ANSES recibe una gran demanda diaria de solicitudes

Jubilados sacan préstamos para pagar servicios y medicamentos

Para el abogado previsionalista Marcelo Galindo la medida nacional solo es un paliativo.
lunes, 27 de agosto de 2018 · 04:03

El impacto de la crisis económica que afronta el país llevó a que muchas familias deban recurrir a préstamos de dinero en efectivo para poder llegar a fin de mes, pero sin dudas el mayor coletazo de la inflación se da en los que menos tienen y repercute directamente en los jubilados y pensionados que cuentan con mínimos ingresos.

Las largas filas diarias y la saturación del sistema en ANSES para sacar préstamos, son el fiel reflejo de que muchos jubilados y también beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), deben endeudarse para poder subsistir. 

El abogado previsionalista, Marcelo Galindo, destacó que la mayor parte de las personas que acceden a los nuevos créditos que otorga ANSES son justamente los jubilados y beneficiarios de pensiones no contributivas que solicitan préstamos “para pagar los servicios y comprar medicamentos”. 

“La gente recurre a este tipo de créditos para poder pagar los servicios, remedios y alimentos. No a todas las personas le alcanza para poder pagar los servicios”, dijo y opinó que los préstamos son “uno de los paliativos que utiliza el estado nacional” para hacer frente al complejo panorama económico, pero opinó que la asistencia a estos sectores más vulnerables debería canalizarse con una compensación económica y no en facilidades para el endeudamiento.

Resulta que la canasta básica alimentaria a poco más de mitad de año oscila en los $19.601 y los medicamentos ya acumulan un aumento del 20%; mientras que un jubilado que cobra la mínima, apenas llega a $8.200 mensuales. “Hay una franja de jubilados que realmente están en una indigencia total”, destacó.

Pero también quienes acceden a este beneficio son los beneficiarios de la AUH, que en la mayor parte de los casos lo hacen para pagar los servicios y comprar alimentos.

Para Galindo los préstamos de ANSES “tienen muy buena acogida dentro del universo de jubilados, pero va a llegar un momento en que la persona  usará esos préstamos  subsistir ” y opinó que podría llegar a caer preso de la usura financiera o a comprar cosas que no son de primera necesidad, “y va a llegar el momento en que no va a cobrar nada”, opinó.  Destacó que si bien permiten solucionar la necesidad inmediata, a la larga y con un mal uso, pueden terminar perjudicando la economía de la familia.

Beneficio

A principios de este mes el presidente Mauricio Macri, anunció la extensión de los préstamos a jubilados que pasaron de tener un tope de $60 mil a $80 mil, coincidiendo con una economía cada vez más compleja que se devora los salarios. En la oportunidad, también se amplió el universo de beneficiarios incorporando al acceso crediticio a pensiones no contributivas y beneficiarios de la AUH.
Desde el anuncio la demanda en el organismo fue desbordante y casi la totalidad de los trámites que se realizan en forma diaria son para acceder a los préstamos.

La medida implementada, para Galindo "es  un paliativo para el momento. El aquí y ahora soluciona. Si se sabe emplear bien y se sabe administrar la economía de una casa está bien, pero a lo largo esto complica la situación”, opinó.

Los préstamos de ANSES tienen una tasa del 37%, mucho menor a la que aplican las financieras comunes que oscila en el 100% anual y que llega a exorbitantes montos como el 300% de acuerdo a la financiación; sin embargo es un crédito e implica compromisos de pago para compensar lo que el salario ya no logra alcanzar.

Los préstamos para jubilados y pensionados -de hasta 88 años al momento de cancelar el crédito-, tienen un tope es de $80 mil y se pueden devolver en cuotas que van desde las 24, 48 y hasta 60 meses. Si se solicitan $80.000, podrá devolverlo en 24 cuotas de $5.019,90; 48 cuotas de $3.275,33 y 60 cuotas de $2.941. 

Para pensiones por invalidez, el monto disponible es de $35.000; puede ser solicitado por beneficiarios de entre 18 y 60 años. Por ejemplo, si se solicitan $35.000, se devuelve en 24 cuotas de $2.112,56; o en 36 cuotas de $1.590,82.

Beneficiarios de la AUH que pueden solicitar de $6.500 a $30.000 (el tope es hasta 5 hijos). Los solicitantes pueden tener entre 18 y 60 años. Por ejemplo, si se solicitan $6.500 se devuelve en 24 cuotas de $397,33.

Ofrecen turnos on line

Junto con los nuevos créditos de ANSES, también surgieron los comercios paralelos que ofrecen a través de las redes sociales sacar turnos para acceder a ese beneficio y a otros; sin embargo Galindo advirtió que si bien realizar un trámite on line es totalmente seguro brindar información como clave de seguridad social a una tercera persona implica un gran riesgo a ser estafado y pidió a quienes deseen realizar los trámites no brinden información personal. 

Otras Noticias