CONFLICTO EN PUERTA EN LA MUNICIPALIDAD DE VALLE VIEJO

"Los empleados apoyan a Zenteno por el maltrato de Jalile"

Así lo consideró el secretario gremial del SOEM chacarero. Cargó contra el exintendente por el desequilibrio.
domingo, 15 de diciembre de 2019 · 02:09

El secretario gremial del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Valle Viejo, Javier Andrada, aseguró que los trabajadores de ese municipio apoyan y trabajaron para la intendente Susana Zenteno "porque tenían la esperanza de salir de los maltratos de (el exintedente radical, Gustavo) Jalile". En este sentido, responsabilizó al ex mandatario por el "desequilibrio financiero" que recibió Zenteno, y lamentó que esto pueda afectar a algunos empleados. "Él firmó contratos de tres meses sabiendo que los iba a dejar en la calle", disparó.

En diálogo con El Ancasti, Andrada comentó que en diálogo con la intendenta Zenteno, les comunicó que Jalile había recibido un desembolso de la Coparticipación que se utilizó "para el pago a funcionarios y proveedores amigos". "Esto era algo que nosotros sabíamos, pero ella nos lo confirmó. Jalile se pagó el sueldo a él, y a todos sus funcionarios. Les pagó hasta las vacaciones, las de verano y las de invierno también, aunque se las habían tomado. Estamos hablando de un extra de unos $50.000 por funcionario, y eran más de 40", graficó Andrada.

En ese sentido, indicó que el municipio quedó en una posición muy complicada para el pago de sueldos. "Nosotros vamos a estar a la altura de las circunstancias, y vamos a pelear por lo que corresponde. Lamentablemente Jalile le dio contratos por tres meses a mucha gente, sabiendo que cuando se fuera eso se iba a caer. Zenteno encontró un municipio totalmente quebrado", insistió.
Andrada aseguró que pelearán por la estabilidad de los empleados que están en planta permanente, pero señaló que "si hay ilegalidades de por medio no podemos defender lo indefendible".

Por otra parte, fue consultado sobre los dichos de Jorge Escalante, quien dijo que en el SOEM había dirigentes que habían trabajado para la intendenta Zenteno durante la campaña, y que si alguno asumía funciones ejecutivas "pasará a ser la patronal".
"Los gremios siempre se nuclearon con el justicialismo. Particularmente, a mí ni a nadie de la comisión se le ha ofrecido un cargo, al menos no tengo conocimiento. Pero sí hay algunos compañeros que nos acompañaron en las luchas que recibieron llamados, y me parece perfecto que así sea, porque al municipio lo tienen que administrar los trabajadores", opinó el sindicalista.

En esa línea, agregó: "¿Quién no iba a querer trabajar por una nueva esperanza? Si acá nos perseguían. Los mirabas fuerte y te sumariaban, te tenían penando por tres meses sin sueldo. Esperemos, tengo fe en que Zenteno mejore todo esto. Si me lo preguntan, puedo decir que estoy orgullo de haber acompañado a Zenteno. En los últimos cuatro años, Jalile se robó hasta la dignidad del empleado municipal. Si seguía cuatro años más vaya uno a saber a qué cantidad de velorios íbamos a tener que ir de los compañeros que se iban a morir de impotencia", disparó.

Desvinculaciones
La semana pasada, en una reunión con el gobernador Raúl Jalil, la intendenta Zenteno adelantó que se darían de baja las designaciones irregulares que encontraron en Valle Viejo, y cuestionó que en la actualidad no hay recursos para el pago de haberes de toda la planta de personal. En este sentido, el secretario de Gobierno del municipio, Rolando Contreras, aseguró que recibieron un municipio "sobredimensionado", y adelantó que ya estudian los instrumentos de designación.

Del encuentro Jalil, se informó que surgió un compromiso del Gobierno Provincial de otorgar un préstamo o un adelanto de préstamo para cumplir esta semana con el pago adeudado a los empleados. La explicación de Jalile fue que no pudo pagar los sueldos porque necesitaba de recursos que aún no iban a ser depositados al día en que finalizaba su gestión.

El Concejo Deliberante de Valle Viejo pidió informes sobre estas posibles irregularidades durante la última sesión. Según expresaron fuentes gremiales, hay unos 500 nombramientos realizados durante 2019 y estudian dar de baja a unos 150, que corresponderían a contratos de servicio que se firmaron en su mayoría tras las elecciones primarias de agosto.