PRESENTARON UN PROYECTO DE INVERSIÓN AL GOBIERNO

La ex NEBA fue adquirida por Libson y mantendrá los empleos

Los 56 empleados continuarán ligados a la planta y recibirán el pago de la deuda que tenían los dueños anteriores.
sábado, 18 de enero de 2020 · 08:23

Tras varios meses de negociaciones, el Gobierno de la Provincia confirmó que el Grupo Libson adquirió la ex NEBA, ubicada en el Parque Industrial El Pantanillo, y presentó un plan de inversiones con el objetivo de potenciar la producción de heladeras y preservar las fuentes laborales. En este sentido, anunciaron que los 56 empleados de la planta recibirán el pago de los haberes adeudados y que mantendrán sus puestos de trabajo, aunque deberán resignar la antigüedad.

Libson presentó su plan de inversiones al Ministerio de Industria, Comercio y Empleo que encabeza Lisandro Álvarez, para comenzar la producción en las próximas semanas. Según pudo conocer El Ancasti, la producción se iniciará en los primeros días de febrero, una vez que comiencen a llegar los nuevos insumos. El trato entre la nueva empresa y la ex NEBA es por un contrato de alquiler de la planta por cinco años, con una posible prórroga de otros cinco años.

Según se informó desde casa de Gobierno, el Ministerio puso a disposición todas las herramientas con las que cuenta y "en un futuro colaborará con algún instrumento financiero para financiar capital de trabajo".
En tal sentido, detallaron que el proyecto inicial de Libson es duplicar la producción de heladeras e insertarlas en el mercado nacional, y en el mediano plazo producir heladeras exhibidoras. Hoy el grupo cuenta con 450 empleados y opera en 28.000 m2 de plantas industriales en el país, y desde el grupo consideran que la empresa tiene capacidad de producción de 70.000 heladeras anuales y potencial para el desarrollo de otros productos de línea blanca para el hogar.

En los primeros días de este año, los inversores junto con el gobernador Raúl Jalil, el intendente Gustavo Saadi y otros funcionarios provinciales habían recorrido las instalaciones en el marco de las negociaciones para la instalación de la nueva firma.

Puestos de trabajo
La firma mantendrá todas las fuentes laborales de la ex NEBA, mediante un acuerdo que todavía se está cerrando (solo restan detalles en las formas de pago) con los trabajadores y la Unión Obrera Metalúrgica.

Los nuevos inversores abonarán la deuda que la fábrica mantenía con ellos a través de una indemnización e inmediatamente incorporará a los mismos 56 empleados. En tal sentido, los delegados confirmaron que las deudas se liquidarán la semana que viene. "Había una promesa de que fuera en un pago, ahora nos dicen que sería en dos partes, pero eso lo vamos a resolver la próxima semana", indicó Omar Cisnero, de la UOM.

En tal sentido, explicó que los empleados fueron obligados a renunciar a la ex NEBA, pero que recibirán a cambio una indemnización equivalente al 70% de lo que establece la ley, y que esta cifra se liquidará en hasta 24 cuotas. Estos acuerdos se harán personalmente a partir de la próxima semana.

De esta manera, el trabajo con Libson será desde fojas cero, con lo que no será contemplada la antigüedad aunque sí hay un acuerdo para que se les respete la categoría y función. Todo esto a partir de febrero, ya que se completará enero con días de suspensiones al 65% del valor del día trabajado, tal como venían hasta el momento.
Desde Libson se mostraron "convencidos de que lograremos, rápidamente, poner a trabajar a su máxima capacidad productiva a la planta, invirtiendo en capital de trabajo y recuperando el valor de marca y la industria nacional".

El conflicto
La continuidad de la empresa tenía en vilo a los empleados metalúrgicos, que ya desde fines del año pasado cuestionaban a la empresa por las deudas y por el vaciamiento de la planta, pues prácticamente no producían nada. En tal sentido, llegaron a vender el stock disponible para poder cubrir parte de los salarios, y en varias oportunidades se manifestaron con bloqueos al predio de la fábrica.n

Otras Noticias