el intendente la puso en disponibilidad

Violenta reprimenda de Polti a una enfermera

Se molestó porque la mujer le pidió barbijos para proteger a sus compañeros de un puesto sanitario.
lunes, 13 de abril de 2020 · 01:06

"Dejame terminar de hablar a mí, vos sos la empleada, me tenés que escuchar", le dijo muy ofuscado el intendente de Recreo, Luis Polti (FT), a una enfermera de una posta sanitaria. Se molestó porque el miércoles por la noche la mujer le había pedido barbijos para sus compañeros porque tenían tapabocas caseros y entendía que no eran seguros para los trabajadores de la salud que estaban en el puesto en la ruta nacional N° 157. Polti maltrató a la mujer y en la discusión, primero la suspendió por dos días, sin goce de haberes, y a medida que se fue enojando le aumentaba la pena. En pocos minutos pasó del apercibimiento a la suspensión por tres días y hasta dejarla en disponibilidad.

Paula Nieto es enfermera municipal matriculada hace seis años en el municipio y estaba afectada a uno de los puestos de control que se instaló en el ingreso a Recreo para evitar el paso de personas que puedan tener algún síntoma de COVID -19, provenientes de otras provincias porque están exceptuados de circular.

Según relató, el miércoles último cumplía su horario de trabajo de 15 a 23 en el puesto de Salud ubicado frente a la fábrica ARCOR. En esa guardia llegó un camionero que dijo que se sentía mal. Conforme al protocolo, Paula le tomó la temperatura y no tenía fiebre, pero el trabajador insistía en que se sentía mal.

“Estaban otros compañeros de trabajo y dos policías y los chicos estaban desprotegidos. Yo tenía el barbijo que había comprado porque los que teníamos ahí eran los caseros. Yo les decía a los chicos que estaban desprotegidos porque no se cubrían de nada. Tipo 21.30 llegó el intendente y le hice el comentario de lo que había pasado con el camionero. Yo me dirigí a él con todo respeto y pongo a Dios como testigo, y le pregunté si no tenía unos barbijos para dejar porque estábamos en ese lugar en el que uno pone en peligro la salud”, señaló.

La enfermera le explicó al intendente que el material de esos barbijos no era el recomendado por la tela. Polti sacó de su camioneta dos barbijos, le entregó a ella y le dijo que se podían lavar. Repartió más barbijos a los municipales y policías que estaban en el puesto y se fue del lugar, sin mayores inconvenientes.

El jueves, Nieto tenía que cumplir el mismo turno, pero a la mañana la llamó la directora de Salud Municipal, Inés Maldonado, quien le dice que el intendente la convocaba con suma urgencia en la posta sanitaria del barrio Obrero. Paula estaba en ese momento en la farmacia, otro lugar en el que trabaja, por lo que llamó a su jefa y pidió permiso para ir a la reunión.

“Cuando llego (a la Posta) estaba ahí Inés Maldonado y un señor Oyola (funcionario) y sin mediar palabra llega el intendente y se dirigió hacia mí con toda la prepotencia que se escucha en el audio”, expresó.

“En ningún momento le falté el respeto”, dijo y manifestó que se sintió amenazada por los gestos que tuvo el intendente en el medio de la discusión, tal como el dedo acusador con el que la intimidaba. “Nunca imaginé que iba a tratarme de esa manera porque no tenía motivo. Si yo le hubiese faltado el respeto, le hubiese pedido disculpas”.

Nieto aseguró que no fue ella quien grabó la conversación y desconocía cómo había trascendido el audio. Desde el incidente del jueves, la enfermera no volvió a trabajar porque la última palabra del jefe comunal fue que la dejaba en disponibilidad. “Le dijo a Oyola que me ponga en disponibilidad, que cuando vuelva de la cuarentena él va a ver dónde me pone”.

“Hace seis años que trabajo en la Municipalidad y nunca tuve un problema. Esto me afectó no solo a mí, porque estuve muy mal, sino a mi hija que padece una discapacidad y que se puso mal al verme a mí mal”, relató. “Ella está mal y no puedo llevarla a un control porque no podemos salir”.

