no pudo justificar una rendición de gastos de 2013

El TC le ordenó devolver más de un millón a Guaraz y lo denunció en la Justicia

Es porque los auditores detectaron maniobras para fraguar facturas con el objeto de justificar gastos del municipio.
jueves, 18 de julio de 2019 · 02:06

El pasado 10 de julio, el Tribunal de Cuentas emitió una acordada por la que aprobó de forma parcial una rendición de cuentas del segundo semestre de 2013 y le ordenó al intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, y al ex secretario de Obras Públicas José Omar Mansilla el reintegro de

$ 1.077.362 correspondientes a egresos que no están debidamente justificados. Pero lo más grave de la situación es que el organismo dispuso informar las irregularidades detectadas a la Unidad Fiscal de Delitos contra la Administración Pública, ya que los auditores se encontraron con varios casos de facturas apócrifas, lo que podría constituir un delito penal.

El Tribunal de Cuentas consideró que durante el segundo semestre de 2013, Guaraz tuvo ingresos por $8.239.370 y solo pudo justificar con prueba documental $7.218.307. El organismo argumenta que en realidad gastó $ 8.295.670 y es por eso que le ordena restituir a la hacienda pública $ 1.077.362, a partir de los aspectos analizados en la auditoría, monto que devengará un interés a tasa pasiva del Banco Central de la República Argentina, desde la fecha del fallo hasta la de su pago.

Además, dispuso poner en conocimiento de la Unidad Fiscal de Delitos contra la Administración Pública las situaciones observadas ante la posibilidad de que se pudiera tratar de un delito penal. Es que los auditores del organismo observaron que se rendían facturas y otra documentación cuyo formato, detalles y contenidos ponían en duda su autenticidad y legalidad. Por ello se dispuso enviar a los auditores para que realicen confirmaciones de comprobantes con proveedores de Santiago del Estero y Tucumán. Algunos de los casos presentados en la auditoría son los siguientes:

- Proveedor Hotel de Tucumán: se analizó el caso de dos facturas de un hotel que suman $ 53.000 rendidas por la Municipalidad. Los auditores se entrevistaron con una empleada del hotel, quien expresó que “las facturas rendidas por el municipio no coinciden en formato original y autorizado por AFIP con las que se encuentran en poder de la empresa”.

- Proveedor Estación de Servicio Plazoleta Mitre (Tucumán). El municipio incorpora dos facturas de este proveedor que suman $ 61.250, ambas en concepto de litros de gasoil. Sin embargo, el apoderado de la firma declaró que “desconoce los comprobantes puestos a la vista en cuanto a la firma, letra e imprenta”. En coincidencia con otros proveedores interrogados, declaró que las facturas del talonario que se presentan como prueba documental no fue utilizado porque el Código de Autorización de Impresión se encontraba vencido.

- Proveedor Librería Anteojito: la municipalidad presenta una factura por $ 39.000 en concepto de 1.000 sets de útiles escolares.
Uno de los responsables del negocio desconoce la factura que le presentan y expresa que nunca recibió cheques de la provincia de Catamarca.

Por seis casos similares en los que se comprueba la falta de legitimidad de los comprobantes presentados, el área técnica formula reparo por $ 327.750.

Otros puntos de la auditoría son similares y ponen en evidencia la adulteración de facturas para justificar gastos en los que incurre el municipio y no puede acreditar con la documentación correspondiente.

Indagaron a empleado por el incidente en el peaje

El fiscal Hugo Costilla indagó ayer al empleado del municipio de Santa Rosa que protagonizó un incidente con un camionero en el peaje que instaló el intendente Elpidio Guaraz en el municipio de Santa Rosa.

Se trata del agente Carlos Hardouin (38), que fue detenido por lesiones leves. Según trascendió, el empleado negó los hechos y afirmó que fue el camionero quien lo agredió.

El martes por la tarde, un camionero terminó herido y un empleado municipal detenido luego de una discusión sobre la ruta provincial nº 30, cuando el conductor quiso evitar que le cobraran $1.500 en uno de los peajes que el intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, instaló en el departamento.

Según el relato, Rubén Sastre (32), oriundo de Córdoba, transitaba por la ruta 64 casi al límite con Santiago del Estero, cuando a la altura de San Pedro de Guasayán lo detuvieron. “Me pidieron $1.500 por una supuesta tasa municipal, algo que no podía pagar porque no tenía el dinero y tampoco tenían ningún comprobante para ofrecerme”, relató Sastre a El Ancasti, luego de ser asistido por personal médico.

Otras Noticias