la medida contaba con resolución n°1335

OSEP: más dudas por la terciarización del control de ausentismo

Cabur negó la contratación de una empresa, pese a que había firmado un acuerdo con la firma Servicio de Medicina Laboral en febrero.
viernes, 15 de marzo de 2019 · 04:08

La implementación de un mecanismo de control médico privado para los trabajadores de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) sigue generando polémica.

La contratación del servicio, en medio de un enfrentamiento con la Dirección de Reconocimientos Médicos de la Provincia, generó controversias por las idas y vueltas legales, que sacaron a luz serias irregularidades en el mecanismo aplicado, que careció incluso de un concurso previo para buscar la mejor propuesta para ejecutar el servicio.

En primera instancia el director de la OSEP, Julio Cabur, aseguró a El Ancasti que no existió la contratación de una empresa y que simplemente se contrataron los servicios de un médico privado para realizar un control más exhaustivo de casos calificados como “problemáticos” en relación con el ausentismo.

Luego, ante otros medios de comunicación, admitió que existió la firma de un convenio con una empresa, pero que quedó sin efecto a las 24 horas.

El Ancasti accedió al convenio entre la obra social y el Servicio de Medicina Laboral con domicilio legal en Almagro 135, y pudo comprobar que fue firmado el 5 de febrero de este año entre el titular de la obra social y los médicos Juan Pablo Moya y Jorge Brizuela del Moral, bajo resolución de OSEP N°1335.

Este acuerdo, con formalidad de contrato por su contenido, señalaba claramente la prestación de un servicio de control médico por la suma mensual de $35.000, con actualización arancelaria cada tres meses y con sumas extras para la atención domiciliaria, según distancia y otros servicios también arancelados.

Cabur aseguró ante la prensa que fue dado de baja el mismo 6 de febrero, al tomarse la decisión de que el servicio sea brindado por un solo médico.

Sin embargo, un memorándum emitido el día 7 de febrero por la dirección de la obra social firmado por Cabur, y al que también accedió este diario, sirvió para notificar al personal de que la empresa Servicio de Medicina Laboral sería la encargada de la recepción y control de las licencias médicas.

El instrumento destacaba la vigencia de este procedimiento a partir del 11 de febrero y señalaba claramente que “el personal deberá dirigirse únicamente a Servicio Médico Laboral de lunes a viernes, no así a Reconocimientos Médicos de la Provincia”, con lo que la facultad de control quedaba exclusivamente bajo facultad de la firma privada.
También indicaba que el empleado solicitante de la licencia debía hacerse presente en el servicio el mismo día de la ausencia en el horario de 9 a 12.30, “con o sin certificado médico”.

Este contrato o acta acuerdo mantuvo su vigencia al menos durante un mes, hasta que la situación tomó estado público. De acuerdo con información extraoficial a la que pudo acceder este diario, recién ayer la OSEP emitía la resolución N°1576, con la baja del cuestionado convenio.

Cabur ayer ante la prensa insistió en la negativa del contrato a la empresa y aseguró que había quedado “stand by”, ya que no se había concluido con la consulta de rigor ante los organismos responsables de este control.

El funcionario también se refirió a que este acuerdo nunca llegó a contar con la formalidad necesaria, pese a que cuenta con la resolución N° 1335. Pero luego aclaró que la cancelación no tuvo costo para la obra social.
Sobre el mecanismo insistió en que no se pretendió implementar una auditoría paralela, sino que simplemente se trató de buscar una tarea complementaria al control oficial.

Aseguró que el objetivo de la obra social es el de atacar los altos niveles de ausentismo del personal, el cual destacó solo durante 2018 registró un 46%. Sin embargo, pese a la voluntad de garantizar la atención a los afiliados, las improlijidades terminaron generando más dudas que certezas.

Rechazo

El director de Reconocimientos Médicos de la Provincia, Lorenzo Villagra, expresó públicamente su rechazo a la medida, sea esta a través de una empresa o un médico. El titular del organismo provincial encargado del control de todo el personal de la administración pública señaló que la medida era un “despropósito” y que de ninguna manera se permitiría que una empresa privada supervise el trabajo de los profesionales de esa área. “Hay malestar entre los médicos de Reconocimientos y nos negamos a ser supervisados por otros colegas, que pueden tener título de médico laboral o no, pero nos negamos, no corresponde que nos supervise a nosotros una empresa privada”, remarcó Villagra.

Otras Noticias