la investigación comenzó en 2016 con la denuncia del empresario jorge marcolli

El fiscal federal Santos Reynoso pidió informes a Stornelli

Es para saber si la causa de los 'Cuadernos de la Corrupción' tiene alguna conexión con la investigación sobre la corrupción en la obra pública en Catamarca.
martes, 21 de agosto de 2018 · 04:24

El fiscal federal Santos Reynoso solicitó informes a su par Carlos Stornelli, quien investiga la causa conocida como los “Cuadernos de Corrupción”, para analizar si existe alguna conexión  con la investigación que lleva adelante en Catamarca desde agosto de 2016  por corrupción en el circuito de la obra pública durante la gestión kirchnerista, que incluye la "cartelización" de empresas constructoras e involucra al ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso. 


Según indicó a El Ancasti, Reynoso ya envió el oficio para solicitar la información en momentos en que la causa está en la cresta de la ola. Pretende saber, por ejemplo, si aparece nombrado el ministro Dusso en los cuadernos. 


 El escándalo nacional estalló a partir de la aparición en escena de  Oscar Centeno, chofer de un alto cargo de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Durante 10 años, apuntó en ocho cuadernos escolares cientos de viajes con bolsos cargados de dinero, producto de presuntos sobornos que empresas constructoras pagaban a cambio de contratos con el Estado. 


Una maniobra similar se denunció en Catamarca. En agosto de 2016, el empresario de la construcción Jorge Marcolli involucró a Dusso en un circuito de corrupción y aseguró que entre los años 2003 y 2004 éste lograba conseguirles obras a empresarios amigos a cambio de un retorno del 3% del monto total de la obra.


 En una entrevista con El Ancasti,  Marcolli recordó que en aquel momento político, Néstor Kirchner había asumido la Presidencia de la Nación y el extinto dirigente Armando "Bombón" Mercado encumbró a Dusso como referente del sector de la construcción. En  esa condición, el  ahora ministro creó la Asociación de Empresas Contratistas del Estado, que funcionaba como una  Cámara paralela. 
"Empieza a repartir viviendas (a los empresarios); no se podía ejecutar viviendas si uno no estaba de acuerdo con Dusso. Y como yo tengo una forma especial de ser, decidí que si yo trabajo no decido participarle a nadie", había expresado el  empresario. 


El mecanismo requería que los constructores que accedían a la obra pública depositaran un retorno que iba directo al Gobierno nacional gracias a la participación del ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, y del ex secretario de la Vivienda de la Nación, Luis Bontempo, ya fallecido.
Según la denuncia de Marcolli, Nación depositaba un adelanto financiero en una cuenta corriente especial, en la que no había intervención de los organismos provinciales. Estos movimientos bancarios se habrían probado en la investigación. Al día siguiente del depósito, los empresarios debían retirar un monto de entre el 3 y el 5% de lo transferido y llevarlo hasta la oficina de Dusso, quien llevaba el dinero hasta el aeropuerto Felipe Varela y lo entregaba a un enviado de López.


Marcolli relató que por negarse a participar del circuito de retornos le desadjudicaron una obra para construir viviendas. El empresario catamarqueño viajó a Buenos Aires y tuvo la oportunidad de encontrarse con el ex secretario José López,  uno de los últimos arrepentidos en la causan la causa por los cuadernos de las coimas.


"Me presento y le digo que me habían adjudicado viviendas en terrenos propios y me dice: 'Mire, usted no entregó lo que tenía que entregar por las licitaciones anteriores; si no paga esa deuda no hay viviendas. Véalo a Dusso'". Yo le reclamé y le dije que no iba a pagar una fortuna", contó a El Ancasti, 
"Era un 3% del monto de la obra, era un platal para mí. Yo no estaba de acuerdo con entregar comisión y además yo trabajo barato, no había posibilidad de pagarlo. En ese momento, empecé a discutirle a López, era un hombrecillo diminuto, tal como se ve en la tele y me dijo: 'Se retira ya'. En ese momento me resisto para que me escuche, él toca un timbre y dos policías me sacaron del despacho”, contó Marcolli. 

 

La causa 

- Agosto de 2016: Tras la denuncia de Marcolli, la fiscalía federal, a cargo de Santos Reynoso, inició una investigación de oficio.


- Diciembre de 2016. La Fiscalía recibió la documentación referida a la licitación de las 1.300 viviendas efectuadas por el Gobierno provincial en marzo de 2012. En aquella oportunidad, salieron a luz sugestivas coincidencias entre un listado de empresas constructoras que iban a ser beneficiadas en la distribución de viviendas y que circuló en los días previos al acto licitatorio, y la nómina definitiva de las empresas adjudicatarias que se dio a conocer después.


- Marzo de 2017:  Un ex  funcionario de la gestión del FCS de los organismos de Vivienda declaró que conocía de la existencia de la Asociación de Empresas Contratistas del Estado, una entidad paralela a la Cámara de la Construcción. Según el ex funcionario, esa institución "coordinaba” todo lo relacionado con las licitaciones que llegaban para Catamarca, pero dijo desconocer algún tipo de maniobra irregular como el pago de retornos para la Nación. 


- 9 de febrero de 2018:  La Fiscalía Federal resolvió citar a prestar testimonio a 28 empresarios que resultaron beneficiarios por obras de viviendas entre 2004 y 2006, período en el que se investigan los delitos de corrupción denunciados por el empresario Jorge Marcolli. 
 

Otras Noticias