miércoles 30 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
concejal fernando navarro

Cuestionan el convenio de transferencia del CID

Sostuvo que la expropiación de la casona del exgobernador Mardoqueo Molina tenía un fin de preservación.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti

El concejal Fernando Navarro (Juntos por el Cambio) fundamentó la decisión de no acompañar el convenio por el que la Municipalidad de la Capital transfirió el Centro de Integración y Desarrollo y recibe otros inmuebles a cambio. El edil consideró que se atenta contra el destino que tenía la expropiación. Además, señaló que el municipio transfiere más terreno de lo que recibe y desconfió del compromiso de $1.000 millones para obras al señalar que eso no forma parte del convenio que el Ejecutivo envió al Concejo Deliberante.

"La Municipalidad de la Capital cede la casona de un inmueble que fue sujeto a expropiación con un fin de utilidad pública, con un destino específico. Ese destino debe respetarse y no se puede cambiar el destino de la expropiación porque sino procede la retrocesión por la que el expropiado puede reclamar la devolución del inmueble porque no se le dio el destino de utilidad pública. Desde 2014 a 2018 se hicieron tareas para la recuperación del valor histórico y cultural de esa casona que era del exgobernador Mardoqueo Molina".

En este sentido, Navarro comentó que el fin de la expropiación era con el sentido de preservar el valor patrimonial, arquitectónico e histórico. Luego, se anunció que allí funcionaría el CID, pero se preservarían las características de edificio histórico. "Ahora se convierten en oficinas públicas por un capricho del Gobernador", señaló y recordó que el juicio de expropiación todavía no finalizó y lo tiene que pagar la Municipalidad de la Capital.

"En 2020 se le cambia el destino; les dijeron a los empleados municipales que debían retirarse y actualmente son oficinas administrativas y el Gobernador lo usa como Casa de Gobierno. Fue el secretario del Gobierno, Fernando Monguillot, a la Comisión a responder por este convenio y al consultarle sobre cuál era el destino dijo que 'lo desconocía y que había que preguntar al Gobierno provincial'".

“Es de una irresponsabilidad tal atento que hay una ordenanza que fija el destino y ahora es una oficina administrativa, o sea ya no tiene el valor histórico cultural que tenía hace dos años", señaló.
Además, dijo que la Municipalidad transfiere casi 6 hectáreas y recibe mucho menos a cambio. "El municipio cede 5 hectáreas y media y recibe 6.000 metros del terreno de la excárcel y la residencia de la gobernación con 600 metros cuadrados, con 10 cuchillos tramontina, un ventilador y una cafetera", ironizó.

"Éste es el cortoplacismo; al Gobernador le gustó y se siente cómodo en ese lugar . Entonces, la agenda personal del Gobernador, la comodidad frente a la agenda del patrimonio cultural, se privilegia una cuestión personal", sostuvo en diálogo con El Ancasti.
En ese marco, Navarro se mostró escéptico con respecto al compromiso de obras por $ 1.000 millones ya que ese convenio no fue enviado ni aprobado por el Concejo Deliberante.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Raúl Jalil se refirió a las elecciones 2023.

Te Puede Interesar