Elecciones 2019: sesión escandalosa

Diputados: el FV aprovechó la interna radical y le quitó un lugar clave al FCS

Es el lugar de la minoría en el jury de enjuiciamiento. Para el oficialismo, no necesariamente le corresponde a la oposición. Designó a la radical Analía Brizuela.
jueves, 18 de julio de 2019 · 02:07

En una sesión escandalosa, el oficialismo aprovechó la interna en el FCS-Cambiemos y mediante una polémica votación le arrebató a la oposición el lugar que le correspondía en el Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados y miembros del Ministerio Público. Es que por las diferencias entre los sub bloques "Vamos Juntos" y "Cambiando Juntos", la oposición no pudo definir un nombre para proponer al jury.

La jugada provocó el fuerte malestar de los opositores, que a los gritos pedían que se dé marcha atrás con la medida. Cuando el hecho ya estaba consumado, la mayoría del FCS-Cambiemos optó por dejar el recinto y solo unos pocos continuaron con la sesión para expresar su enojo.

La polémica comenzó cuando al inicio de la sesión se leyó una comunicación de la Corte de Justicia solicitando que se envíen los nombres de quienes representarán a la Cámara de Diputados en el jury.

El pedido del máximo tribunal tiene una razón: la Cámara tendría que haber enviado los nombres de sus representantes en los primeros días de mayo, pero no lo hizo en forma completa porque en el FCS-Cambiemos no se ponen de acuerdo. El oficialismo ya tiene definido su representante desde hace tiempo. Es el diputado Augusto Barros.

La demora de la Cámara provocó que el organismo que juzga a miembros de la Justicia no pueda funcionar a pleno. Con el de ayer era el tercer pedido de la Corte.

Leído el comunicado, el diputado Barros realizó una controvertida moción. Propuso a la diputada ex radical y devenida en candidata a su reelección por el Frente de Todos, Analía Brizuela, como representante de la minoría como titular. Argumentó su propuesta indicando que la polémica por el jury "lleva más de medio año sin definirse", además de aclarar que la jugada es legal, ya que es la Cámara la que elige sus miembros otorgando un lugar para la minoría.

El presidente del bloque FCS-Cambiemos "Vamos Juntos", Francisco Monti, reconoció que existe una "mora" por parte de la oposición, pero que de ninguna manera esta situación permite que el oficialismo elija el nombre de la minoría.

En ese marco, propuso a su par Verónica Rodríguez como miembro del jury, haciendo la salvedad de que el otro sub bloque podría mocionar a otro diputado.

Apenas culminó Monti, la presidenta del bloque del FV, Cecilia Guerrero, exhortó al presidente del cuerpo, Fernando Jalil, que termine el debate y que ponga a votación la moción de Barros. Sin realizar objeciones, Jalil procedió conforme al planteo de Guerrero y puso la propuesta a consideración del cuerpo, a pesar de que minutos antes había pedido la palabra el presidente del bloque del FCS-Cambiemos "Cambiando Juntos", Humberto Valdez.

La actitud de Jalil exacerbó a la oposición, que a los gritos intentó parar la votación. El más ofuscado fue el diputado del PRO Carlos Molina, quien a los gritos afirmó que lo que acontecía "era una vergüenza institucional" y que la jugada oficialista era propia de "bandidos y fascistas".

En medio de la polémica, la oposición recordó que ésta no es la primera vez que el oficialismo avanza con una jugada de estas características. Así, mencionó el antecedente de la ex diputada Cecilia Porta de Salas, electa por el FCS, pero que se pasó a las filas del oficialismo. En una votación para elegir miembros del jury, el FV propuso a esta legisladora para representar a la minoría.

Casi al cierre, se produjo un entredicho entre las diputadas Rodríguez y Brizuela. La legisladora del FCS afirmó que es una "absoluta incoherencia" proponer a Brizuela, que hoy ocupa un lugar en la lista de diputados oficialistas. Brizuela la chicaneó al recordarle que se quedó sin su reelección y sin el lugar en el jury porque "no es considerada ni por su propio partido".

Para cerrar, Guerrero cargó contra el FCS-Cambiemos al afirmar que este bloque "estuvo remiso a cumplir con su obligación y puso a toda la Cámara en una situación de incumplimiento de normas constitucionales".

"Tuvimos que hacer lo que no queríamos para ponerle fin a un problema que por cuestiones internas los diputados de la oposición no querían resolver", añadió.

Además, aclaró que la Constitución provincial habla de que ese lugar le corresponde a la minoría y no necesariamente a la oposición.

Postura

Mediante un comunicado, el bloque "Cambiando Juntos" afirmó que luego de lo acontecido en la Cámara "el sistema de división de poderes ha fenecido en Catamarca".

"Tan grosero y antidemocrático ataque va encabezado por quien es candidata a diputada por el oficialismo, Analía Brizuela, quien en ningún caso representa a la minoría parlamentaria: es oficialismo paladar negro", cerró.

Conformación del tribunal

El jury de enjuiciamiento está integrado por cinco miembros. Ellos son: el presidente de la Corte de Justicia, dos representantes del Colegio de Abogados, un representante de la Cámara de Senadores y dos miembros de la Cámara de Diputados, uno por la mayoría y otro por la minoría.

Este organismo es clave porque define la suerte de miembros de jueces y fiscales. Hace poco, tomó relevancia con el juicio contra el ex fiscal Roberto Mazzucco.

Repudio al Servicio Cívico Voluntario

Ayer, antes de que comenzara la polémica, tomaron estado parlamentario tres proyectos del oficialismo que repudiaron la creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores por parte de la Nación.

Uno es de la diputada Adriana Díaz, que justificó su proyecto al afirmar que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, "traspasa las fronteras de sus funciones, decretando en materia educativa, sino que lo hace en nombre de los más vulnerables en un acto demagógico".

"Parecería que la ministra se olvida que existen diferentes áreas en el Poder Ejecutivo con funciones específicas para instrumentar políticas. Estos serían los casos del Ministerio de Educación y el de Desarrollo Social a través de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia", agregó.

El otro es de la presidenta del bloque del FV, Cecilia Guerrero, que justificó su proyecto al señalar que el Servicio Cívico "sustrae a adolescentes y jóvenes del espacio natural donde deben recibir su formación democrática y republicana, que son las instituciones que integran el sistema educativo y desnaturaliza la misión esencial de Gendarmería Nacional".

Además, solicita al Poder Legislativo Nacional que arbitre los mecanismos a su alcance para garantizar que la formación en valores y en oficios sea impartida a través del sistema educativo, y no mediante el accionar de una fuerza de seguridad".

Finalmente, la diputada Mónica Zalazar argumentó su iniciativa al señalar que "la Gendarmería Nacional es una fuerza de seguridad militar". “Como todos sabemos, los ciudadanos argentinos sufrimos a las fuerzas militares y ésta es un herida que todavía no cicatriza, no podemos querer militarizar a nuestros hijos, como pretende la ministra de Seguridad", dijo.

Otras Noticias