fallo del juez federal miguel contreras

La Justicia procesó a líderes de la Martín Fierro por fraude a la administración

Es porque a partir del testimonio de los beneficiarios se logró demostrar que les pedía dinero para conservarles el plan y los obligaba a participar de las movilizaciones.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 02:09

A fines de julio, el juez federal Miguel Ángel Contreras dictó el procesamiento contra tres integrantes de la agrupación política “Martín Fierro” por el delito de “estafa a la Administración Pública en la modalidad de administración fraudulenta, en concurso ideal”, a partir de la denuncia realizada por el gerente de Empleo y Capacitación Laboral del Ministerio de Trabajo de la Nación, Mariano Manzi. Concretamente, el magistrado consideró que existen elementos de prueba que demuestran que Ricardo Rodríguez, como presidente, junto a Dora Guerrero y Orlando Elieser Paredes, se quedaban con parte del dinero que percibía un grupo de personas en concepto de planes de asistencia social. El magistrado ordenó trabar embargo de $ 30 mil a cada uno.
La denuncia fue realizada por Manzi a fines de 2017, luego que el propio Rodríguez –que además de presidir la “Martín Fierro” había sido nombrado en el área de Desarrollo Social de la provincia- afirmara a El Ancasti que los afiliados de su agrupación realizaban un “aporte partidario voluntario”.

Los supuestos “afiliados” eran, en realidad, personas de escasos recursos que buscaban obtener beneficios de los distintos programas de asistencia de los organismos nacionales, como la Gerencia de Empleo.

Al ser los responsables de la agrupación quienes llevaban los listados de posibles beneficiarios, cuando recibían el beneficio los intimaban a entregar un porcentaje de sus ingresos bajo la amenaza de que les quitarían el plan. Los aportes iban de los 100 a los 400 pesos, según el monto que percibía el beneficiario.

Así lo determinó la investigación penal, en donde se sumaron múltiples testimonios de beneficiarios que narraron cómo era la relación con la “Martín Fierro”.

Uno de los testimonios es el de un beneficiario del programa Argentina Trabaja, de apellido Contrera, quien ante la Justicia narró: “Era beneficiario de un plan Argentina Trabaja que me diera el Sr. Ricardo Rodríguez; primero cobraba $ 1.500 y después fue de $ 1.800. Algunos iban a hacer un taller para capacitarse, pero era un blef (era cartel), no se hacía nada; siempre había un soplón que avisaba quiénes iban y quiénes no. Allí nos decía que debíamos ir a reuniones partidarias. Rodríguez hacía política para el Frente para la Victoria porque quería postularse para concejal. Iba mucha gente de los circuitos electorales y el que no iba lo amenazaba que le sacaría el plan. Yo cobré seis meses, lo mismo que mi mamá y mi tía. Como no iba a las reuniones me sacó el plan. Cuando cobrábamos, teníamos que ir a su casa a pagarle lo que nos cobraba por tener el plan. Primero, cuando cobrábamos $ 1.500, había que dejarle $ 100 en su casa y cuando empezamos a cobrar$ 1.800 teníamos que dejarle $ 200", afirmó en su testimonio.

En la investigación hay también otros testimonios que dan cuenta de las maniobras perpetradas por Rodríguez y compañía para lucrar a través de la gestión de beneficios para los más necesitados.

"Los relatos son similares en cuanto al modus operandi y en todos los casos señalan que al momento de cobrar debían llevar una parte a los domicilios de Rodríguez, Paredes o Guerrero".

En tal sentido, entre los elementos de prueba que hay en la causa constan “cuadernos con anotaciones, las capturas de pantalla de los chats de grupos de beneficiarios con su ejecutor, de los cuales se desprende claramente la operatoria llevada adelante por las personas involucradas, al exigirles a los beneficiarios e indicarles cómo, cuándo, a quién y cuánto dinero debían dejar para el partido”, según reza el fallo.

De esta manera, el Juez Federal concluyó que existen sobrados indicios de la configuración del fraude a la administración pública.

Por último, el magistrado decidió no darle mayor relevancia a los testimonios de las personas que declararon a favor de Rodríguez al considerar que todas mantienen una relación de dependencia con el imputado y mantenían sus planes al momento de prestar declaración en la Justicia.

Rodríguez, un dirigente marcado por las denuncias y los escándalos

La denuncia que inició Mariano Manzi no es la única que pesa contra el dirigente de la Martín Fierro, que además es funcionario en el Ministerio de Desarrollo Social.

El noviembre de 2017, el abogado y concejal chacarero Javier Espinoza se presentó ante la Unidad Judicial Nº 10 de Valle Viejo para asistir legalmente a dos mujeres que radicaron una denuncia penal contra el dirigente kirchnerista Ricardo Rodríguez, presidente de La Martín Fierro Catamarca, por los presuntos delitos de trata de personas y amenazas.

De acuerdo con la denuncia, Rodríguez había trasladado en su camioneta particular a dos mujeres que integrarían La Martín Fierro Catamarca hasta la reunión de la Mesa Federal de la MF en Paraná (Entre Ríos), en donde al cabo de la reunión habría intentado obligar a prostituirse a las dos jóvenes catamarqueñas –que son oriundas de Valle Viejo- ofreciéndolas a dirigentes nacionales del sector kirchnerista.

En aquel momento, una de las denunciantes reveló que percibía un plan social de Nación por el cual debía darle $400 (a Rodríguez) todos los meses.

Por ese escándalo, Rodríguez había sido dado de baja como funcionario en el Ministerio de Desarrollo Social. Sin embargo, en mayo de este año, Rodríguez fue nuevamente nombrado como supervisor y tiene un índice 1,20.

En medio de la campaña para las PASO, Rodríguez fue noticia por la entrega de dádivas que publicitaba a través de sus redes sociales mientras era precandidato a concejal en la Capital. Entonces había 12 precandidatos que se disputaban la banca de Ariel Pedemonte. Allí el único sector que debía definir una interna es el Frente de Todos. Por esos días, el precandidato Ricardo Rodríguez, titular del Partido Martín Fierro, en las redes sociales se mostró entregando distintos tipos de dádivas.

Rodríguez es actualmente funcionario del Ministerio de Desarrollo Social (índice 1,20) y tiene un vínculo cercano al ministro Eduardo Menecier: trabajó en todas las áreas en las que Menecier se desempeñó. En su perfil de Facebook, el precandidato se mostró repartiendo frazadas, guardapolvos, trozos de nailon, alimentos, bolsones y hasta productos que se elaboran en los talleres de capacitación de la agrupación kirchnerista Martín Fierro, que él dirige.

“Los vecinos nos pidieron ayuda, y fuimos y cumplimos. Una buena rapilosa de nailon, frazadas, leche para los chiquitos, algo de mercadería para familias muy puntuales. Quiero ser el concejal del Circuito 5. Voy a poner el 120% para que todos puedan llegar a fin de mes”, prometió Rodríguez en uno de sus posteos.

Finalmente, el dirigente Miguel Rasgido ganó la interna en ese circuito y es ahora el candidato.

Otras Noticias