Al menos en lo vinculado con los empleados dados de baja

El conflicto de ALCO está a un paso de solucionarse

Con un aporte de la Provincia, se pagarán las liquidaciones y parte de la deuda a los empleados que siguen trabajando.
martes, 21 de enero de 2020 · 01:10

El conflicto de ALCO está cerca de encontrar una salida, al menos al que concierne a los 24 empleados despedidos.  Es que ya es prácticamente un hecho el desembolso por parte del Gobierno provincial de la deuda que tenía con la empresa, correspondiente a la compra de productos.

Dicho dinero, cercano a los tres millones de pesos, en principio tendría como fin el pago de las liquidaciones de los trabajadores despedidos y de parte de las deudas salariales que tiene la firma con los empleados que aún siguen prestando servicios. A estos empleados se les adeudan las quincenas, los retroactivos, los aguinaldos y los bonos impagos.

En diálogo con El Ancasti, el tesorero del gremio de empleados de la alimentación, José Ocampo, explicó que el pago debía realizarse ayer, "pero por cuestiones burocráticas de la administración pública se demoró un día".

El último episodio de la larga novela de ALCO se desató en octubre, cuando la empresa decidió dar de baja a 24 empleados en el marco de reajuste en su estructura, producto de la crisis en el sector. 

El conflicto continuó con la demora en los pagos a los empleados que aún prestan servicios y terminó con la toma de la fábrica por parte de los trabajadores despedidos, que pedían ser reincorporados. Los empleados llegaron a manifestarse frente a Casa de Gobierno pidiendo la intervención de la Provincia en el conflicto.  

En este marco, el ministro de Gobierno y Justicia, Jorge Moreno, se acercó hasta la fábrica y se reunió con los extrabajadores que realizaron la toma, solicitándoles que dejaran a la firma trabajar. A cambio, prometió que realizaría las gestiones necesarias para que la Provincia libere los fondos que le debe a la empresa  y de esta forma poder pagar las liquidaciones. De esta manera, Ocampo destacó la intervención de Moreno para ponerle fin al conflicto.

De igual forma, el gremialista aclaró que, aún depositadas las partidas de la Provincia, las negociaciones entre los empleados y los titulares de ALCO continuarán. Puntualizó que en el caso de los trabajadores despedidos comienza ahora la discusión por las indemnizaciones. "El gremio pedirá el 100%, pero será el empleado, de acuerdo a sus necesidades, el que decida cómo cerrará con la empresa", sostuvo. 

Además, explicó que en el caso de los empleados que siguen prestando servicios se realizará una asamblea para que el gremio le eleve a los directivos de la firma una serie de reclamos salariales y laborales. En total, a los más de 100 empleados que siguen prestando servicios se les adeuda el bono 2018; retroactivos de mayo, junio, julio; las quincenas de octubre, noviembre y diciembre; y los aguinaldos de 2019. 

Posteriormente, el gremialista aclaró que el dinero que depositará el Gobierno "es solo un paliativo" para el sinnúmero de problemas que afrontan los empleados. "Esto no resuelve nada y solo sirve para salir del paso", aclaró. En ese marco, espera que la promesa de parte del Gobierno de constituir un fideicomiso para la empresa llegue a buen puerto, para ponerle punto final a los problemas salariales.

Otras Noticias