DESDE LA OEA SUMARON CRÍTICAS A EVO MORALES

La senadora Áñez sumó varios respaldos en la Presidencia

El ex presidente Morales cuestionó a la OEA y dijo que responden al Gobierno de Estados Unidos.
jueves, 14 de noviembre de 2019 · 02:07

La senadora opositora Jeanine Áñez, quien asumió la Presidencia interina de Bolivia, sumó los respaldos de Estados Unidos y Brasil, y aseguró que el ex presidente Evo Morales "se fue porque no se atrevía a ofrecer respuestas al país". Además, para el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el golpe de Estado "lo hizo el propio Evo Morales el 20 de octubre", en alusión a la fecha de las elecciones de la discordia. Para Morales, todo esto "confirma el golpe" y convocó al diálogo internacional para devolver la tranquilidad al pueblo boliviano.

El Gobierno de los Estados Unidos reconoció a la senadora Áñez como presidenta interina de Bolivia tras la renuncia de Morales forzada por sectores militares, y así lo expresó en Twitter el encargado de Latinoamérica en el Departamento de Estado, Michael Kozak. "Esperamos con interés trabajar con ella y otras autoridades civiles del país mientras organizan elecciones libres y justas lo antes posible de acuerdo con la Constitución", opinó el diplomático. En sintonía, el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, informó que ese país también reconoce a Áñez como presidenta interina, y considera que "asumió legalmente" como mandataria y se está cumpliendo la Constitución en Bolivia.

Por su parte, desde la OEA surgieron ataques contra Morales. Para el secretario general del organismo, Luis Almagro, hubo un golpe de Estado en Bolivia y "fue el que cometió Evo Morales el 20 de octubre pasado cuando se consumó un fraude electoral". "El golpe de Estado es una forma ilegítima de llegar al poder, y en ese contexto sí hubo un golpe de Estado en Bolivia y ocurrió el 20 de octubre", sentenció, y consideró que el hecho de que el Tribunal Electoral le diera el triunfo a Evo Morales "era para perpetuarse en el poder en forma ilegítima e inconstitucional". "Morales se robó la elección y eso es robarle la soberanía al pueblo", disparó.

En esa misma línea, el embajador de los Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, consideró "ridículo" que se hable de golpe de Estado en Bolivia. "Si alguna vez hubo una amenaza para la democracia, ésa era la del Gobierno liderado por el ya ex presidente Morales", agregó.

En este marco, la senadora Áñez aseguró que "el presidente Morales se fue porque quiso, porque no se atrevía a responderle al país" y sostuvo que ése "fue un acto cobarde". "Ahora está en México queriendo verse como una víctima y queriendo engañar al mundo entero diciendo que lo que hubo en Bolivia fue un golpe", afirmó.
De esa manera, salió al cruce de afirmaciones de Evo Morales, según quien ha tenido lugar en Bolivia "el golpe más artero y nefasto de la historia". Para Áñez, todo es "tan falso como falsas fueron las elecciones del 20 de octubre", de las que resultó ganador el ex presidente, entre denuncias de fraude que desataron una oleada de violencia que dejó ocho muertos y unos 500 heridos.

La autoproclamada nueva mandataria reiteró que "lo que ha sucedido es una sucesión" y que ella está "ocupando el puesto que le corresponde", y que tras una reunión con el mando militar fue reconocida como presidenta de Bolivia. Subrayó que actuó según se establece en la Constitución y asumió la Presidencia interina porque "no podía haber ausencia del Estado" ante los actos de "vandalismo en la calle".

"La demanda de la sociedad era pacificar a Bolivia. No podíamos ser indiferentes a la situación que nos dejó Evo Morales", señaló la abogada, de 52 años. Por último, sobre la decisión de México de otorgar el asilo a Morales dijo que "ojalá que los mexicanos no pasen por estas situaciones tan desafortunadas". "Los socialistas utilizan los mecanismos democráticos y luego se aferran al poder", disparó.

Morales

Por su parte, Evo Morales reiteró que con la autoproclamación de la senadora Jeanine Áñez como presidenta "se confirma el golpe de Estado" en su contra y agradeció una vez más a México por haberle "salvado la vida". En una conferencia de prensa brindada en México, aseguró que no descarta regresar a Bolivia y realizó un llamado para abrir una instancia de diálogo.

"Si mi pueblo pide, estamos dispuestos a volver para apaciguar, pero es importante el diálogo nacional. Vamos a volver tarde o temprano. Qué mejor lo antes posible para pacificar Bolivia", subrayó, al tiempo que convocó a un "diálogo nacional" y cargó contra la Organización de Estados Americanos (OEA). "La OEA no está al servicio del pueblo latinoamericano, sino de Estados Unidos. Hay que cambiarle el nombre, debería llamarse Organización de los Estados del Norte y no de América".

Asimismo, dijo que la OEA entregó su informe sobre si hubo o no fraude en las últimas elecciones en Bolivia de manera anticipada, ya que estaba previsto que lo presentara el 13 de noviembre.

Finalmente, pidió que frene la violencia en Bolivia y que el Tribunal Constitucional cumpla con la "legalidad". "En mis primeras elecciones presidenciales en 2002 ganamos pero nos lo robaron y en mi última participación también ganamos, pero nos robaron", destacó e indicó que "nunca" le pidió a nadie "realizar algo ilegal" en los pasados comicios.

Otras Noticias