había anunciado que pedirá la despenalización

La Iglesia cruzó al presidente electo por el aborto

martes, 19 de noviembre de 2019 · 02:00

El arzobispo de La Plata, Víctor "Tucho" Fernández, cruzó a Alberto Fernández por haber anunciado que apenas asuma impulsará un proyecto de ley de despenalización del aborto, y recordó que al presidente electo le había escuchado decir antes de las elecciones que "no consideraba que este tema fuera una prioridad o una urgencia" y que además "dividía al país".

"Si yo pudiera hablar con Alberto le preguntaría si vale la pena comenzar su mandato con un tema que tanto divide a los argentinos y que tanta tensión ha provocado", planteó el religioso en una serie de mensajes que escribió en Twitter.
Y agregó: "Pero me preocupa más otra cosa, yo le escuché decir, antes de las elecciones, que no consideraba que este tema fuera una prioridad o una urgencia, que dividía al país y que había que analizarlo bien y con tiempo".
Al respecto, el arzobispo platense remarcó que a su juicio "muchos" lo votaron a Fernández "confiando en estas palabras".

"Escribo esto con toda sinceridad. Podemos estar codo a codo defendiendo los derechos sociales, buscando un país productivo e inclusivo, pero es mi derecho decir lo que pienso sobre este tema, aunque sé que también me expongo a una nueva catarata de descalificaciones, como me ocurrió cuando di la bienvenida a quienes venían al encuentro de mujeres en La Plata", agregó "Tucho" Fernández.

El arzobispo recordó además que en Uruguay "el presidente Tabaré Vázquez, de izquierda y agnóstico, vetó una ley de aborto".
"Me preguntan si no estoy en contra del aborto. Siempre lo estuve, desde que tengo 12 años. No por ser conservador o misógino o machista, sino porque creo que esa niña que está creciendo dentro de su madre también tiene derechos", remarcó en la red social.
Al respecto, dijo que "si se dice que se trata solo de un tema de salud pública, entonces estamos poniendo el carro antes que el caballo porque de las muertes maternas que hay en el país, una pequeña parte es por aborto procurado", y planteó que "más del 80 por ciento de estas mujeres se mueren por llegar al parto desnutridas, diabéticas sin tratar, etc.".