Conflicto

La dura respuesta de Adriana Díaz a Urbanc: “Monseñor anti derechos”

La diputada provincial hizo un fuerte descargo en las redes sociales, dónde señala que el obispo hace “lobby” político, cobra un abultado sueldo del estado y le reclamó por los dichos contra las mujeres y los legisladores.
viernes, 19 de julio de 2019 · 10:27

El obispo ce Catamarca, Luis Urbanc, realizó polémicas declaraciones en las que tildó a los legisladores de “calienta sillas” y criticó a las mujeres. Entre sus dichos, había señalado que los legisladores deben sancionar una ley que obligue a la construcción de casas con materiales que no perjudique al suelo, como las piedras, y criticó que se entreguen viviendas sociales durante la campaña. 

Estas declaraciones no pasaron desapercibidas y una de la que recogió el guante y salió a contestarle fue la diputada Adriana Díaz, quién lo acusó de hacer “lobby” político y recordó que es un representante de los fieles sin ser elegido por los mismos, “sino por sus pares hombres”. Además puso énfasis en que “cobra un abultado sueldo del Estado”.  

El posteo lo realizó en su cuenta de Facebook, en la que indicó que “Es válido destacar, que el Obispo, como representante no elegido por su fieles, y que cobra un abultado sueldo del Estado ¿por hacer qué?, viene haciendo política desde su púlpito y desde todas las parroquias, iglesias, etc, construidas en adobe y ladrillos y subsidiadas por los gobiernos desde que fue designado arbitrariamente por sus pares hombres. Es por esto que comprendo que casi es un funcionario más, un representante de su poder fáctico, pero que no da cuenta de sus obras o políticas”.  

La diputada también señaló que “Los grupos a los que atacó siempre desde su posición política le vienen reclamando, por ejemplo, que deje de cobijar a los tres curas imputados por abusos sexuales agravados. Que muestre las boletas para saber con qué dinero se les paga a los abogados defensores de estos responsables de impartir la moral cristina, que explique cuál es la función diaria con maza y martillo que realizan, por ejemplo, los sacerdotes ¿que trabajan diariamente? en servicio penitenciario con sueldos del Estado o por qué no cede alguno de los múltiples terrenos y viviendas, donadas por fieles, con los que cuenta la Iglesia Católica para construcciones en piedra para los pobres como tanto predica”.

Finalmente le recordó a Urbanc que la ira y la soberbia son pecados capitales y que él no cumple con su propia doctrina.

 

El posteo completo 
 

Otras Noticias