En el de menor caudal electoral, el 6, Juntos por el Cambio buscará recuperar una banca que perdió justamente por seis votos. En el 4, la UCR aspira a retener nuevamente.

En los circuitos chicos de la Ciudad, la contienda será por la continuidad histórica

En el de menor caudal electoral, el 6, Juntos por el Cambio buscará recuperar una banca que perdió justamente por seis votos. En el 4, la UCR aspira a retener nuevamente.
martes, 16 de julio de 2019 · 04:20

En las próximas elecciones primarias, la disputa en los circuitos 4 y 6 de la Capital será por mantener bancas históricas. Actualmente, el circuito 4 está en manos del radicalismo y no cambia de color político desde hace más de 20 años, por lo que aspira a no romper el récord. Por su parte, en el circuito 6 el justicialismo pretende fortalecer el trabajo logrado en 2015 y reafirmar aquel histórico triunfo. Son los dos distritos con menor cantidad de electores de la Ciudad, pero en ambos habrá más de diez contendientes. Además, en la competencia por el Circuito 5, un candidato eligió una manera insólita de hacer campaña y hace publicidad de las dádivas que entrega (ver aparte).

El Circuito 4
La alianza Juntos por el Cambio pone en juego tres bancas en estas elecciones y en dos de ellas habilitó la interna entre colectoras. El trabajo más difícil lo tendrá Diego Villafáñez, actual concejal, hombre del Movimiento Renovador referenciado en Eduardo Brizuela del Moral, que busca la reelección ante otros dos correligionarios dentro del sector: uno es Nicolás Lindow, ex delegado del Plan Belgrano en Catamarca, hombre de la línea interna Cantera Popular; y la otra será Cristina Pons, dirigente de la Línea Morada, sector que comandan el candidato a gobernador, Roberto Gómez, y la diputada Juana Fernández. Inicialmente se había anotado el dirigente Jorge Zar, de Vanguardia, pero finalmente desistió de participar.

Por el Frente de Todos habrá seis precandidatos. La interna será entre Gustavo Frías, militante del Grupo Esperanza, sector referenciado en el secretario de la Vivienda, Fidel Sáenz; Jorge Buffe, ex funcionario del Gobierno y encolumnado en las filas del ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso; Miguel Ángel Gómez, de extracción kirchnerista y apadrinado por el ex concejal y funcionario de la Capital, Gustavo Ferreira; Elvio Matías Castillo Brizuela, de la Agrupación La Calle, encabezada por el diputado Armando Zavaleta; Facundo Ripoll, cercano a la Renovación y al presidente de la Cámara de Diputados, Fernando Jalil; y Víctor Manuel Luna, del sector del diputado nacional Gustavo Saadi.

Allí se sumarán Walter Espeche (Consenso Federal), Roque Ángel Barros (Movilización-GEM), Ruth Chocobar (FIT), Juan Carlos Melo (Somos Catamarca), y Soraya Lorena Tapia López (Unidos por la Gente).

En total, 14 precandidatos se disputarán la banca, sobre un electorado cercano a los 5.000 vecinos.

El Circuito 6

En el distrito más chico de la ciudad, el Frente de Todos buscará retener la banca que Fernando Arias ganó de manera histórica en 2015. Por entonces, el actual concejal le arrebató la reelección a Federico Pague por apenas seis votos y con la protesta del FCS, que pidió la apertura de una urna con 13 votos impugnados y que no se revisó. La banca del circuito también había estado en manos del radicalismo casi por dos décadas.

Arias deberá competir en interna contra Natalia Costello, dirigente del Grupo Esperanza; Luis Álamo, secretario adjunto del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales; y contra Laila Saleme y José María Di Gionantonio.

Enfrente tendrán a Aldo Cancino (Juntos por el Cambio), dirigente del Movimiento Renovador, que era suplente de Federico Pague en 2015; y que no tendrá una interna. En las elecciones de 2015 sí hubo una interna, que fue tan reñida como la general: Pague se presentaba por la lista de Raúl Giné y venció por cinco votos a Lila Cazaux, de Movilización, que competía en el armado de Simón Hernández.

Además, por Consenso Federal se anotó Mario Daniel Ahumada; por el GEM Claudia Alejandra Díaz (Movilización), por el FIT Gustavo Pinetta, Hugo Alejandro Molina por Somos Catamarca y María Victoria Campos por Unidos por Catamarca.
En total, son 11 precandidatos que se dividirán un caudal electoral de poco más de 4.500 votantes.

Los electores

4.848
Fueron los habilitados que hubo en el Circuito 4 en 2017. Este año, el piso del 1,5% será de unos 80 votos.

10.133
Los electores que hubo en el Circuito 5. El piso de las PASO será de 160 votos.

4.516
Los electores del Circuito 6, el más chico. El piso es de unos 70 votos.

 

Otras Noticias