UNO TENDRÁ PRISIÓN DOMICILIARIA Y OTRO, TOBILLERA

Cuadernos: De Vido y Baratta volvieron a sus domicilios

domingo, 15 de diciembre de 2019 · 02:05

El viernes por la noche el Tribunal Oral Federal nº7 ordenó la liberación del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y el ex subsecretario de Gestión, Roberto Baratta, que estaban detenidos en el marco de la causa de los cuadernos. La orden se cumplió en la madrugada de ayer y ambos están en sus domicilios. Sin embargo, De Vido tendrá detención domiciliaria por la causa Río Turbio, en la que se lo acusa por administración fraudulenta en el manejo de los fondos destinados a la remodelación de la mina de carbón; mientras que Baratta portará una tobillera, no podrá salir del país y deberá presentarse todos los meses ante el TOF.

La decisión de excarcelar a De Vido y Baratta fue tomada por la Sala I de Casación, a cargo de Diego Gustavo Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa. Por mayoría, Barroetaveña y Petrone resolvieron aceptar el recurso de las defensas de los ex funcionarios de Planificación y ordenar que el TOF 7 revise su decisión de no morigerar la situación de los detenidos, a la luz de las nuevas normas del Código Procesal Penal que puso en vigencia la Comisión Bicameral, en los últimos días del Gobierno de Mauricio Macri, según precisó Infobae.

Casación consideró que el TOF no analizó debidamente las distintas pautas alternativas al encarcelamiento, como la prisión domiciliaria o la excarcelación con tobillera para revenir riesgos de fuga.

Antes de enterarse de que su prisión domiciliaria, De Vido había anunciado que iniciaría una huelga de hambre en Ezeiza, en protesta por la "despiadada persecución por parte de los tres poderes del Estado". Está detenido desde octubre de 2017, por un pedido del fiscal Carlos Stornelli en el marco de la causa Río Turbio y en virtud de una interpretación del uso de la prisión preventiva que fue bautizada como "doctrina Irurzun", por el magistrado que la formuló por primera vez.

Roberto Baratta estaba detenido desde 2018, cuando se inició la llamada causa de los cuadernos, con fotocopias de cuadernos que contenían las anotaciones de Oscar Centeno, el chofer del exsubsecretario.