Hubo acusaciones cruzadas entre usuarios autoconvocados y la EC SAPEM

Siguen las protestas sociales en Recreo y un apagón profundizó el conflicto

Una falla en una línea de 13,2 Kw. que abastece a la ciudad dejó a varias dependencias públicas sin servicio, en medio de una protesta contra el tarifazo en el servicio eléctrico.
martes, 16 de abril de 2019 · 04:30

La tensión en Recreo por el tarifazo sigue creciendo y sumó otro escándalo cuando toda la ciudad se quedó sin el servicio de energía eléctrica, lo que desencadenó acusaciones cruzadas entre usuarios y la EC SAPEM.


Tal como había sido anunciado, los usuarios autoconvocados bloquearon el ingreso a la empresa a partir de las 6.

La modalidad fue la misma que vienen desarrollando para reclamar por las altas facturas que recibieron y aseguran que se extenderá hasta el miércoles.


Los autoconvocados tenían como objetivo que la empresa no cobre las facturas y también que no se realicen los cortes ya notificados a varios usuarios que no pudieron pagar por el servicio. 


Pero la manifestación tomó un giro inesperado cuando prácticamente todo el casco céntrico, barrios aledaños y las principales dependencias públicas se quedaron sin el servicio de energía eléctrica.


La empresa responsabilizó a los manifestantes al afirmar que por la protesta el personal no pudo restituir el servicio. Mientras, los usuarios que se manifestaban apuntaron a la empresa y la acusaron de intentar generar el enfrentamiento en la población.


El desperfecto finalmente fue por un falso contacto que se registró en una línea de 13,2 Kw ubicada en el Boulevard Kirchner y Facundo Quiroga y se solucionó pasadas las 12.


Edgardo Salas, coordinador del Interior de la empresa, en diálogo con "Mañana Central" de Radio Ancasti, cuestionó que los manifestantes impidieron el ingreso de personal para retirar las herramientas necesarias para realizar la reparación. Precisó, además, que en el marco de la decisión del directorio de la empresa de no confrontar con los usuarios, se decidió no insistir en buscar la solución a través del personal local, por lo que solicitó la colaboración de una cuadrilla de San Antonio de La Paz.


“Lamentablemente se cortó el servicio y no se nos permitió trabajar para repararlo, me parece que atenta contra la mayoría de los recreínos”, cuestionó Salas.


Las maniobras para recuperar el servicio finalmente fueron realizadas por personal de La Paz que tuvo que regresar de Tapso para restituir la energía en Recreo. Recalcó que esto fue posible porque todos los vehículos de la empresa cuentan con las herramientas necesarias para realizar este tipo de maniobras. 


Señaló que se trató de una falla en el cableado tripolar. “Hubo un falso contacto en la línea de 13,2 Kw”, dijo, aunque admitió que la empresa apenas registrada la falla no conocía el origen del problema. “Nos podíamos dar con una falla o con un sabotaje también”, había señalado en primera instancia.


Por su parte, los autoconvocados cuestionaron la llamativa situación y apuntaron a un propio boicot de la empresa para enfrentar a la población. 


Sebastián, uno de los autoconvocados, aseguró que la medida no impidió la salida de vehículos porque nunca estuvieron en el interior de la empresa, al igual que los operarios. 


Sin embargo, la protesta se levantó para que la empresa que alegaba no poder trabajar lograra restablecer el servicio. 
 
Problemas
La falla afectó al banco, escuelas y al hospital Liboro Forte, que tuvo que utilizar un generador para poder mantener vacunas y prestar atención médica. 


Salas señaló que Recreo cuenta con más de 6 mil usuarios y dijo que se trata de un grupo reducido el que lleva adelante el reclamo. En este sentido argumentó también que es el único lugar donde la empresa registra reclamos, pese a que días a tras los reclamos se registraron en Tinogasta, Bañado de Ovanta, Chumbicha y Capital.


Por otra parte, defendió las mediciones que realiza la empresa y que vienen siendo duramente cuestionadas. “Tenemos alta tecnología para tomar las mediciones de consumo. Hoy tenemos un sistema que está a la altura de las grandes distribuidoras”, sostuvo.


Recreo sigue en postura combativa desde que llegó la facturación con sumas exorbitantes. Desde la empresa se argumentó un excesivo consumo. 


Para los usuarios no es la realidad y cuestionaron que la calidad del servicio es deficiente y en consecuencia en plena temporada de verano ni siquiera funcionaban los aires acondicionados que avalaran un aumento en el consumo.


Las facturas en algunos emprendimientos llegaron a los $42.000 por mes y ocasionaron una importante cantidad de cierre de comercios pequeños, imposibilitados de pagar el servicio, frente a una caída en las ventas. 


Los autoconvocados señalaron que las medidas continuarán hasta el día miércoles con el bloqueo a la empresa para visibilizar su malestar. En paralelo, siguen con el apagón de 22 a 23.

Otras Noticias