concejales del fcs denunciaron que el municipio se niega a informar lo sucedido

Polémica en Santa María por el faltante de $70 mil en Rentas

El hecho sucedió en enero, pero el municipio denunció en abril. Siete empleados fueron apartados del área.
lunes, 13 de mayo de 2019 · 04:05

Una verdadera polémica se instaló en Santa María luego de que saliera a la luz el faltante de unos $70 mil en la oficina de Rentas del municipio.

El hecho data de enero de este año pero recién se dio a conocer en el mes de abril por el propio intendente Juan Pablo Sánchez, quien admitió en los medios santamarianos la situación y anunció que realizaría una denuncia en Fiscalía.

Hasta el momento la Justicia realizó una serie de procedimientos, pero aún no se expidió al respecto, sin embargo el jefe comunal tomó la determinación hace una semana de trasladar a siete empleados que prestaban funciones en Rentas.

Por la situación, el bloque del FCS-Cambiemos del Concejo Deliberante impulsó un pedido de informes al ejecutivo municipal, pero la medida no prosperó por el rechazo del oficialismo.

El pedido de informes pretendía conocer detalles de lo sucedido y también ahondar en cómo fue que un hecho de esta índole recién fue advertido luego de más de 60 días.

El concejal Daniel Méndez, cuestionó que existen muchas dudas en relación a lo sucedido y que pese a la investidura que les confiere el Concejo Deliberante como órgano de control, el municipio se niega a informar.

"Es función del Concejo Deliberante solicitar informes o por lo menos saber que pasó  y más en un  caso tan vidrioso y donde él (por el intendente) hace referencia que están involucrados empleados municipales. Nosotros en cumplimiento de nuestra labor, presentamos el proyecto. Pero al ser el bloque del FCS minoría, el proyecto no recibió el acompañamiento del bloque oficialista y no recibió los votos necesarios para que se le dé curso", señaló Méndez.

El edil dijo que al no contar con información desde el municipio, se solicitó una audiencia con el fiscal para conocer más detalles de lo sucedido.

Si bien admitió que la situación ya está en manos de la justicia, cuestionó la decisión del jefe comunal de tomar medidas disciplinarias contra el personal que prestaba servicio en el área, pero no así con los funcionarios a cargo de Rentas.

Méndez cuestionó que es un despropósito la forma en que el municipio actuó. Dijo que en virtud de la información a la que pudo acceder el hecho tuvo lugar alrededor del 24 de enero, pero la denuncia de Sánchez se efectuó aproximadamente el 8 de abril. "Si el intendente no hacía público el hecho nadie iba a saber nada", cuestionó. Señaló que las rendiciones que realiza el área son semanales, y analizó que antes de que se efectuara la denuncia  pasaron varias rendiciones sin que se haya advertido el faltante, o al menos sin que se haya dado a conocer.

Cuestionó que con las medidas disciplinarias el municipio no actuó conforme a lo que establece la Carta Orgánica Municipal y el Estatuto del Empleado Municipal, “donde se establece el procedimiento para casos de indisciplina o hechos que se pueden considerar delictuosos dentro de la administración pública", dijo.

En este sentido, señaló además que está en vigencia una ordenanza que autoriza al CD a la conformación de una junta disciplinaria para aconsejar sobre el procedimiento. "Nadie es culpable hasta que la justicia no se expida", advirtió.

Cuestionó que con este procedimiento el municipio está prejuzgando a los trabajadores, además de la condena social que tuvo el hecho.  "Se trata de personas que quizás no tengan nada que ver o quizás sí, pero eso lo va a determinar la justicia", dijo.

"En este ámbito de desinformación, porque nadie del municipio nos comunicó oficialmente, en este lapso del 24 de enero hasta el 8 de abril en que el intendente hace público por los medios de este faltante de plata, ¿qué pasó?”, se preguntó Méndez. 

Advirtió además que en el departamento circularon “memes y escraches a algunas de las personas que se desempeñaban en Rentas desde febrero”, dijo avalando que el caso ya se conocía extraoficialmente mucho antes de la denuncia de Sánchez. “Quizás lo quisieron solucionar dentro de ámbitos de la municipalidad, pero la situación salió a la luz antes por las redes. "Me pregunto ¿qué pasaba si el intendente no hacía la denuncia, no íbamos a saber nada?", dijo.

Sánchez al momento de hacer público el faltante de dinero, había apuntado directamente a los empleados y advirtió “no voy a permitir que ningún empleado –sea del color político que sea- venga a traerme una situación de este tipo”.

Señaló además que le pidió a Fiscalía que investigue hasta las últimas instancias. “El dinero tiene que aparecer o se tiene que recuperar de la forma que sea y que esos empleados no estén más en el lugar. Acá el que se maneje por izquierda, el que haga las cosas como no corresponda  lo lamento por ellos, pero a mí no me van a ensuciar, habiendo tanta desesperación por trabajo”, advirtió en una entrevista de Acontecer Calchaquí.

Otras Noticias