“Esto ya no puede quedar impune; él es el intendente y nadie se lo va a quitar porque fue electo, pero no tiene derecho de maltratar a nadie”, reflexionó. “Este atropello no fue solo a mí, hay otros empleados que tuvieron que ir al psicólogo por la forma en que los ha tratado”, expresó.

La intervención de ATE

La seccional de ATE Recreo asumió la defensa de la mujer y le aconsejó no firmar ninguna de las decisiones del municipio hasta que no la notifiquen por escrito. A partir de hoy iniciarán los trámites administrativos para avanzar luego con alguna estrategia legal.

El secretario general José “Torito” Herrera recordó que la entidad ya había reclamado por la falta de elementos de protección para los trabajadores que están en los puestos.

“Ésta es la forma de ser del intendente; solo que él lo niega y muchos le creen”, expresó Herrera y recordó los incidentes contra los dirigentes gremiales como aquella vez que le tiró un vehículo encima. “Yo creo que sus mismos funcionarios lo grabaron porque ya están cansados del maltrato y no se animan a decirle”, deslizó.

“La sociedad tiene que saber quién es el intendente que tenemos que no entiende lo que dice el Presidente de la Nación”, agregó. “Todos los días aplaudimos a los trabajadores de la Salud y este señor intendente parecía que la mataba a la trabajadora por pedirle un barbijo”.

Además, Herrera reclamó por la falta de elementos de protección. También responsabilizó al intendente por la sanción que recayó sobre el médico Leonardo Nieto por supuesto incumplimiento de la cuarentena.

Antecedente

Ésta no es la primera vez que el intendente Polti tiene una actitud agresiva para las trabajadoras del municipio. Ya en febrero tuvo polémicas declaraciones cuando acusó a las empleadas municipales de no querer hacer nada. “Tenemos 368 mujeres en el municipio y no se las puede mandar. Si les decimos que hay que barrer las calles, sacar los yuyos, te dicen que no y no quieren hacer nada. Yo les puedo mostrar videos de las mujeres de Mutquín barriendo las calles o las mujeres de la Capital levantando los contenedores y acá no se las puede mandar”, había expresado.

Entredicho caliente

Lo que sigue es la transcripción de parte del diálogo de casi cinco minutos  cuando el jefe comunal la llama a la enfermera Paula Nieto para reprenderla.

Luis Polti: La próxima vez que vos me faltés el respeto delante de la gente. (Paula Nieto, la enfermera, dice algo en voz muy baja).
- L.P. Me vas a dejar hablar a mí porque yo soy el intendente, ¿me entendés?
- L.P: La próxima vez que vos me faltés el respeto a mí, como me faltaste anoche, no me va a temblar la mano para echarte.
- P.N (Enfermera): Usted es dueño.
- L.P:  A mí no me contestés así, no me levantés la voz, me estás gritando, vos no sos quien para venir a decirme todo lo que me has dicho a mí. Vos tenés tu directora…
- P.N:  No le estoy gritando… Yo le puedo decir…
- L.P. Vos no me digás nada, entendé que yo soy el intendente y esperá a que yo termine de hablar.
- P.N: Mi voto también lo ayudó a usted para que sea intendente.
- L.P: No me importa si me ayudaste o no. Vos no me vas a faltar el respeto delante de nadie.
- P.N: No le falté el respeto, señor.
- L.P. Sí, me faltaste el respeto: Tenés dos días de suspensión sin goce de haberes y después voy a  ver si seguís acá adentro, ¿me entendés?
- P.N. Bien, como usted diga.
- L.P: (Habla con alguien más de los que estaban en la sala) Hacelo, le ordena.
- L.P : Y tenés apercibimiento también. A mí no me vas a faltar el respeto ni vos ni nadie. A mí me llamás a solas y me decís a solas. Estás haciendo problema desde que has entrado, no querés trabajar ahí, no trabajés. Vos no querés trabajar ahí, no trabajés.

Otras Noticias