Desde 2016 arrastra despidos y cierre de plantas en todo el país

Alpargatas, la tradicional textil que no pudo superar la crisis

Por la caída de las ventas, la firma dejará el segmento textil luego de 136 años. Solo conservará una planta de calzado.
lunes, 22 de julio de 2019 · 02:08

Fue parte de la historia industrial del país acompañando los distintos procesos políticos y económicos durante los últimos 136 años y en Catamarca fue una de las fábricas más importantes que supo albergar a más de mil empleados. Pero no pudo sobrevivir a la crisis económica que afronta el país. 

La emblemática  Alpargatas, que se encontraba dirigida por un holding brasileño, anunció la venta de tres plantas y una desmotadora de algodón por 14,4 millones de dólares, por lo que dejará de operar en el mercado textil argentino, luego que hiciera lo propio en Catamarca a partir de julio con la venta de la última parte de la planta en Sumalao, que conservaba casi 90 operarios.
Actualmente estaba enfocada en el denim, la tela con la que se fabrican los denominados jeans, y artículos de limpieza, como trapos de piso bajo la marca Media Naranja.

En los últimos dos años se desprendió de ocho plantas textiles y despidió a 2.545 operarios. Solo se quedará con una planta de calzado con 700 empleados en Tucumán.

La crónica de muerte comenzó a fines de 2016. En ese momento anunciaba la suspensión de todos sus trabajadores por dos semanas a partir del 12 de diciembre, y vacaciones obligadas inmediatamente después, desde el 26 de diciembre hasta el 26 de enero.

La medida afectó a 3.600 empleados de las ocho fábricas argentinas. La debacle que siguió después no tuvo respiro. En enero de 2017 cerró sus plantas de San Luis y Buenos Aires. En febrero de ese mismo año suspendió la producción de los domingos en la planta de Catamarca hasta marzo y en abril suspendió a otros 1.100 empleados y a 500 en Tucumán. En noviembre del año pasado cerró otra fábrica en Chaco. En junio de este año cerró su planta de calzado en Catamarca. Este mes vendió la textil a una firma de Buenos Aires.

Finalmente, la semana pasada el grupo controlante brasileño comunicó a la Bolsa de San Pablo que “concluyó negociaciones sobre la venta de sus activos relacionados con las operaciones del segmento textil” a manos de la chaqueña Marfra. “Con la transferencia real de estos activos a sus respectivos compradores, que se concretarán en el plazo hasta el 1 de octubre, Alpargatas, a través de Alpargatas Argentina, deja de trabajar en el segmento textil”, fue lo que precisó el grupo a la Bolsa. El acuerdo vinculante incluye la venta de las plantas de Florencio Varela y la de Corrientes, mientras que las otras dos (Chaco y Catamarca) habían sido traspasadas a la empresa desmotadora chaqueña Marfra durante el año pasado.

Historia
Alpargatas inició sus actividades en 1883 a partir de la asociación de Juan Etchegaray (h), pionero de la fabricación manual de un calzado de lona con suela de yute y un miembro de una familia de industriales escoceses llamado Robert Fraser, productores de máquinas y telas. Ese año comenzaron a trabajar juntos para la fabricación de las tradicionales alpargatas que luego darían nombre a la empresa. En 1890 inauguró su edificio Fábrica 1. Ese año comenzó también a operar en Uruguay.

Los primeros telares para la fabricación de lonas se instalaron en 1892 dando inicio formalmente a sus operaciones textiles. En 1910 las lonas Pampero comenzaban a formar parte del paisaje rural argentino. Luego se sucedieron distintas inauguraciones de plantas en Buenos Aires, Chaco, Tucumán y Catamarca.

Otras Noticias