PIDEN AUDIENCIA CON EL INTENDENTE RAÚL JALIL

Agrupaciones de taxistas, contra la unificación con los remises

La Municipalidad abrió la posibilidad en febrero de este año para incorporar tecnología. Taxistas dicen que los perjudican.
miércoles, 15 de mayo de 2019 · 04:08

Distintas agrupaciones de taxistas expresaron su profundo malestar por las negociaciones que la Municipalidad de la Capital encabeza en el marco de la unificación de los servicios de taxis y remises. En este sentido, comentaron que aceptar esta propuesta les genera un perjuicio económico, cuestionaron que ya existe una propuesta para modificar la ordenanza que regula la actividad y que nunca fue tratada, y pidieron una audiencia con el intendente Raúl Jalil, ya que aseguran que las conversaciones se llevan adelante con sectores "poco representativos".

Los planteos surgieron de la Cooperativa de Taxis "12 de diciembre", de la Asociación de Permisionarios de Taxis, de un sector de Taxistas Autoconvocados, y de la Agrupación Amarilla. "La verdad que no entendemos por qué buscan unificar las ordenanzas (de taxis y de remises). Económicamente implica un perjuicio para nosotros. Tampoco entendemos por qué quieren avanzar con esto y no con las propuestas que hicimos antes, y que trabajamos junto con el municipio", comentó Carlos Vergara, presidente de la Cooperativa; acompañado por Roberto Medina y Elidia Garrido; además de Hugo Bordón de la Asociación, Manuel Zurita de los autoconvocados, y Marcelo Caro de la Agrupación Amarilla.

Vergara explicó que junto a la Secretaría de Protección Ciudadana, a cargo de Juan Zelarayán, ya se habían pactado una serie de modificaciones a la ordenanza que regula la actividad de los taxis, y lamentó que nunca hayan sido tenidas en cuenta seriamente por el municipio. "Entre las modificaciones propusimos que se reduzca a la mitad la inhibición para el permisionario que decida ceder la licencia; que el valor de la transferencia (2.000 litros de nafta súper) se reduzca a la mitad o se elimine, y que se elimine la declaración sucesoria en el caso del fallecimiento del permisionario para que pase directamente al viudo/a o al primer descendiente. Esto sólo por mencionar algunas de las propuestas que no son escuchadas", comentó en diálogo con El Ancasti.
En ese sentido, los taxistas comentaron que la unificación del servicio con los remises traerá muchos perjuicios al sector. "Para empezar, a cada uno le tocaría el 50% de los viajes porque se amplía la demanda. Tendríamos que compartir las paradas con los remises, que ya en la actualidad no respetan las normas de trabajo", explicaron.

"El servicio de los remises es diferencial, de puerta a puerta. Sin embargo hoy vemos como los remises levantan gente en las narices de los propios taxistas", se quejó Vergara.

"No les pedimos que nos den tecnología. Ni siquiera les pedimos seguridad, porque ya aprendimos a convivir con los hechos delictivos todos los días. Les pedimos que nos respeten, porque esto es abrirle las puertas a UBER", dijo Vergara.

Además, cuestionaron que junto con la unificación se propuso una tarifa plana para ambos servicios. "Ese tipo de tarifa beneficia a los que hacen servicios piratas. Le estamos dando a ellos la posibilidad de que mejoren los precios y perdemos pasajeros. Además, con menos viajes vamos a tener problemas porque al tener poca recaudación hay choferes que ya no rinden los viajes, y la verdad que nos perjudican aún más", explicaron.

Además, pidieron que dejen de otorgar licencias. "La semana pasada se entregó la licencia Nº439. En total, junto con los remises, hay una flota de más de 900 vehículos en la calle", comentaron.

Representatividad
Por otra parte, cuestionaron que la Municipalidad mantiene las negociaciones con sectores que no representan a los choferes. Sin mencionarlos, hicieron referencia a Ricardo Barrientos, de los taxistas autoconvocados, con quien el municipio negoció la ubicación de las paradas de taxis; y José López, del sindicato de Peones de Taxis.

La propuesta
En febrero, la Municipalidad anunció que enviaría al Concejo Deliberante un proyecto con un nuevo marco regulatorio del actual servicio de taxis y remises en la ciudad, en el que buscarán que se unifiquen los servicios e incorporen tecnología, con lo que se abrió la posibilidad de la creación de una aplicación móvil, como medio de comunicación entre los permisionarios y los usuarios.

"Tenemos que empezar a rediscutir y entender que la tecnología es parte de lo que se vive diariamente y en ese sentido los vamos a ayudar para que tengan una aplicación y se unifiquen", dijo por entonces el intendente Raúl Jalil, y la propuesta fue respaldada por varios sectores.

En la actualidad, muchos taxistas trabajan en paralelo para agencias de remises que ya se manejan con aplicativos y con mensajes de whatsapp para tomar los pedidos de los usuarios.