ahora recibió más de un millon y medio de pesos más

El Estado sigue financiando a AICAT con sumas millonarias

La empresa es utilizada por el Ministerio de Producción para evitar trámites burocráticos.
lunes, 20 de agosto de 2018 · 04:06

Una vez más, el Estado debió salir a financiar a alguna de sus deficitarias empresas. En esta oportunidad fue AICAT (Agroindustria Catamarca), que ahora recibió más de un millón y medio de pesos.

Con este desembolso, la empresa que desde la Provincia se la define como "el brazo ejecutor del Ministerio de Producción", ya recibió cerca de $60 millones desde que fue creada en 2012.
AICAT es utilizada por el Ministerio de Producción para ejecutar proyectos evitando los trámites administrativos que tendría que afrontar si los hiciera por sí mismo.

El último aporte para la firma estatal se conoció en la edición del viernes del Boletín Oficial a través de tres resoluciones del Ministerio de Producción. Los tres instrumentos fueron emitidos entre abril y mayo.

$60 millones

Es el dinero que ya desembolsó el Estado a AICAT desde su creación en 2012. La firma es considerada "el brazo ejecutor del Ministerio de Producción".

La primera resolución autoriza el desembolso de $ 750.000 que están destinados a "inversiones necesarias para la Cooperativa de Tamberos Limitada (COTALI LTDA) y a la Dirección de Administración, Finanzas y Personal del Ministerio, a realizar la transferencia de $75.000, en concepto de gastos operativos".

La segunda habilita el depósito en las cuentas de AICAT de $644.028, destinados "al proyecto de inversión para el frigorífico ubicado  en la localidad de Chumbicha".

La tercera es por $550.000 y también es para el frigorífico de Chumbicha.

Anteriormente, el Ministerio de Producción había girado otros $6.050.000 a AICAT que también tenían como destino afrontar el déficit del frigorífico. En esa oportunidad, lo hizo a través de cuatro resoluciones que fueron publicadas en mayo pero que fueron emitidas en febrero.

El frigorífico de Chumbicha hoy depende en forma directa de AICAT. Anteriormente y cuando se firmaron las resoluciones, era propiedad de la firma Tolerance S.A.

Desde su puesta en marcha, el frigorífico siempre tuvo problemas para poder funcionar y requirió la ayuda del Estado en forma continua. Finalmente, la Provincia le quitó la concesión a la empresa privada que la había ganado por varios incumplimientos y le dio el control a AICAT hasta tanto se consigan otros capitales privados que se quieran hacer cargo del emprendimiento.

En los últimos meses, los empleados del frigorífico realizaron cortes de ruta reclamando el pago de un subsidio que le pagaba el Ministerio y solicitaban ser absorbidos por el Estado. AICAT inició un proceso de licitación que concluyó el 21 de mayo con la apertura de sobres, pero no recibió ofertas. Ahora, volverá a intentarlo llamando a concurso, pero para proyectos productivos.

Para su puesta en valor, AICAT realizó una serie de inversiones en el predio del frigorífico como el cierre perimetral.