escándalo que involucra al ministerio de desarrollo social

Empresario rechazó denuncias por corrupción y sobreprecios

Asegura que hubo una "mala interpretación" de una orden de compra. Aseguró que el Estado "paga mal".
jueves, 9 de abril de 2020 · 01:05

BUENOS AIRES- Luego del escándalo desatado por la compra de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social, con precios superiores a los valores testigo acordados, uno de los empresarios que vendió los productos rechazó las denuncias por corrupción y sobreprecios. 

El director apoderado de Alimentos Generales SA, Roberto Toscano,  dijo en diálogo con Radio con Vos: "Dicen que nos llenamos de plata, que cobramos millones, en realidad ni siquiera entregamos toda la mercadería. Anularon la de aceite y azúcar. Ojalá hubieran anulado todo, nos sacarían un problema a nosotros. Solo llegamos a entregar una parte de azúcar muy chica".

Según el portal lanacion.com, el empresario comentó que hace años le vende al Estado y que posee una empresa con siete empleados: "Somos los malos de la película, como lo hemos sido siempre cuando atendemos al Estado", se quejó.

Sobre la polémica de los precios, indicó que empezó "con una confusión en un comunicado que dieron" en el que aseguraron que medio kilo de fideos había sido pagados $85, y que ese precio "era un kilo en verdad".

"Ahí arranca todo", aseguró y agregó: "En este caso particular hubo una mala interpretación de una orden de compra, no sé si fue el Boletín Oficial o si lo interpretó mal la persona que lo levantó. Lo escuché al Presidente que dijo que las empresas se le habían plantado y eso no es así, bajo ningún punto de vista. Hicimos una cotización, nos pidieron mejoras, las hicimos hasta donde pudimos, la enviamos vía mail y el ministerio tomó la decisión de comprar. Esto se puede mostrar todo", señaló el empresario. Al ser consultado por qué las empresas fabricantes no venden directo al ministerio, dijo que el Estados paga mal, a destiempo, y que para poder venderle hay que tener "espalda" para afrontar ese retraso.

"El Estado no puede comprar a cualquiera, le tiene que comprar a los proveedores. Mancharon el nombre de nuestra empresa, de nuestras personas particulares. El Estado es mal pagador, paga a 120 días, a 180 días, hasta hemos cobrado en bonos. Hay un costo de financiación que se tiene que calcular porque si no, trabajaríamos a pérdida", añadió.

Descartó además que haya habido coimas.

"No pasa por ahí", enfatizó.

Fernández: "Confío en Arroyo"

A pesar del escándalo, el ministro Daniel Arroyo fue respaldado fuertemente por el presidente Alberto Fernández.
“Confío en Daniel y él va abrir una investigación interna. Me preocupó lo que me dijo del tema de los precios y eso habla de una cartelización y no podemos permitir el abuso de precios”, dijo. Y agregó: “Si hay un tema de corrupción yo mismo lo voy a perseguir”.

El Gobierno inició una investigación del tema donde no descarta sancionar a las empresas que pusieron precios por encima del valor de mercado en este momento de emergencia.

"Nunca más"

En este marco, Fernández aseguró: "No somos ladrones ni corruptos".

"Si hay un corrupto entre nosotros lo identificaremos y lo sacaremos del Gobierno. Ya el ministro  tomó acciones ante lo que pasó. Sé de la honestidad del ministro. Eso que pasó no puede volver a pasar nunca más", advirtió el jefe de Estado.

“Y si alguien hizo esto adrede para corromperse o siendo parte de una maniobra de corrupción, en esto soy implacable: el que quiera hacer plata que no se dedique a la política”, finalizó.

Otras Noticias