocupadas en el sector público y privado en general, el intervalo de días para multiplicar los casos, o el porcentaje del personal de salud enfermo. Sin embargo, todas estas propuestas aún están en estudio.

El gobernador Jalil detalló además que uno de los objetivos será bajar al mínimo indispensable la cantidad de personas que cumplen funciones en forma presencial en la Administración Pública, tanto provincial como municipal. El objetivo de esta medida es profundizar el modelo de trabajo con modalidad no presencial en la mayoría de los casos posibles para disminuir las probabilidades de generar focos de contagio de coronavirus.

Por su parte, los intendentes presentes explicaron que se buscará trabajar con "criterios unificados" para la toma decisiones en materia de avances o retrocesos de etapas, tomando como referencia el trabajo articulado con los equipos técnicos del Ministerio de Salud de la Provincia.

Otra de las pautas que propone el Gobierno es remarcar que será vital el papel de la sociedad en su conjunto para determinar qué tipo de actividades estarán habilitadas.

El viernes por la noche, en el reporte especial del COE, el ministro de Seguridad, Gustavo Aguirre, transmitió a la sociedad que "vamos a tomar todas las decisiones que sean necesarias para garantizar el cumplimiento de las conductas adecuadas a esta realidad que estamos viviendo".

Lo dijo en alusión a los dichos de su par de Salud, Claudia Palladino, quien pidió a la población no descuidar las medidas sanitarias en las actividades permitidas y especialmente no realizar ninguna de las actividades prohibidas.

La semana pasada, el COE informó también que cada COE regional quedó facultado a decidir qué actividades se habilitan en cada departamento en base a su situación epidemiológica, y allí fue que Aguirre destacó que "Catamarca es una de las provincias que tuvo la mayor cantidad de actividades habilitadas durante la mayor cantidad de tiempo en todo el país, y eso es fruto del esfuerzo de todos".

Sobre los bares

Por otra parte, el Gobierno de la Provincia y la Municipalidad de la Capital avanzan en conversaciones respecto del pedido que realizaron los propietarios y trabajadores del sector gastronómico para que se los autorice a extender el horario de atención al público. Si bien recién el lunes se definiría, trascendió que bares y restaurantes podrán trabajar hasta las 23.
De concretarse, se cubriría el "servicio de cena", ya que actualmente solo están habilitados a abrir hasta las 21, aunque las pretensiones del sector eran que se les permita el ingreso de gente hasta las 23 pero la permanencia hasta la 1 de la madrugada.
El intendente Gustavo Saadi explicó el viernes que si bien "siempre vamos a priorizar la situación sanitaria", era entendible el enojo y el hartazgo que tienen los gastronómicos y se comprometió a buscar una solución, al tiempo que adelantó que planean "intervenir el espacio público" para que los bares y locales gastronómicos puedan tener mesas al aire libre.
"Primero apuntamos a los locales que no tienen patios, para que las personas puedan salir con más tranquilidad", indicó.

Otras Noticias