para que sea tratada en sesiones extraordinarias

Congreso: el Gobierno presentó la emergencia económica

En la oposición hay dudas para acompañar el proyecto. Pero prometen dar quórum para abrir el debate.
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 02:05

El presidente Alberto Fernández convocó al Congreso a sesiones extraordinarias hasta el 31 de diciembre, con el fin de avanzar en el tratamiento y sanción de iniciativas sobre emergencia económica, sanitaria y social.
En los puntos del decreto de convocatoria enviado al Parlamento, figuran el debate sobre los proyectos de “ley de solidaridad social y reactivación productiva”, que englobaría los contenidos de las herramientas que el Gobierno promueve para iniciar su gestión. Ésta será una norma clave a la que pretende además darle trámite exprés.

El Ejecutivo confía en poder cerrar la semana próxima con la ley aprobada, por eso el próximo lunes al mediodía los ministros del área irán al Congreso a reunirse con los jefes de los bloques parlamentarios para explicar os detalles del proyecto. En la oposición de Cambiemos ya dejaron asomar las primeras resistencias que tienen que ver con lo que ellos creen será ceder poder de fuego legislativo y opositor, delegando “superpoderes” a la Casa Rosada.

En ese marco, el jefe de gabinete Santiago Cafiero advirtió sin dar mayores detalles que el proyecto “se trata de una ley marco donde se propone generar derivaciones de partidas, algún marco para cuestiones impositivas y fiscales”.
Según explicaron desde el Gobierno, la emergencia económica otorga facultades al jefe de Gabinete para reasignar partidas presupuestarias y modificar alícuotas de impuestos. 
Éste es el punto más polémico de la cuestión, ya que se especula que el Gobierno podría aplicar un aumento en las retenciones a las exportaciones y a los bienes personales, entre otros impuestos. 
La Ley de Emergencia Económica fue votada por primera vez en enero de 2002, tras la caída del gobierno de Fernando de la Rúa y en medio de una crisis económica y social sin precedentes en el país.

La norma fue utilizada durante los gobiernos de Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y los dos mandatos de Cristina Fernández Kirchner, pero también durante parte de la presidencia de Mauricio Macri, quien a fines de 2017 decidió no prorrogarla por considerar que el país ya había logrado superar esa situación.
Sin embargo, Macri debió apelar de urgencia a un mega crédito del FMI por 57 mil millones de dólares. El actual presidente afirmó que por esta situación el Gobierno quedó en virtual default.

Confianza
El Frente de Todos tiene casi asegurado el quórum para tratar la semana que viene el proyecto pero en la oposición hay dudas por la letra chica que el Gobierno todavía no develó.
El bloque de diputados oficialista que comanda Máximo Kirchner necesita el acompañamiento de al menos una parte de la oposición. Si bien Kirchner abrió el diálogo con la bancada de Juntos por el Cambio, la garantía final de contar con número necesario para habilitar el debate la dio ayer viernes el jefe del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, quien aseguró que esa bancada va a "dar quórum", pero advirtió que "nada va a ser automático".

El diputado mendocino señaló que "el Frente de Todos va a tener un disgusto si pretende imponer leyes y no tratan con aquellos que bloques minoritarios" como es Unidad Federal, que cuenta con ocho bancas.
"Nosotros vamos a participar en las discusiones en la medida que tengamos participación en las comisiones", sostuvo Ramón y aclaró: "Hay que acompañar necesariamente el tratamiento y la discusión de estos temas, pero nada va ser automático".
El interbloque de Juntos por el Cambio adoptó una postura similar y ya le transmitió al oficialismo que darán quórum tanto en las reuniones de comisión como en la sesión prevista para el miércoles próximo, pero no garantizó su aprobación y espera definiciones más concretas por parte del Frente de Todos.

Al parecer, no cayó bien en Juntos por el Cambio que, pese al anuncio del oficialismo de enviar tres proyectos de emergencia, el Gobierno haya optado por una "ley ómnibus" que incluiría todos los temas en el mismo articulado.
Lo que molestó es que los proyectos de este tipo obligan a que incluso quienes tiene disidencias parciales con una iniciativa deban votar en contra en general y luego expresarse artículo por artículo para rechazar algunos y aprobar otros.

No obstante, lo que más ruido genera en la oposición es el contenido que todavía desconocen, pero que ya empezó a mostrar las diferencias internas en la bancada que preside el radical Mario Negri, donde observarán hasta el mínimo detalles de la iniciativa, especialmente la delegación de facultades al Poder Ejecutivo.
El radicalismo no está dispuesto a acompañar una emergencia económica que le dé al Poder Ejecutivo la capacidad de reasignar partidas por encima del 5% del Presupuesto nacional, límite que el peronismo le puso al gobierno de Mauricio Macri en 2017.

Otras Noticias