la transición || hubo momentos de tensión entre los dados de baja y los empleados de planta

Crisis en Andalgalá: empleados dados de baja levantaron la toma del municipio

A los trabajadores se les pagará el mes que se les debe, pero se ratificó que dejan de pertenecer a la municipalidad. Si no les pagan, el lunes vuelven a las medidas de fuerza.
sábado, 23 de noviembre de 2019 · 02:16

Luego de dos días de extrema tensión, los empleados precarizados que habían quedado cesantes en la Municipalidad alcanzaron un acuerdo con las autoridades por lo que decidieron levantar la toma del edificio municipal. Además los empleados de planta permanente pudieron cobrar sus haberes en forma normal

Sin embargo, antes que finalizara el conflicto se vivieron momentos de tensión entre los precarizados y los agentes de planta. Es que estos últimos estaban sin poder cobrar sus haberes desde que se inició el conflicto. Por tal razón, habían realizado una movilización hacia el palacio municipal exigiendo una solución a problema.
En ese marco, les solicitaron a los precarizados que tomaban la municipalidad que desistieran de su reclamo para poder cobrar sus haberes. Sin embargo, los trabajadores dados de baja seguían firmes en su reclamo.

Por otra parte, otro grupo de trabajadores cortaba desde temprano la ruta provincial N° 46 ante la ausencia del intendente Alejandro Páez para que les otorgue una solución luego de haber quedado sin trabajo.
Ante esta situación, sumado a que los servicios básicos que presta la municipalidad estaban suspendidos, a las autoridades comunales no les quedó otra que dar una respuesta luego de varios días de silencio. 

Después de un par de horas, se hizo presente en el municipio el presidente del Concejo Deliberante, José Luis Cativa, quien les informó a los agentes dados de baja que se les va a pagar un mes de sueldo de los que se les debía. Sin embargo, ratificó la decisión del intendente de que no continuarían prestando servicios en el municipio.
Los trabajadores aceptaron la propuesta y levantaron la toma.

En diálogo con El Ancasti, Alejandra, una de las empleadas dadas de baja que estaba en la toma, comentó: “Para algunas chicas está bien, para otras no, porque nosotras queríamos seguir con el trabajo".
"Cativa se comprometió a que mañana (por hoy) a partir de las 9 van a pagarnos un mes” añadió.
Más adelante, lamentó que a pesar de prestar servicios tantos años en el municipio se queden sin nada. “Estos ocho años de trabajo los hemos perdido, ya no hay lugar para más personas”, protestó.

En ese marco, cuestionó con dureza las supuestas designaciones que realizó el Ejecutivo en el último tiempo. “Los funcionarios tienen los hijos, sobrinos y mujeres acomodados y se olvidaron de nosotros que trabajamos para ellos y estamos en la nada”, afirmó.

Por último, dejó en claro si hoy no les pagan el mes que les deben y desde la comuna prometieron abonar, el lunes regresarán con la toma del municipio.
Con la resolución de este conflicto, el municipio de Andalgalá se encuentra en un tensa calma. Es que, como ya lo advirtió el intendente electo, Eduardo Córdoba, la intendencia se encuentra con el 110% de la coparticipación comprometida para el pago de sueldos. En ese marco, corre peligro el pago de los próximos sueldos y además deben incluir la primera parte del aumento de $6 mil (la primera en diciembre, la segunda en enero).
En este sentido, la gestión del saliente Alejandro Páez le deja una deuda de $15 millones a su sucesor entre el pago de sueldos y deuda con proveedores.