martes 27 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Quieren ayuda para la contratación de potencia

Olivícolas esperan la asistencia del Gobierno por la tarifa de luz

El sector no fue incluido en las medidas que anunció la Gobernadora. Se trabaja en alguna estrategia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
14 de mayo de 2019 - 04:08 Por Redacción El Ancasti

El sector olivícola local espera todavía la propuesta del Gobierno provincial para aliviar los altos costos de las tarifas de energía. Los productores electrodependientes no fueron contemplados en los últimos anuncios del Gobierno local, cuando se anunció el subsidio del 35% del VAD y de la tasa de fiscalización del ENRE para residenciales y pequeñas empresas. 

La urgencia de los olivícolas es que necesitan una medida para aliviar los costos de la contratación de potencia. Federico Alonso, asesor de la Asociación Olivícola de Catamarca explicó la situación del sector. 

"No estamos alcanzados por el decreto de la Gobernadora. Ya estuvimos reunidos con ella en dos oportunidades. En el decreto lo que se subsidia es a quienes consumen energía. Nosotros contratamos potencia kw por hora y así la usemos o no, la pagamos igual. Están buscando la forma de podernos entregar un subsidio similar o parecido. Ya estamos trabajando con la subsecretaria Liliana Álvarez para ver de qué manera se puede instrumentar algún tipo de subsidio", dijo Alonso. 

En este marco consideró que un subsidio a la potencia no es de gran significación, pero sería un gesto político para el sector. 
"Estamos en gestiones, pero todavía no encontramos la forma para ver cómo se puede realizar. Nosotros no estamos alcanzado porque lo que se subsidia es el consumo y no potencia. Nosotros necesitamos ayuda con la potencia", graficó.
 
Emergencia olivícola 
En declaraciones a Radio Ancasti, Alonso se refirió al trámite que deben cumplir las empresas para acceder a los beneficios de la emergencia agropecuaria que se dictó para el sector olivícola. 

La semana pasada el secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, firmó el estado de emergencia y/o desastre agropecuario para las provincias de La Pampa y Catamarca, en el marco de la Ley 26.509.

Es a partir de las situaciones climáticas adversas de sequía y la combinación de fuertes vientos y temperaturas elevadas, respectivamente en Catamarca y La Pampa, luego de la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios (CNEyDA) para ambos territorios provinciales. Antes, la Provincia también emitió un instrumento similar por el que otorga beneficios para el caso de los impuestos provinciales. 

"Esto significa que por el término de un año desde marzo de 2019 hasta marzo de 2020 se prorroga el pago de varios impuestos. El más importante es el impuesto a las Ganancias; no es que se condona la deuda, se prorroga por un año nada más. Además, no paga lo que son impuestos provinciales, tales como Ingresos Brutos, patente de vehículos, entre otros, desde marzo de 2019 hasta marzo 2020", explicó Alonso. 

Según explicó los productores deben dirigirse hasta el CAPE, pabellón 28 de la Secretaría de Extensión Rural y presentar una declaración jurada que certifique que la empresa se vio afectada por los fenómenos climáticos. 

El Ministerio de Producción certificará la situación. 

"Es un trámite que ya lo están empezando a solicitar las empresas y se lo otorgan inmediatamente porque ya está verificado", informó. 

Según describió de un 100% que se esperaba de buena producción para este año, los números indican que se llega a un 30%. 

Mano de obra 
Por otra parte, Alonso comentó que el sector no escapa a la realidad que hoy viven otras industrias. En este sentido ratificó que la mayoría de las empresas inició el achique de su planta estructural de personal. 

"En este período de cosecha hubo incorporaciones temporarias, pero lo que es trabajadores permanentes se va achicando a estructura. Yo creo que la situación va a seguir. Hubo una sangría en distintas empresas porque los números no cierran. El año pasado nos estuvieron pagando para el aceite un promedio de 3.600 dólares por tonelada en Catamarca. Este año vale 2.150 dólares, 1.450 dólares menos, la rentabilidad del negocio desaparece, por eso es muy difícil que las empresas puedan seguir manteniendo estructuras", concluyó. 

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
a pesar del acuerdo con atsa, recrudece el reclamo salarial en el sector salud

Te Puede Interesar