Aceptó el ofrecimiento de asilo

Morales se fue a México, pero dijo que regresará "con más fuerza"

Al cierre de esta edición, el exmandatario se encontraba en vuelo. México criticó a países de la región.
martes, 12 de noviembre de 2019 · 02:17

El exmandatario boliviano, Evo Morales, confirmó que el Gobierno mexicano envió un avión para retirarlo y trasladarlo a territorio azteca. “Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del Gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”, escribió Morales en su cuenta de Twitter. 

Por su parte y al cierre de esta edición, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) Marcelo Ebrard, informó a través de la misma red social que Morales ya estaba en viaje en el avión mexicano y que su seguridad estaba garantizada. 

Horas antes, fuentes militares peruanas habían informado que un avión de la Fuerza Aérea mexicana llegó a Lima, desde donde se dirigiría a Bolivia a buscar a Morales.

Según fuentes del gobierno peruano, el avión esperaba permiso de las autoridades aeronáuticas bolivianas para partir hacia ese país. Hasta el momento, el Gobierno de México no informó sobre la movilización del avión militar hacia territorio boliviano, donde no se tiene jurisdicción alguna. 

Anteriormente y alrededor de  las 15 (hora del centro de México) de ayer, el titular de la SRE Marcelo Ebrard, confirmó que Evo Morales aceptó el ofrecimiento del Gobierno mexicano para refugiarse en el país.

“Les informo que hace unos momentos recibí una llamada mediante la cual solicitó asilo político en nuestro país. La cancillería mexicana, previa consulta con la Secretaría de Gobernación, ha decidido concederle asilo político por razones humanitarias”, había informado el canciller. 

Durante la breve conferencia de prensa, el funcionario se limitó a detallar el proceso que se iba a llevar a cabo al interior del territorio azteca para que el Senado respalde esta decisión. Sin embargo, no explicó el proceso de negociación con las autoridades en Bolivia. En consecuencia, no era posible saber si el país latinoamericano le concedió permiso a México para llevar a cabo esta operación, o si hubo algún intermediario. Tampoco se sabe en qué parte de México aterrizaría y se resguardaría.
Mientras tanto, el gobierno de Perú informó a través de un comunicado que se le concedió permiso al gobierno de México para sobrevolar y abastecer de combustible a un avión oficial, el cual partió a las 18:30 horas (23:30 GMT) con destino a Bolivia. 

Postura contraria 

Desde un primer momento, el gobierno mexicano rechazó el llamado del Ejército boliviano a la renuncia de Morales tras las irregularidades que se registraron en las elecciones presidenciales.

“México demandó respeto al orden constitucional en Bolivia”, agregó Ebrard por la mañana en una conferencia de prensa junto al presidente Andrés Manuel López Obrador.

México consideró como un golpe de Estado la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia el domingo y aceptó que su posición respecto a los eventos en el país sudamericano, tiene marcadas diferencias frente a otras naciones en la región como Argentina y Brasil.

“No sé si abre una brecha, pero es claro que son diferentes posiciones”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard durante la conferencia matutina del presidente.  A diferencia de Argentina, Chile, Perú y Brasil, que habrían negado al avión de Evo Morales sobrevolar su espacio aéreo, México ha ofrecido desde un inicio, asilo al ex presidente y a otros políticos bolivianos.

El secretario de Relaciones Exteriores explicó que demandarán una reunión urgente con la Organización de Estados Americanos (OEA), porque a pesar de la gravedad de los acontecimientos la organización guardó silencio.

Otras Noticias