LO RESOLVIÓ EL TRIBUNAL DE ENJUICIAMIENTO DE LA CORTE

Desestiman una de las causas de jury contra el fiscal Figueroa

Es la que se presentó por su accionar en la causa de amenazas denunciada por Fernando Musella contra Ángel Mercado.
jueves, 10 de enero de 2019 · 04:12

El Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados y miembros del Ministerio Público de la Corte de Justicia desestimó el intento de jury que se había iniciado contra el fiscal de instrucción nº1, Víctor Figueroa, y el juez de Control de Garantías nº2, José Antonio Carma, por las supuestas irregularidades en su accionar en una causa por amenazas, que fuera denunciada por el ex vicepresidente de CAMYEN, Fernando Musella, en contra del director de YMAD, Ángel Mercado. Para el Tribunal, "cabe admitir razonablemente la posibilidad de equivocación", y no consideraron que hayan actuado con la intención de perjudicar a las partes.

El Tribunal analizó la presentación que fue elevada por la Secretaría de Sumarios de la Corte, en la que se hizo alusión al desempeño del fiscal Figueroa y de Carma en la causa de amenazas. En esa investigación, en la que Musella había denunciado una serie de amenazas por parte de Mercado (primero vía correo electrónico y luego en su domicilio), el fiscal había determinado el archivo de la causa. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones  criticó en duros términos las actuaciones y acusaron a Figueroa de llevar adelante una "exigua investigación".

Los camaristas consideraban que la investigación era insuficiente para determinar si hubo o no delito y acusaron al fiscal de hacer afirmaciones erróneas: pusieron el foco sobre la forma en la que Figueroa analizó las pruebas y hasta criticaron que había citado jurisprudencia inadecuada. "En la causa se observa un yerro que debe ser calificado como una gravísima aseveración falsa del fiscal", sostuvieron en alusión a lo que consideraron una incorrecta interpretación de unas cámaras de vigilancia, lo que a criterio de los jueces servía para descalificar el dictamen.

Además, se lo cuestionó por haber criticado la demora de Musella para hacer la denuncia en esa causa. "Con igual criterio, deberían desecharse las denuncias de las señoritas que, alcanzada la mayoría de edad, hacen conocer que fueron víctimas de delitos sexuales en su niñez y que no lo denunciaron antes por temor. Alcanzaría ribetes de escándalo", sostuvieron los camaristas, que consideraron que Figueroa "examinó con ínfimo rigor las afirmaciones del denunciante" y no ejecutó las medidas probatorias que éste propuso.

De Carma habían cuestionado que no se había percatado de estos errores en la forma de llevar la investigación, y que se basó en las "afirmaciones falsas" del fiscal para emitir su dictamen.

Según información a la que accedió El Ancasti, el Tribunal consideró que la causa no tiene la gravedad necesaria para iniciar un jury, y de hecho "ahora tramita ante otro fiscal y otro magistrado". Además, señalaron que Apelaciones revocó la decisión del fiscal y del juez de archivar la causa, lo que demuestra que los mecanismos para enmendar los errores funcionan adecuadamente.
"Toda actividad humana, también la judicial, debe admitir la equivocación de sus actores", consideraron, y que sobre la sospecha de parcialidad del accionar de los funcionarios judiciales, señalaron que no hay motivos que indiquen que hubo una reiteración de una conducta grave, o un accionar con el propósito de perjudicar a alguna de las partes.

De Figueroa
Además de esta causa, el fiscal nº1 tiene un proceso iniciado por la causa del barrio Achachay, de la zona oeste de la Capital. En ese expediente, por una supuesta usurpación de los terrenos del barrio, el juez de Control de Garantías, Porfirio Acuña, encontró serías irregularidades en la investigación penal preparatoria a cargo del fiscal y pidió ponerle punto final a la causa. Figueroa apeló la medida del juez y la decisión quedó en manos de la Cámara, que le dio la razón a Acuña y corrió traslado a la Secretaría de Sumarios de la Corte, que entendió que existían elementos para sospechar de conductas ilícitas por parte del fiscal.