Crece la tensión en la capital

El Municipio neutralizó el paro y el SOEM endurece su posición

La comuna capitalina recurrió a la Justicia para habilitar la recolección de residuos. Y anunció que descontará los días no trabajados.
miércoles, 11 de diciembre de 2019 · 02:18

El intendente de la Capital, Gustavo Saadi, inició su gestión con un fuerte enfrentamiento con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales que encabeza Walter Arévalo, que sostiene el paro por tiempo indeterminado iniciado ayer a pesar de que la comuna dio curso a los planteos que precipitaron la medida de fuerza.

A pocos días de haberse hecho cargo de la conducción capitalina, Saadi tuvo que implementar disposiciones para neutralizar el impacto de la arremetida de Arévalo.

En las reuniones previas al paro, el intendente se allanó a los pedidos del gremio, que pasaban por el cobro de adicionales en Rentas Municipales, la reparación de camiones recolectores de residuos y la provisión de indumentaria de trabajo.

Sin embargo, Arévalo no desistió de la huelga.

Ayer, el SOEM clausuró la planta de tratamiento de residuos para impedir la salida de los camiones recolectores.
La comuna interpuso de inmediato una denuncia penal y obtuvo eco favorable en la Justicia, que ordenó liberar la salida de los vehículos. Choferes y recolectores pudieron de tal manera salir para cumplir con la prestación del servicio.

El Municipio no pudo aplicar la ordenanza que declaró "servicio esencial" la recolección de basura, aprobada por unanimidad en el Concejo Deliberante, debido a que aún no fue publicada.

La Municipalidad anticipó además que descontará los días no trabajados a los agentes que se plieguen al paro, en base a un fallo de la Corte de Justicia que estableció que esta decisión de las patronales no afecta el derecho de huelga.

Los jefes de las distintas reparticiones distribuyeron además circulares en las que advirtieron a los beneficiarios del programa "Catamarca Ciudad Trabaja" que una de las causales de caída del beneficio es "el entorpecimiento del servicio normal que ocasione perjuicios a la comunidad y disminuya en forma deliberada, y reiterada el rendimiento de las labores encomendadas".

En este marco, salvo Tránsito, el resto de las reparticiones municipales desarrolló sus tareas normalmente.

Arévalo consideró "una vergüenza" que se descuenten los días de paro y se advierta a los precarizados sobre las consecuencias de obstaculizar la prestación de servicios, pero, con una causa penal abierta todavía contra el gremio por los desmanes cometidos en una violenta manifestación realizada hace un mes frente al Concejo Deliberante capitalino, se le estrecharon los caminos.

Sin embargo, no está dispuesto a cesar en la escalada. Convocó a un piquete en la ruta 38 para hoy (ver aparte).

Más allá del planteo puntual por el paro, el desplazamiento de la esposa de Arévalo de la Dirección de Tránsito es trasfondo de la pelea.

A cargo de esa repartición, que gira en la órbita de la Secretaría de Protección Ciudadana, fue designada Mariela Romero.

 

Walter Arévalo convocó a un piquete en la 38

"La solución del nuevo intendente es amenazar que descontarán los días de huelga. Esta es la comunicación fluida y sincera con el gremio, aunque por una 'cuestión ideológica' comparte el respeto hacia las organizaciones gremiales y la defensa de los trabajadores. Ni un solo paso atrás. Solo los trabajadores salvarán a los trabajadores. Si tocan a un trabajador precario, nos tocan a todos. Vergüenza: el paro no se levanta, compañeros municipales. La comisión directiva del SOEM, con nuestro secretario a la cabeza, vamos a cambiar nuestro plan de lucha y realizaremos corte de ruta 38".

Con estas palabras, el SOEM respondió al endurecimiento de la posición de las autoridades del municipio.
El conflicto amenaza a expandirse hacia la Provincia.

Otras Noticias